La pesadilla inmobiliaria

La pesadilla inmobiliaria del mes: comparte habitación por 1.025 euros al mes

Una especie de Airbnb de lujo para estudiantes que demuestra hasta dónde llega la pesadilla inmobiliaria.
26 Julio 2018, 4:00am
Pesadilla inmobiliaria
Todas las imágenes vía Idealista

'La pesadilla inmobiliaria del mes' es una sección en la que denunciamos los abusos más flagrantes y los pisos más sorprendentes del mercado inmobiliario en España. Si te has topado con algún palacio similar, escríbenos a esredaccion@vice.com.

¿Qué es?: Un estudio de 25 metros cuadrados, dos camas y dos escritorios enfocado al alquiler para estudiantes. Eso sí, no apto para todo tipo de estudiantes.
¿Dónde está?: Aunque no da la calle exacta, explica que se encuentra en la zona del barrio de Salamanca, desde alguna habitación se ve el Colegio del Pilar (uno de los más elitistas de Madrid). No anda muy lejos de las míticas calles de Serrano y Velázquez. Por lo menos está en un lugar acorde al precio que tiene.
¿Qué se puede hacer por ahí?: Como actividad típica de los estudiantes, podrás tomar cervezas en los lugares más caros y exclusivos de Madrid. Tampoco pilla mal para ir de compras por la milla de oro y hacerse con una sortija de 2.500 euros. También hay muchas clínicas privadas por la zona, sobre todo para ojos, dientes y estiramiento de pieles, esto último es por si se alarga la carrera.
¿Cuánto cuesta?: Esto es lo peor de este sitio, el atraco que le meten al inquilino. Vale 1.023 euros al mes, una cama. Es decir, se pagarían 1.023 euros por compartir habitación con otro estudiante.

1532510472384-Estudiantes-2

Cuando en 2002 llegué a Madrid para estudiar periodismo tuve la duda de todos los estudiantes que aterrizan en la capital: ¿piso o residencia? Fue lo segundo. Por si alguien no lo conoce, el mundo de las residencias y colegios mayores en Madrid funciona igual que una organización secreta: solo accedes si conoces a alguien de dentro.

Después de varias entrevistas infructuosas y viajes a Madrid conseguí una cama en una habitación compartida de una residencia, recuerdo el precio: 544 euros al mes con desayuno, comida y cena. Me pasaba a menudo que lo veía bastante caro y de repente dejaba de alternar y me ponía a estudiar pensando en el esfuerzo que estaban haciendo mis padres. Por eso, al ver esto, he alucinado.

1532510477737-Estudiantes-3

Sorprende mucho el anuncio porque en las fotos se aprecian unas habitaciones modernas y bastante coquetas. Parecen tener buenas calidades, estanterías generosas, suelos de madera, la pinta es buena y bastante atractiva para cualquier persona interesada en estudiar en Madrid. Tienen también su escritorio, su flexo para empollar, y como no, una de esas sillas de diseño que puedes encontrar en cualquier cafetería de Malasaña. Y digo que sorprende porque lo raro de este lugar es que se trata de habitaciones dobles, es un espacio que tiene buena pinta pero no hay que olvidar que estaríamos compartiendo habitación con otra persona.

Los problemas serios aparecen cuando uno lee la descripción y la analiza con cierta distancia. No pasa nada por ofrecer una residencia estudiantil de calidad diferencial y algo más cara de lo que marca el mercado, pero cobrar 1.023 euros por cabeza y sacarle 2.046 euros al mes a dos chavales por 25 metros cuadrados es demasiado.

1532510486066-Estudiantes-4

Entonces pensé que quizás es que algo muy bueno se incluía en los servicios, ¿es lógico pensarlo, no? Pues leed con atención: los 1.023 euros incluyen: seguridad y control de acceso al edificio, internet, agua y ALOJAMIENTO.

Sí, con dos huevazos te incluyen el alojamiento entre los servicios por pagar 1.023 por un compartir una habitación. Suena a cuando en un examen no te sabías una pregunta y empezabas a separar las palabras para intentar ocupar el máximo espacio posible sin decir nada que pudiera perjudicarte.

1532510728966-Bano

Otro de los extras que me ha gustado mucho es el siguiente: "cafetería para comidas, desayunos, cafés, estudios, trabajo con iPad y capuchinos". Que si llevas una tablet que no sea de Apple no puedes sentarte, y si pides un café con hielo tampoco puedes trabajar, podrás ver el Tour de Francia, pero trabajar solo se hace con capuchinos y iPad.

Por 1.023 euros al mes lo mínimo es que fueran algo más creativos y pusieran algo así: “cafetería con porras y churros madrileños por la mañana, luego hay bocadillo de calamares, torreznos caseros, gallinejas, pacharán de primeras marcas y combinados nacionales y premium. Se dan todos los partidos de fútbol”. Más atractivo es, no me lo negaréis.

1532510710041-Estudiantes-5

El inquilino también tiene que poner de su parte, lo deja bien claro: “imprescindible estar matriculado en una universidad, centro de idiomas, Escuela de Negocios, Máster o cualquier otro proceso académico”. Aquí se disparan las preguntas en cuanto a la rigurosidad que puedan exigir. No es lo mismo vivir ahí para hacer cuarto de ingeniería naval que pedir alojamiento para hacer un cursillo de fin de semana en un pueblo de Madrid, por mucho que luego pongas en el currículum has sido “Foreign Professor in Harvard”, o en Aravaca.

1532510423257-Captura-de-pantalla-2018-07-24-a-las-235810

Aún no hemos llegado a lo peor, porque esto va a peor cuanto más lees. Te dan la opción de pagar un servicio adicional de manutención que va desde los 239 hasta los 345 euros al mes. Y lo hacen bajo este potente gancho comercial: “Tendrás a tu disposición un servicio gastronómico delicioso y saludable, con desayunos, brunch, comidas y cenas, ideal para los foodies”.

Estudiantes foodies que hacen brunch y comen de manera saludable, o ha cambiado mucho la vida o esta gente no conoce a los estudiantes. Háganme el favor de poner una bufé libre de pizzas de Casa Tarradellas y su residencia será una referencia en Madrid, pero no escriban esas cosas tan feas sobre los estudiantes.

1532510719297-Sala-de-juegos

En definitiva, es verdad que estamos ante un sitio que supera cualitativamente a su competencia, viendo las fotos de los espacios comunes queda bastante claro. Luego está la cosa de que cada uno es libre de gastarse su dinero, o el de sus padres, como quiera, faltaría más, pero nuestra obligación es decirle a los lectores que por 1.023 euros tienes pisos enteros en el centro de Madrid, incluso de dos habitaciones. Por si alguien no quiere compartir habitación.

Suscríbete a nuestra newsletter para recibir nuestro contenido más destacado.