Los demonios que nos dieron 'Humanz'

FYI.

This story is over 5 years old.

Los demonios que nos dieron 'Humanz'

Platicamos con Noodle, la guitarrista de Gorillaz, sobre reunirse con Murdoc, 2-D y Russel siete años después de ‘Plastic Beach’.
Leslie Horn
New York, US

En algún momento del año pasado, Noodle, la guitarrista rebelde de Gorillaz y única integrante femenina, decidió que era hora de reunir a la banda. Las cosas se habían puesto confusas desde el malogrado ataque a Plastic Beach —la isla de basura que tiene la banda— en donde ni siquiera hubieran estado si no fuera por el llamado de Noodle a reunirse en 2010. El cuarteto se separó y Noodle terminó en Japón, trabajando para un buceador de perlas. Mientras trabajaba ahí, dejó libre accidentalmente a un demonio que encontró en el fondo del océano. Noodle pasó años siguiendo al demonio, infiltrado en el subterráneo mundo criminal de Tokio, hasta que llegó su fin con la decapitación a manos de la katana de Noodle. Entonces, ¿qué haría después? Se puso en una caja de cartón dirigida a Murdoc y se mandó a Londres. Así comienza la historia de Humanz, el nuevo álbum de Gorillaz.

Publicidad

Lo que ocurre en los largos intervalos entre los álbumes de Gorillaz complica la creencia en la mitología de la banda. Mientras que Noodle estaba luchando contra demonios / mafiosos japoneses, el líder y bajista, Murdoc, estaba en un trip trans-continental. El baterista Russel fue inflado hasta 60 veces su tamaño original y se fue de viaje a Pyongyang, donde la falta de comida lo regresó a su tamaño original. El vocalista / pianista 2-D fue devorado por una ballena gigante y pasó una cantidad significativa de tiempo dentro de su vientre. Hay mucho más en la historia, que se puede leer exhaustivamente en Wiki Gorillaz, así como en el Instagram de la banda, donde se han dado a conocer las partes más recientes de la historia.

En realidad, la razón por la que la banda ha tomado tanto tiempo para hacer una continuación a Plastic Beach es bastante simple. Los creadores Damon Albarn y Jamie Hewlett han dicho que se necesita mucho tiempo para crear un álbum y diseñar las imágenes visuales adjuntas, y una vez que el proceso esté completo, estarán listos para hacer otras cosas. Los humanos literales de la banda también tuvieron una pelea hace varios años, lo que dejó el destino de Gorillaz incierto desde Plastic Beach y su continuación digital The Fall. Por un tiempo, parecía improbable que hubiera un nuevo capítulo con la banda junta para otro álbum. Ahora estamos a pocos días del lanzamiento de Humanz, y tal como las historias reales e imaginarias continúan, los componentes humanos y animados de la banda han pasado de todo para llegar hasta este punto.

Publicidad

Eso nos trae a donde estamos ahora, con Gorillaz de vuelta a punto de lanzar un álbum de 19 canciones lleno de estilos y artistas invitados, de D.R.A.M. a Popcaan a Carly Simon. Es vagamente político, aunque Albarn declaró que desnudó el álbum de cualquier mención directa a Trump. Pero de acuerdo a Noodle, por encima de cualquier otra cosa, Humanz es una fiesta. Platicamos un poco con ella sobre el proceso.

Noisey: ¿Cómo es tocar de nuevo juntos después de estar separados por tanto tiempo? Noodle: Como ponerte un traje de baño mojado. Incómodo y raro al principio, pero luego te acostumbras.

