sexo

Esta pareja lleva 16 años follando en un escenario

Actúan cada noche en un escenario giratorio delante mirones y turistas.

por Djanlissa Pringels
11 Septiembre 2019, 3:45am

Fotos: Raymond van Mil 

Este artículo se publicó originalmente en VICE Países Bajos.

Casa Rosso es un teatro erótico de Ámsterdam en el que se hace un espectáculo sexual de 90 minutos compuesto por nueve números. Las actuaciones son variadas: desde una mujer fumando un cigarro con la vagina, hasta una dominatriz que humilla a un voluntario del público.

Otros dos actores son Erica y Udy, quienes, durante los últimos 16 años, han estado practicando sexo en directo en un escenario giratorio frente a turistas, parejas y hombres con abrigos soblados sobre su regazo.

Su espectáculo va más o menos así: Udy entra al escenario y comienza a practicar un cunnilingus Erica. Luego tiene una erección y practican el sexo al ritmo de la música. Él la penetra de cuclillas con las piernas abiertas, o mientras ella se balancea sobre sus brazos y él la gira en el aire. Después de unos ocho minutos, las cortinas se cierran y comienza el siguiente acto. Aproximadamente una hora y media después, Erica y Udy están de vuelta en el escenario.


MIRA:


Aunque pueda parecer que practicar sexo placentero varias veces al día es genial, probablemente sea un trabajo bastante difícil. Para saber exactamente hasta qué punto lo es, me reuní con ellos después de uno de sus espectáculos, el primero de la noche. Udy estaba un poco gruñón cuando bajó del escenario. "Primero necesita comer algo", dijo con una sonrisa Erica. Una vez con el estómago lleno, estaba de mucho mejor humor y me contó cómo ambos llegaron a los Países Bajos en 1989: Erica de Liberia y Udy de Curazao. Llevan juntos casi 20 años.

VICE: Después de salir durante tres años, ¿por qué decidisteis hacer esto? Erica: Siempre pensamos que sería divertido trabajar juntos, abrir una panadería o tener nuestro propio negocio. Pero finalmente nos inscribimos en una agencia de modelos eróticos.
Udy: En ese momento no sabíamos que acabaríamos practicando sexo en vivo. Al principio nos pidieron participar en una telenovela erótica. Nos dijeron que teníamos que hacer una audición en algún país de Europa del Este, pero todo eso podría llevar meses. No quería esperar, así que pregunté si podíamos hacer un espectáculo en vivo. Casi sin darnos cuenta, estábamos en Casa Rosso un jueves por la noche, viendo uno. Poco después, hicimos una audición.

1551866342499-2019-02-21-22-51-57-0104

¿Cómo os fue en la audición?
Udy: Fatal.
Erica: Todo lo que pudo salir mal, salió mal.
Udy: No puedes prepararte para el momento en el que te vas a desnudar frente a un grupo de extraños por primera vez. Tenía una erección hasta el momento en que tuvimos que subir al escenario. Se abrió el telón y ahí estaba yo, en pelotas frente a un montón de gente y de repente mi pene empezó a actuar de forma muy extraña: estaba erecto, pero tirando hacia adentro al mismo tiempo.
Erica: Yo era mucho más tímida de lo que imaginaba. Descubrí que el sexo en el escenario es muy diferente a cuando lo practicas en casa.

Entonces, ¿en casa no haces ese tipo de sentadillas o bailes rítmicos?
Udy: Nuestra cama no gira.
Erica: Y el sexo en casa es mucho más íntimo.

¿Cómo es follar en público?
Erica: Da un poco miedo. En el escenario, soy como un caballo con anteojeras: evito todo contacto visual con el público, soy demasiado tímida. Cuando alguien me hace una foto, nunca miro directamente a la cámara. Sin embargo, oigo muchas cosas y me enfado mucho cuando las mujeres se ríen a carcajadas en primera fila.
Udy: Soy un verdadero exhibicionista. Me gusta que me miren, así que me fijo mucho en el público para ver quién me está mirando. Sin embargo, tengo que mantener la concentración para no perder la erección. El otro día, había una pareja sentada en primera fila y la mujer no llevaba ropa interior. Cada vez que miraba al público, su novio la tocaba y ella abría las piernas. En un momento así, tengo que concentrarme mucho para ignorar ese tipo de cosas, porque no puedes controlar al público, y aunque hacemos múltiples espectáculos cada noche, es diferente cada vez.

