Rumbo al Hell & Heaven, hablamos con Justin Pearson de Dead Cross
Foto por Rich Cook tomada del Facebook oficial de Dead Cross

Rumbo al Hell & Heaven, hablamos con Justin Pearson de Dead Cross

Cualquier proyecto que involucre a Mike Patton se vuelve en automático prioridad para el público mexicano y esta extraña banda no es la excepción.

El punk ya no es lo que solía ser. No podía sobrevivir incólume a la masificación que sufrió a finales de los años noventa, menos al Internet, cuando no solo todos podíamos escuchar la música sino conocer las subculturas donde proliferaron. Un par de clicks y ya sabías todo de Crass, su disquera y su comuna; también de Black Flag, SST y sus oficinas que alguna vez fueron un consultorio dental y todas las demás leyendas que en su tiempo solo se sabían a través de fanzines y conocidos del conocido. De ahí se ha tratado recapturar lo que pudo haber sido vivir en esos tiempos a finales de los setenta y casi todos los ochenta: La desesperación, la energía primitiva y el genio de una juventud encabronada y caliente que solo quería explotar. Muchos han perpetuado géneros y hasta estilos regionales, pero hay otros que se han alejado de los tres acordes para llegar al núcleo de lo que hace del punk algo tan vital para chicos y grandes. Aquí es la cancha donde Dead Cross juega.

Publicidad

Tan improbable como pareciera, en 2017 salió el debut de un súper grupo de músicos muy reconocidos y dándonos uno de los discos más punk de memoria reciente, a pesar de lo que los puritanos podrían pensar. Dead Cross está conformado por Mike Patton, aquel terror detrás de los micrófonos que lo mismo le imprime al versátil Faith No More que al esquizoide Fantomas que a su trabajo con John Zorn, entre otro centenar de bandas. También está Dave Lombardo, baterista original de Slayer con quienes forjó un extremo del metal desconocido antes de su llegada e imitado desde entonces a nuestros días. En el bajo encontramos a Justin Pearson, una figura esencial del underground gracias a bandas que vienen desde los principios de los noventa, como Swing Kids, Crimson Curse, Some Girls, All Leather, Retox y miles más, pero ha sido su trabajo con The Locust, el ente mutante que incluía tanto Napalm Death como Devo en su ADN, entre muchas otras influencias, que lo ha llevado a ser más reconocido. Para terminar está Mike Crain, quien es mejor conocido por su trabajo en Retox con Pearson.

La banda surgió cuando Pearson y Crain coincidieron con Lombardo en una sesión de grabación de un demo producido por Ross Robinson. Poco después, la entonces banda de Dave, Philm, se separó antes de algunas fechas que tenían programadas --algunas con la banda mexicana Descartes A Kant, según comenta Justin en nuestra conversación-- lo cual motivó a algo nuevo con Crain y Pearson, además de Gabe Serbian (The Locust, Retox). Después de algunos ensayos, la banda grabó un álbum, pero una vez terminado, Serbian salió de Dead Cross; al pensar en sustitutos, Dave propuso a Patton como candidato y para sorpresa del resto de la banda, Patton aceptó entrar a la banda. Lo siguiente fue que borraron todas las voces del disco que Gabe ya había grabado sin que Patton supiera sobre el tratamiento o las letras que Serbian había hecho antes. El resultado es una fusión de los diferentes estilos de cada uno de los miembros, así como una dirección muy particular que emana de la visión colectiva de los cuatro, una donde el hardcore no muere, sino se transforma en algo directo a la cara con suficientes influencias avant-garde para no saber a dónde se dirigen las canciones.

Publicidad

En vivo se han convertido en una banda aún más poderosa, algo que veremos en el Hell & Heaven en México el 4 y 5 de mayo en la Ciudad de México. Antes del festival platicamos con Justin Pearson, quien no nada más ha tocado en miles de lugares con sus múltiples proyectos, también sigue siendo uno de los más arduos defensores del Hazlo Tu Mismo tanto con su música como con el trabajo de su disquera Three One G, una de las más raras y divertidas desde ya casi 25 años. De esto y más platicamos en conversación telefónica.

Patton reemplazó a Serbian en la banda y grabó su voz en los tracks terminados. Ahora que ya tuvieron chance de tocar con Mike y estar de gira, ¿cuál es el sentimiento de la banda? ¿Cómo se siente tocar dentro de la banda?
Era muy diferente con Gabe por muchísimas razones pero ahora que el disco salió, somos una banda y tenemos material que la gente ya está conociendo. Siento que la percepción aural de la banda ahora tiene un cuerpo, Dead Cross ya es algo.

¿Cómo ha sido tocar esas canciones en vivo? ¿Cómo han evolucionado las canciones de lo que concibieron en el estudio a presentarlo en el escenario?
Ha sido una evolución constante. Aunque las estructuras de las canciones son bastante simples han cambiado para ser menos crípticas y más musicales. Cuando tocamos en vivo, Patton canta pero yo también canto coros y armonizamos, eso ha hecho que se elevara [el material]. Inclusive ahora que estamos trabajando en nuevo material, tenemos una mejor perspectiva de lo que es la banda y de lo que puede ser. Son diferentes etapas. Cuando las bandas comienzan, típicamente --por lo menos lo ha sido para mi-- hay una pequeña semilla, tienes un grupo pequeño de gente que dice “vamos a formar una banda que suene a [algo que ya existe]” y con suerte, nunca suena como esa semilla inicial, se convierte en algo más original y honesto de lo que querías hacer.

