VICE NOTICIAS

Peña Nieto dinamitó la versión oficial sobre la Casa Blanca: Daniel Lizárraga

El presidente de México admitió en televisión abierta que él y su esposa compraron la residencia de las Lomas de Chapultepec. VICE habló con uno de los autores de la investigación que cimbró al gobierno.
23.8.18
Dos años después del escándalo, Enrique Peña Nieto pidió perdón a los mexicanos porque la Casa Blanca había lastimado la investidura presidencial. Ese día promulgó las Leyes del Sistema Nacional Anticorrupción. Foto: Cuartoscuro.com

Artículo publicado por VICE México.

Enrique Peña Nieto lucía incómodo –acaso nervioso, descolocado– frente a las preguntas de la periodista Denise Maerker, quien aquella noche lo increpaba sobre Elba Esther Gordillo, la Reforma Educativa, el exgobernador Javier Duarte, AMLO, el nuevo aeropuerto… Pero el momento estelar llegó cuando el propio presidente de México habló de la Casa Blanca de las Lomas de Chapultepec, aquella propiedad que, según la versión oficial, había sido adquirida por su esposa Angélica Rivera con ingresos provenientes de su carrera como actriz. El mexiquense lució aun más incómodo cuando admitió que uno de sus principales errores había sido no saber explicar ese tema que, dijo, tanto le dolía.

Publicidad

Al admitir en televisión abierta que la compra la habían realizado su esposa y él en conjunto, Peña Nieto terminó dándoles la razón a Daniel Lizárraga, Rafael Cabrera, Irving Huerta y Sebastián Barragán, autores de La Casa Blanca de Enrique Peña Nieto, un reportaje de investigación que reveló un conflicto de interés en la adquisición del inmueble, ya que estaba involucrado uno de los contratistas más favorecidos por el gobierno.

VICE conversó con Daniel Lizárraga, uno de los cuatro autores del reportaje que cimbró el sexenio al desencadenar una avalancha de críticas y una investigación gubernamental contra el presidente de México. “Queda muy retratada cómo, desde la máxima instancia del país, trataban de ir tapando los hoyos que ellos mismos abrían y que nosotros los periodistas les descubríamos”, comenta el jefe de información en Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI) y excoordinador de la unidad de investigaciones especiales de MVS, la radiodifusora que no quiso publicar el reportaje que terminó saliendo en Aristegui Noticias, el portal web de la comunicadora que comandó aquel equipo de trabajo.

Angélica Rivera no actuó sola

A pesar de que durante todo el sexenio trataron de excluirlo de toda responsabilidad, el presidente por su propia boca usó en dos ocasiones el plural para comentar que él intervino en la compra del inmueble ubicado en Lomas de Chapultepec, un lujoso barrio de la Ciudad de México.

Para el periodista, queda claro que la estrategia del gobierno fue desvincular a Peña para tratar de “amortiguar” las consecuencias y para eso usaron a Angélica Rivera. “El hecho de que el presidente haya dicho que se arrepentía de haber involucrado a su esposa es muy significativo porque está dando a entender que se equivocaron en su estrategia de defensa y que prácticamente dejaron que ella recibiera todas las críticas”, explicó Lizárraga.


Adiós a Los Pinos. Los manteles largos de Peña Nieto.


La revelación de Peña Nieto es un golpe más en el ocaso de su administración, y a decir de Lizárraga, la presidencia de la República queda muy mal parada pues “el propio Peña Nieto dinamitó la versión oficial de la Casa Blanca”, en buena parte porque, al decir en un par de frases que no todo era responsabilidad de Rivera, quien prácticamente fue linchada en redes sociales luego de salir a explicar que ella era dueña de la Casa Blanca y que la había comprado con su patrimonio.

Sobre el caso de MVS, que sacó del aire a Carmen Aristegui y su equipo por supuestamente violar los derechos de autor de la radiodifusora, Lizárraga dijo que tendrán que asumir la responsabilidad de no haber permitido que saliera en su frecuencia una investigación de tal magnitud. “En pocas palabras ellos se lo perdieron”, comentó a VICE.

¿El presidente mintió?