1551866276519-2019-02-21-22-11-42-0016

Practicáis sexo en el escenario varias veces cada noche. ¿Cómo os mantenéis físicamente? Udy: Bueno, depende de cómo me sienta. Cuando me siento bien, todo funciona y lo disfruto. Pero cuando no me siento bien, o no he comido bien, o no estoy en mi mejor momento mentalmente, tengo que concentrarme mucho más. Ni la Viagra me ayuda en esos momentos.
Erica: Udy no necesita Viagra la mayor parte del tiempo. No tiene una erección inmediata, pero en cuanto se echa sobre mí, se le pone dura. Es el tipo de persona que no se excita hasta que la mujer está disfrutando. Y afortunadamente no se corre cada vez, de lo contrario tendríamos que llamar a una ambulancia al final de la noche.

Aun así, ¿también lo hacéis en casa?
Erica: Buena pregunta [Risas] ¡Por supuesto que lo hacemos en casa!
Udy: Siempre he sido un monstruo con una gran libido, nací para este trabajo. Para mí, es raro que no tenga ganas de ir a trabajar, y por la noche no me hace falta que Erica me incite a seguir. Afortunadamente, nunca peleamos, porque eso dificultaría el trabajo.
Erica: Estamos juntos y nos divertimos, lo cual no es algo que se pueda hacer en otros trabajos. Y este trabajo realmente ha sido terapéutico para nosotros de alguna manera, porque tenemos que disfrutar uno del otro cada noche y tener intimidad.

1551866217015-2019-02-21-22-15-46-0042

No creo que ver a un montón de turistas riéndose de tu cuerpo desnudo sea muy terapéutico.
Erica: Probablemente pienses que es como una carnicería, donde estás siendo juzgado, pero no lo siento así. Si fuera modelo desfilando por una pasarela sí me sentiría juzgada. Pero las personas que vienen a ver nuestro espectáculo están viendo algo completamente diferente. Soy muy tímida en mi vida diaria, y en esto he encontrado una forma de expresarme en público. Sé que es un poco extraño.
Udy: Como dije, soy exhibicionista; de lo contrario no podría hacer este trabajo. No es algo que puedas hacer si no te gusta. Es como si hubiera convertido mi hobby en mi profesión.

¿Alguna vez os habéis sentido vulnerables o inseguros en el escenario?
Erica: No, la verdad es que no.
Udy: Bueno, ella se siente segura conmigo, pase lo que pase. Si algo saliera mal, tengo que ser un hombre y protegerla. A algunos compañeros de trabajo les han tirado cubitos de hielo. Nadie se atrevería a hacerme eso.

1551866380871-2019-02-21-22-48-00-0078

Vuestro trabajo parece genial.
Erica: Nos equivocamos constantemente. Pero luego pienso que Rihanna y Beyoncé también se equivocan a veces.
Udy: A veces he pensado en dejarlo, pero eso pasa con todos los trabajos. Y cuando mi hijo entró en la pubertad, ya no quería que hiciéramos cosas en televisión. Estaría viendo la tele y de repente vería a su padre tener relaciones sexuales con su novia. En ese momento, dejamos de hacer apariciones en los medios.
Erica: Hemos estado haciendo esto durante 16 años, y este trabajo nos ha permitido hacer muchas cosas. También le da de comer al niño, así que no me puedo quejar.

¿Os dedicaréis a esto el resto de vuestras vidas?
Udy: No quiero seguir haciendo esto para siempre. Pero es diferente a ser un actor porno: tienes un buen salario mensual y cierta estabilidad. Pero me gustaría probar algo diferente algún día.

Erica: Me gustaría tener mi propio negocio, preferiblemente una tienda en línea. Gracias a este trabajo puedo ahorrar, así no tendré que pedir un préstamo cuando empiece el negocio. Por el momento, estoy increíblemente agradecida.

Suscríbete a nuestra newsletter para recibir nuestro contenido más destacado.

Tagged:
Amsterdam
entertainment
VICE International
VICE Netherlands
Casa Rosso