Este fotógrafo ha retratado Madrid y Barcelona con una Game Boy Camera

Hablamos con Davit Ruiz, fotógrafo y autor de '118x112 píxeles'.

|
21 Febrero 2019, 4:55am

Todas las fotografías © Davit Ruiz

"Las cosas se pueden hacer de muchas maneras, pero sin lugar a dudas la mejor forma de hacer las cosas es la que a uno mismo le apetece". Lo dice Eme Rock en el texto que acompaña las fotografías de Davit Ruiz en 118x112 píxeles. Y lo dice porque un día al fotógrafo madrileño le apeteció comprar una Game Boy y una Game Boy Camera en el rastro y ponerse a recorrer las calles de Madrid y Barcelona haciendo lo que normalmente hace, fotos, pero con una tecnología bastante menos puntera.

Lo hizo en 2017, casi 20 años después del lanzamiento de la Game Boy Camera, que salió al mercado en el año 98 y cuya posesión te convertía automáticamente en el puto amo del recreo. Se trataba de una cámara rotable que se acoplaba a la Game Boy y tenía una lente de 30 milímetros capaz de disparar imágenes monocromáticas con una resolución de 118x112 píxeles. Imágenes que después se podían animar en stop motion e imprimir en papel térmico gracias al Game Boy Printer.

El resultado de este experimento es una colección de fotografías en cuatro tonos, los únicos que es capaz de procesar este accesorio de Nintendo, recopiladas en un fanzine, 118x112 píxeles, y que podrán verse en primavera en el Centro de Arte y Tecnología Etopia de Zaragoza.

game boy camera fotos

VICE: Hola, Davit. ¿Cómo y por qué se te ocurre ponerte a hacer fotos con una Game Boy?Davit Ruiz: Llevaba tiempo queriendo hacer fotos con cámaras "malas", por hacer algo que me hiciera pensar y crear de forma diferente. Buscando vi que la Game Boy Camera era un "juguete" al que nunca jugué en la infancia pese a haber tenido Game Boy, así que me puse a buscar una y a plantearme qué podía hacer con ella. No la tenía así que compré una en el rastro de Madrid y otra en una tienda de videojuegos vintage.

turistas barcelona madrid game boy camera fotos

Las fotos que se sacaban con la Game Boy Camera se imprimían en papel térmico con otro accesorio, el Game Boy Printer. Imagino que no sería fácil encontrarlos.
El imprimirlas lo descarté. El papel es caro, ya no existe y la mayoría está en mal estado. Llegué a imprimir alguna, pero después vendí la impresora para comprar una segunda Game Boy Camera. Las fotos las he pasado al ordenador con ayuda de Mario Andrei, colega y entusiasta de estos cacharros. Se conecta el cartucho a otro especial con un cable que va al ordenador, y las fotos se transfieren de la consola por una serie de comandos.

turistas barcelona madrid game boy camera fotos

Las imágenes están tomadas entre Madrid y Barcelona y en varias de ellas se adivinan turistas. ¿Por qué elegiste estos escenarios y por qué la foto de calle para este trabajo?
Quise hacer las fotos una Semana Santa en la que pasé varios días en Barcelona por vacaciones. El motivo de la foto de calle es volver a los orígenes de lo que me hizo empezar a fotografiar: salir a la calle, a lo inesperado, a lo incontrolable, y los contrastes de luz y sombra ayudaron a explotar las características de la cámara.

Acostumbrado a trabajar con tecnologías mucho más avanzadas, ¿cómo es disparar en cuatro tonos? ¿Qué dificultades tiene y, al contrario, qué libertad te da?
Tiene las limitaciones que se ven. Solo hay cuatro "colores": blanco, negro y dos grises. Los escenarios con tonos o colores neutros son muy complicados de retratar, la memoria de la cámara es muy limitada y el tamaño del archivo es irrisorio. Si de poco valía por calidad y tamaño imprimirlas cuando salió a la venta, imagínate ahora. Todo eso a la vez son ventajas, te da la posibilidad de simplificar todo el mundo del dispositivo de forma que fácilmente lo hagas tuyo y te permite usarlo con la agilidad de una cámara convencional pero sin sentir que es una cámara.

turistas barcelona madrid game boy camera fotos

¿Te dijo algo alguien cuando te vio por la calle disparar con una Game Boy? O como poco, ¿torcía la peña el gesto?
Creo recordar que nadie me llegó a decir nada. Es más, llegué a acercarme de formas más obvias con este dispositivo que con otros.

En el texto que acompaña a las fotos en el fanzine, Eme Rock habla de que es un "desplante tecnológico". ¿Te lo planteaste así, como un rechazo al avance de la tecnología, rollo fotógrafo ludita?
No me lo planteo como algo ludita porque no reniego de otras herramientas, se trata de forzarme a utilizar dispositivos con los que se hacen fotos pero que ni de lejos se podrían catalogar como "imágenes de trabajo" o cualquier cosa relacionada con llegar a final de mes. Se trata solo de hacer fotos por el placer de descubrir el mundo a través de una cámara, que es por lo que empecé.

turistas barcelona madrid game boy camera fotos

También dice que es "meterse en camisas de 11 varas sin la necesidad de hacerlo".
Las camisas de once varas son porque intentamos que todo nos valga para un fin laboral o de cara a los demás, por crearnos y curtirnos una imagen. Y esto no tiene nada que ver en ello, es un proyecto 0% comercial y sin ninguna aspiración a serlo, lo mismo que en el plano artístico. Lo hice como una pulsión personal, sin ninguna profundidad en primera instancia. El resultado fue un fanzine tamaño A6 y fotocopiado, pero el verdadero gozo vino al hacer las fotos, al dar vueltas por las calles como solía hacer. Es más, las semanas después de dejar de usar la Game Boy echaba de menos esos contrastes extremos que da el dispositivo.

turistas barcelona madrid game boy camera fotos

Es la eterna discusión pero, ¿qué crees que os ha aportado a los fotógrafos el desarrollo tecnológico y los avances de la industria y qué crees que os ha quitado, qué consideras que se ha perdido si es que se ha perdido algo?
La tecnología nos ha beneficiado en el entorno laboral, en la calidad en las herramientas, en los acabados finales, en los soportes y en la forma y manera de comunicar. Pero la capacidad es la misma y esa capacidad, junto a la creatividad, la tenemos que poner nosotros. En pintura u otras artes nadie pregunta "Oh, eres un pintor, ¿pero de óleo o de acuarela?" En la foto pasa igual. Claro que hay herramientas más peculiares que otras, pero por eso mismo en algunos momentos elegimos un soporte u otro dependiendo de la intención y la finalidad.

1550677054150-mdr_gameboycamera009

La Game Boy Camera fue diseñada para jugar pero, ¿tiene algo de juego cualquier hecho fotográfico, la fotografía en sí misma?
Claro que sí. Como una vez le oí decir a José Manuel Navia, el momento de fotografiar debe de ser instintivo, sacar aquello que somos, y el juego consiste en eso. El antes y el después tiene que ser premeditado, pero en el momento de disparar, la cámara debe de ser una extension de nuestro corazón.

Sigue a Davit Ruiz en @davitruiz. Para conseguir el fanzine, escribe a hola@davitruiz.com

Sigue a Ana Iris en @anairissimon.

Suscríbete a nuestra newsletter para recibir nuestro contenido más destacado.