seis palabras

Madres definen a nuestros ex en seis palabras

"Era mucho mejor persona que tú".
28 Marzo 2018, 4:00am
Ilustración por Luis Armand Villalba

Las madres son una institución por sí sola. La mayor, de hecho. No solo por lo obvio, lo de darnos la vida y todo eso, sino porque por alguna extraña razón su amor incondicional nos arropa en cada una nuestras veces, tanto en las alegrías como en los fracasos más estrepitosos. Aunque por qué negarlo, sobre todo nos arropan en nuestros fracasos.

Y una de las autodecepciones que más repetimos es la de enamorarnos de la persona equivocada, o que la persona adecuada se enamore de nosotros, pero por ser un cretino la cagamos solemnemente, y esa persona, la adecuada, ha encauzado su camino lejos de tu patética existencia hasta encontrar un digno candidato que merece sus virtudes y sus defectos de por vida, y cuando nos toca comer el domingo en casa mamá y le repetimos que seguimos solteros, ella vuelve a poner esa afable cara para no escenificar lo evidente: ES NORMAL QUE SIGAS SOLO.

¿Pero qué piensan nuestras madres de nuestros ex? Como seguramente en su momento se mantuvieron cautas y prudentes para no herir nuestros sentimientos, me he puesto en contacto con amigos, compañeros de trabajo y conocidos que han preguntado a sus progenitoras sobre el o la protagonista de nuestras relaciones pasadas. Que comience el amor —u odio— de madre.

"Era un acomplejado, mentiroso y manipulador", Elvira, 60 años

"¿En seis palabras? BASURA. Sobran dos", Remedios, 56 años

"Existen los ángeles: él era uno", Ana María, 49 años

"¿Cuál de ellos? ¡No has parado!", María José, 54 años

"La pobrecita no daba para más", Paqui, 48 años

"Niño, esa era una gran indeseable", Lola, 70 años

"Un pordiosero que no se lavaba", Lola, 56 años

"Una pena que fuera tan alcohólico", Silvia 52 años

"Un cleptómano que merece la muerte", Charo, 56 años

"Hija, le olía la boca mal", Celeste, 48 años

"Esa te quería absorber pero bien", Maribel, 64 años

"Dejaste de comportarte como un loco", Sara, 50 años

"¡Estaba casado! Cómo iba a funcionar", Júlia, 49 años

"La Mari se pintaba muy bien", Soledad, 55 años

"La sevillana esa no sabía ná", Dolores, 70 años

"Perdiste lo único bueno que conseguiste...", Digna, 57 años

"¿No había otra chica más loca?", Rosa, 67 años

"Siempre fue un moderno demasiado machito", Isabel, 57 años

"Tuvo muchísima paciencia contigo. MUCHÍSIMA PACIENCIA", Lourdes, 48 años

"Su madre será una santa, pero...", Almudena, 46 años

"¿Todavía la ves? Quizás podríamos quedar", Rosa, 52 años

"Era 'especial', pero la quería bastante", Adela, 68 años

"No era de provecho. Menuda gandula", Patricia, 56 años

"Era mucho mejor persona que tú", Toñi, 66 años

"Cariñosa, pero sin expectativas de futuro", Conchi, 60 años

"No la conocí apenas. Ni ganas", Esther, 39 años

"Normal que acabara en la cárcel", Gloria, 73 años

"Era un chico de pocas palabras", Maria, 52 años

"Era una buena influencia para ti", Pilar, 52

"¡¡¡Fuente constante de sufrimiento y zozobras!!!", Vanessa, 48 años

"Era una joya que dejaste escapar", Laia, 65 años

"¿Lo mejor? Que ahora es ex", Teresa, 46 años

"Era guapa, pero muy mala persona", María Isabel, 64 años

"Todavía lo echo de menos. Mucho", Cecilia, 69 años

"Esa te quería solo para ella", Mercedes, 58 años

"Masticaba con la boca abierta. Puaj...", Carme, 54 años

"Ni fu ni fa, otra más", Raquel, 51 años