Aunque por primera vez habla de una compra conjunta, el presidente sigue negando que hubiese conflicto de intereses y afirmó que, para que haya el delito, se tuvo que haber concretado la obra del Tren México-Querétaro. Sin embargo, para el periodista que coordinó el equipo de reporteros de Aristegui Noticias, ese argumento resulta muy endeble, pues el principal señalamiento es que Grupo Higa, del empresario Juan Armando Hinojosa, y el consorcio de trenes China Railways Construction ya habían ganado la licitación.

“Habían ganado la licitación sin oponentes. Entonces me parece que ahí estaba el conflicto de intereses, mucho antes de que se construyera el tren. El tren era la consecuencia de haber ganado la licitación, y el hecho es que les dieron la licitación”, afirmó a VICE.

Publicidad

Cuestionado sobre las implicaciones que podría tener el cambio de discurso, el también docente en el Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE), apuntó que el presidente no dijo toda la verdad en la investigación realizada por la Secretaría de la Función Pública (SFP), encabezada por Virgilio Andrade.


La poesía de la derrota: Estos contratistas ganaron más que AMLO.


“No soy abogado y habría que preguntar qué consecuencias habría, pero está claro que cuando la SFP abrió una investigación especial sobre conflicto de interés, hubo un interrogatorio a Enrique Peña Nieto donde él dice que no tiene absolutamente nada qué ver con la casa, que era un asunto solamente de su esposa (…) el presidente de la República no dijo toda la verdad o en su caso mintió en una investigación oficial, eso me parece muy delicado”, señaló Lizárraga, también autor del libro La corrupción azul.

–El hecho de que Peña Nieto aceptó de alguna forma que estuvo involucrado, ¿podría considerarse como una reivindicación para la investigación que realizaron hace cuatro años?

–Sí, es una reivindicación y también es un tema que no nos equivocamos en el foco del reportaje, decíamos que era la Casa Blanca de Peña Nieto, y toda la versión que se ha venido tratando de empujar, pues el propio presidente la ha puesto muy clara con un par de frases, yo no sé si era consciente de lo que dijo, pero de alguna manera o explícitamente ya quedó plasmado ahí, y es muy difícil de refutar, ahí están los videos que están pululando en las redes sociales en este momento.

La nueva Casa Blanca

El reportaje que puso a temblar al gobierno de Peña Nieto no terminó con la posterior publicación de un libro, sino que los autores siguieron escarbando y pronto se publicará una versión actualizada de la investigación que les valió el Premio Gabriel García Márquez de Periodismo 2015 de la Fundación Nuevo Periodismo Iberoamericano (FNPI).

Cuestionando sobre lo que podemos esperar de esta versión remasterizada de La Casa Blanca de Enrique Peña Nieto, tomando en cuenta las recientes declaraciones del mandatario, Lizárraga indicó que se enfocaron en responder tres dudas fundamentales: ¿Qué ha pasado con la casa? ¿Qué ha pasado con la empresa? y ¿Qué ha pasado en el medio ambiente político-social después de que salió el reportaje?

“Tratamos de resolver esas tres preguntas, algunas son del dominio público, pero han salido en trozos, sobre esas profundizamos y desde luego que hay datos nuevos sobre el empresario y la forma en que se ha manejado el tema de la casa”, dijo Lizárraga a VICE.

Publicidad

Frases textuales de Peña Nieto durante el noticiero televisivo de Denise Maerker:

“Me lamenté haber involucrado a mi esposa en la explicación del tema (Casa Blanca); si me dijeras ¿la hubieses vuelto a involucrar?, (diría) no, porque ella no correspondía, ella no es funcionaria, no es servidora pública, ella tiene su propia trayectoria y la involucré, porque era ella, de forma, como matrimonio que estábamos haciéndonos de una nueva casa”.

“El supuesto conflicto de interés que suscitaba era sobre un proyecto de una obra que se iba a realizar y nunca se realizó, donde se genera el conflicto de interés en el proyecto del empresario que entonces nos estaba vendiendo la casa, de este grupo, era parte de un conjunto de empresas que se habían agrupado para hacer el tren México-Querétaro”.

Enrique Alvarado en Twitter: @kikin_agz

Sigue a VICE News En Español en Twitter: @VICENewsEs