Yavería 2017: El poder del apoyo mutuo
Foto por Mateo Rueda | Noisey Colombia

Yavería 2017: El poder del apoyo mutuo

Cuatro días de fiesta. Cuatro lugares en la ciudad y una solo grito de festejo.
Mateo Rueda
fotografías de Mateo Rueda
Pablo  David G
fotografías de Pablo David G

La semana pasada Bogotá vivió un maratón musical impresionante. Había que debatirse entre al menos cinco opciones de fiesta desde el martes hasta el sábado. Todos los escenarios del circuito de música en vivo estaban activados y sumado a esto los showcases del Bogotá Music Market, la apertura de Marino Submarino -la nueva encarnación de Latora 4 Brazos, el aniversario de Polen Records, la visita de Jeff Mills, y un montón de eventos que hicieron que en cada esquina de Chapinero y varios puntos de la capital, se diera una descarga brutal de sonidos varios.

Publicidad

Dentro de todo esto, también se realizó la séptima edición del Festival Yavería, una iniciativa creada desde la premisa del Apoyo Mutuo donde se involucraron el arte, la gastronomía y por supuesto: la música. Cuatro escenarios estuvieron a disposición para recibir presentaciones íntimas como la de Tunacola, Dromedarios Mágicos y Loli Molina en RPM Records. Otros con una convocatoria un poco más grande y fluída de público como Këa que el viernes recibió una descarga de punk en la que fueron protagonistas Tumbas con su death rock y Peste Mutantex con un show impecable; y por otro lado El Mero Mero, un acogedor lugar donde el viernes la psicotropicalia tuvo su momento con Numasbala y el cierre maravilloso con Los Yoryis que le dieron el toque ácido a una cumbia hardcore con una guitarra diluida en lisergia pura. Allí mismo, el sábado, representantes del rock alternativo capitalino como Whites y Cold Tropics, demostraron una cara cada vez más visible de ese underground indie que se está cocinando en Bogotá.

Y cómo olvidar las noches en el Auditorio Lumiere donde desde el miércoles, día de la apertura, primaron los beats experimentales, el meneo de cabeza y la fiesta. Atractor, Las hermanas, TSH Sudaca y Hety & Zambo dieron los primeros golpes contundentes en una fiesta que se alargó de miércoles a sábado, siendo el Pacífico protagonista el viernes con una descarga de misticismo y ancestralidad con Pangurbes y los Ciudeblos, que calentó la noche para el fiestón que desató Mi Raza a punta de bunde, chirimía y farra caliente sellada finamente por DJ Walaa. Al día siguiente y en la jornada de cierre la noche tuvo su lado contemplativo e hipnótico con Magallanes, camaleónica con Tunacola, enigmática con el dub criollo de Cerrero y derrochadoramente alegre con la champeta bacana de Tribu Baharú.

Publicidad

Cuatro días de festival, esto fue lo que vimos y vivimos en el Festival Yavería 2017, un espacio para la celebración colectiva, para el apoyo mutuo y el crecimiento de la escena artística bogotana:

Foto por Mateo Rueda

Foto por Mateo Rueda

Foto por Mateo Rueda

Foto por Mateo Rueda

Foto por Mateo Rueda

Foto por Mateo Rueda

Foto por Mateo Rueda

Foto por Mateo Rueda

Foto por Mateo Rueda

Foto por Mateo Rueda

Foto por Mateo Rueda

Foto por Mateo Rueda

Foto por Mateo Rueda

Foto por Pablo David G.

Foto por Pablo David G.

Foto por Pablo David G.

Foto por Pablo David G.

Foto por Pablo David G.

Foto por Pablo David G.

Foto por Pablo David G.Foto por Pablo David G.

Foto por Pablo David G.