Publicidad

Escuchando las canciones, se han enfocado mucho la gente en Patton y Dave Lombardo, pero tiene un poco más de tu sello, si escuchas a The Locust y Retox…
Eso tiene sentido. Eso tiene que ver con el sonido de Mike Crain con quien toco en Retox y yo también tengo un sonido bastante específico cuando toco el bajo, igual del sonido. Pero creo que puedes escuchar las influencias de todos nosotros y eso se convierte en una cosa. Dead Cross no suena a otra banda de Dave Lombardo ni de Mike Crain.

Por supuesto tú tienes tu manera de tocar y tu sonido, pero cuando tocas con gente diferente o formas una nueva banda, ¿tratas de cambiar tu manera de tocar tu instrumento de manera consciente o más bien lo dejas fluir?
Creo que es un poco de ambos. Usualmente comenzamos con una idea de lo que queremos hacer y luego se transforma en otra cosa dependiendo de las contribuciones de las demás personas. Inclusive, cuando grabamos el disco sabiendo que Mike iba a grabar su voz después, consideramos eso para cambiar algunas partes de las canciones, sabiendo su estilo vocal. Tiene que ver con lo que cada persona traiga consigo a una banda y eso influye en las otras personas con las que toca.s

Viendo videos de la banda en vivo, se ve que es algo muy orgánico para ustedes. Suena a que los cuatro están interconectados y he leído que tratan de recobrar un poco del sentido del punk.
Creo que estoy de acuerdo. Todo ha sido muy orgánico como lo aproximamos, porque no teníamos un plan y mucho menos expectativas de lo que queríamos. Creo que cuando consideramos algo como el punk es muy relevante en el sentido que todos nosotros hemos tenido una influencia muy grande de este género, pero es más bien la influencia de la estética del punk que del sonido del punk en sí. Podemos hacer lo que queramos, puedes ser lo que sea, eso no importa, eso es la estética verdadera del punk, por lo menos para nosotros. Considerando nuestras influencias musicales y artísticas, tiene mucho sentido que creáramos algo como Dead Cross. Con Patton involucrado, desde el principio nos dimos cuenta que él tiene un pensamiento muy punk en todo lo que ha hecho aunque no siempre se escuche como tal. Creo que es muy importante eso para nosotros, colectivamente.

Publicidad

Foto tomada del Facebook de la banda.

Siempre has mantenido una forma muy punk y DIY de hacer todo en lo que te has involucrado. Te quería preguntar cómo ves el papel del punk hoy en día ¿Crees que sigue siendo algo relevante para las bandas nuevas?
La influencia que el punk ha tenido desde mis años adolescentes y a los principios de mis veintes. Como Fugazi…de más chico yo escuchaba mucho a Minor Threat y crecí con Dischord Records, pero también con Fugazi y ellos no parecen el típico grupo de punk. Es lo que me encanta de esa banda, es algo post punk. Desde que estaba joven me influenció mucho cómo operaba esa banda. Creo que siempre he visto las cosas de manera diferente en el sentido de que me atraen las cosas que no suenan a punk pero tienen esa actitud en sus éticas y su habilidad de crear cosas. Inclusive más allá de la música, por eso pienso que el punk es una descripción de la vida, para mi lo ha sido, más que un sonido. Pienso que el arte, música y punk están evolucionando constantemente, al grado que hay cosas que solían ser consideradas punk y ya no lo son porque las éticas del punk han cambiado como ha cambiado el mundo. No siempre será igual.

Hoy en día hay muchos artistas que hablan de DIY y sacan sus propios discos pero al mismo tiempo, hay ciertas herramientas casi indispensables como Spotify o Facebook, te metes en situaciones que bien podrían ser opuestas al punk. Me preguntaba tu opinión sobre cómo piensas que las bandas pueden permanecer punk, ser verdaderamente independiente cuando donde mires existe lo contrario.
Bueno, creo que es algo muy grande. Parte de mi piensa que…yo crecí con la idea de que tenías que buscar para encontrar las cosas que valen la pena. Tenías que comprar la Maximum Rock N’ Roll y tenías que ir a los recintos subterráneos para ver a una banda que no sabías que existía. Esas cosas requerían esfuerzo y cuando encontrabas algo especial tenía un valor agregado. Cuando tenía 13 o 14 años fui a un concierto donde Carcass tocaron y no tenía idea de quienes eran hasta que los vi. Para mi fue como “¡Por dios! Esto es como punk y metal al mismo tiempo” y me cambió la vida.

También vi a The Cramps cuando tenía 12 años y me cambiaron la vida también, me dieron una perspectiva totalmente diferente sobre la música y la habilidad de tocar un instrumento y de actuar en el escenario. Pero tenía que ir y verlo por mi mismo. Ahora todo lo puedes Googlear, tienes toda esa información disponible todo el tiempo. Puedes aprender de algo instantáneamente, cuando antes tenías que buscar y educarte por ti mismo, y eso crea una manera diferente de hacer de esto relevante para ti. No se puede comparar una cosa a la otra porque son dos mundos completamente diferentes. Es muy difícil. También ahora puedes grabar un disco de manera casi instantánea, sin necesitar un presupuesto para grabar o buscar la manera de distribuir tus discos, eso es punk por sí mismo pero eso ha logrado que la gente diga “¿sabes? Lancemos toda esta mierda.” Digo, no quiero decir “mierda” exactamente --bueno, algo de ello lo es-- pero no es el resultado de un esfuerzo. Eso es interesante.

Cuando tenía 15 o 16 años, con mi primera banda, cada pensamiento y aliento era esfuerzo que le ponía a mi música y se convertía en algo, y lo hacía más especial, lograbas algo que era difícil de lograr, entonces tenías más aprecio por ello. Ahora pienso que tal vez la gente no lo aprecia tanto como antes.

Sigue la cobertura del Hell and Heaven en: Instagram.