FYI.

This story is over 5 years old.

Música

Boiler Room al servicio de la comunidad

Corran la voz.

El día de hoy se llevará a cabo la tercera edición de Boiler Room México en lo que va del año.  La confirmación de Gus Gus como invitado sorpresa ha causado revuelo, tanto para sus fieles seguidores, como los que aseveran ser fans desde hace 10 años pero los llaman GOS GOS.

¡Boiler Room es lo máximo! …. Eso fue lo que pensé hace 3 años cuando vi el flyer de la primera sesión de BR Berlín en MixesDB (Una base de datos en línea bastante amplia donde puedes encontrar sets interesantes cada semana), con los nombres de Redshape, Jimmy Edgar y Kassem Mosse. Era un lineup brillante, la reacción natural fue pensar: ¿Por qué nadie había hecho esto antes? , ya se había visto que se realizaran transmisiones in situ desde festivales y clubes,  pero ninguna con una identidad propia.

Publicidad

Luego de una profunda investigación (alrededor de 5 minutos en Google), descubrí que la locación de la fiesta era la habitación donde está la caldera (el Boiler Room) de la alberca olímpica de Berlín. La idea era simple: poner una GoPro frente a la cabina de DJ para dar una perspectiva detallada de lo que ocurre ahí, pero también aparece el público detrás para que se cree una vibra y no sea otra sosa grabación de estudio.

Desde su comienzo, Boiler Room se asoció principalmente con las escenas de Londres y Berlín, lo cual le dio un estándar de calidad bastante alto, presentando a la crema y nata de esas respectivas ciudades. Como era de esperarse, el rumor se esparció, la gente comenzó a ver los videos, y el alcance llegó a ser global. El siguiente paso era bastante obvio, Boiler Room tenía que ir a otras ciudades. De forma bastante natural, Boiler Room se convirtió en una ventana que mostraba lo que estaba ocurriendo en las escenas musicales de cada ciudad o país, incluso abarcando géneros más allá de la electrónica, desde bandas de rock, hasta presentaciones con orquestas de cámara hasta sesiones de hip-hop con micrófono abierto. El número y la talla de los artistas que han participado en el proyecto es inconmensurable.

Como era de esperarse, Boiler Room llegó a México el año pasado. Las expectativas eran altísimas, todos se preguntaban ¿quién va a tocar? ¿quién se lo merece? ¿qué tenemos qué ofrecer? Llegó el momento de la verdad, y se mostraron muchas inconformidades. Mucha gente se molestaba porque nadie conocía a los talentos de los line-ups, o porque no tocaban el genero musical que a ellos les gustaba, o porque "no daban la talla". Como en todos los casos, los inicios son difíciles, y un proyecto de esa magnitud no era la excepción

Luego de 4 sesiones el año pasado, Boiler Room volvió en 2014. La primera sesión, fue parte de la serie Journeys, dada las circunstancias se pudo realizar un evento de gran magnitud con RSVP abierto (como ocurre en algunas ocasiones).  La segunda ocurrió el 2 octubre y fue llamada "Leyendas del Techno mexicano", y la tercera sucederá el día de hoy con Gus Gus como invitados de honor. A diferencia del año pasado, no ha habido  ninguna queja con respecto a los lineups, han sido una combinación perfecta entre talentos internacionales de gran altura y talentos mexicanos que pueden relacionarse con ellos fácilmente. Todas han sido grandes noches. Este año también parece haber un interés mucho mayor por parte de la audiencia por asistir, la página de BR está repleta de comentarios de gente que quiere ir, muchos de ellos "confirmando" su asistencia. Lo que me sorprende es que no hay ningún mensaje expresando su apoyo para los talentos, o alegría de que estén ahí.

Antes que nada, Boiler Room se plantea con un servicio público, su propósito es acercar al espectador con lo que está ocurriendo en otra parte del mundo, pero que en ese momento no le es accesible. Esto cubre desde radioescuchas aficionados de la música hasta promotores de otros países que podrían enterarse a través de este medio, de la existencia de posibles talentos con el fin de llevarlos a tocar.  El propósito no es hacer una pachanga pública, para que la gente vaya a hacer desfiguros ante la cámara.

Sí, todos pensamos "debe ser increíble estar ahí dentro" (con un suspiro), pero eso es algo que no está en manos de nadie, algunos medios regalan entradas y a veces es posible "colarse", pero el objetivo final es que nuestros paisanos representen a nuestro país (con un mejor desempeño que la selección nacional). La exposición que ofrece esta plataforma es sumamente benéfica para el desarrollo de una escena musical, aunque no es indispensable, puede traer consigo resultados bastante positivos. La noche de hoy en vez de quejarse de los que están adentro "echando desmadre" o "haciendo el oso", los invitamos a que le echen muchas porras a sus favoritos y compartan el link del streaming con todos los amigos que tengan fuera para echar el rave en el sofá desde cualquier parte del mundo.