¿Puedes hablar un poco sobre tu viaje para reunirte con el resto de la banda? ¿En dónde estuviste después de Plastic Beach? ¿Puedes describir un poco ese viaje?
Pasaron muchas cosas, pero te cuento la versión corta. Mira, para ser una isla de basura, Plastic Beach no estaba nada mal. Olía tan feo que incluso cubría el olor particular de Murdoc y las cosas ahí estuvieron bien por un tiempo. Pero nos atacaron unos piratas. Russel (que era un gigante en ese entonces) me ayudó a escapar, sólo que unos cazadores pensaron que era una ballena y lo arponearon. Llegué a Japón donde me convertí en buceadora de perlas, hasta que un día accidentalmente dejé libre a un antiguo demonio que dormía en una perla. Tuve que ir a buscarlo por el bajo mundo de Tokio, hasta que lo encontré y le volé la cabeza. Después de eso, huí de un escuadrón Yakuza y me envié por correo postal a Londres, leyendo a Moby Dick en el camino. Esta mañana desayuné un huevo cocido, y ahora estoy hablando contigo.

Publicidad

¿Cómo ha evolucionado el sonido de la banda desde el último disco?
Nosotros en Gorillaz somos como tiburones, si no nos seguimos moviendo nos morimos ¿O tal vez es mito? Tendrías que preguntarle a un tiburón. Como sea, Humanz es más rápido y más urgente que Plastic Beach. Grabamos en Chicago con colaboradores locales como Pevan y Jamie Principle para capturar esa sensación de sonido de almacén propia de esa ciudad, impulsado con beats 909 medio torcidos. Y otras partes fueron grabadas en Nueva York, con una complexión diferente al disco—como una colisión, pero una colisión buena.

¿Cómo describirías la historia de este álbum?
Eso es cosa tuya. Para mí es un disco de fiesta. Pero la fiesta más desastrosa a la que hayas ido, donde no sabes si estás en un desmadre o en un velorio. Todo está subvertido. Incluso los palitos con queso y piña. Son de piña y queso. Todo mal. Por ejemplo, la primer canción "Ascension". Normalmente asciendes al cielo, pero aquí estamos elevándonos a un tipo nuevo de infierno, rebosante de maldad y de horror. Pero de una manera divertida ¿sabes? ¿Tiene sentido? Espero que no.

Hay tantos buenos artistas invitados en Humanz. Me gusta especialmente la canción que hicieron con Grace Jones y la de Pusha T ¿Cómo unieron a 24 artistas tan variados?
Es mi lazo cósmico. Le di vueltas y los agarré a todos, atrayéndolos desde los confines más lejanos del cosmos. Fue hermoso. Y aterrador. Bueno, así lo recuerdo. También mandamos algunos mails.

Publicidad

¿Cómo cortaron el álbum a 19 canciones? He oído que hay más por ahí.
Sí, hay muchas. Pero nunca cortas nada, dejas que las cosas tomen forma. Una vez que tienes todos los tracks, los que encajan se juntan naturalmente. El resto nunca se pierde, sólo esperan su momento bajo el sol. Como las nuevas formas de vida 2D, está germinando en una vieja caja de pizza.

Algunos fans estaban preocupados porque pensaron que nunca se reunirían ¿Qué fue lo que hizo que se llegara a pensar eso? ¿Alguna vez se preocuparon porque no harían otro álbum?
No puedes preocuparte por lo que puede o no suceder. La constante en este universo es el caos, así que ¿quién sabe qué nos unió de nuevo? Me gusta lo que dijo alguna vez Russel: "Nuestros caminos se entrelazan, luego se separan —como un pretzel trastornado". Ahora estamos juntos, celebremos el momento. Con un delicioso pretzel.

Russel está enorme ahora, pero ¿cómo has cambiado tú personalmente en los últimos años? ¿Y el resto de la banda? ¿Cómo te relacionas con eso?
No le vayas a decir eso a Russel. Se pone muy sensible con lo de su peso. Fue sólo gigantismo temporal debido a una alergia a los alimentos. Pero todos hemos pasado por muchas cosas, ahora somos personas diferentes, cada una con nuestros propios intereses. Russel es muy político, yo leo mucha filosofía, 2D disfruta contando, y Murdoc sólo es una persona terrible.

¿Te arrepientes de algo?
La semana pasada leí un artículo titulado '10 cosas que nunca has visto en una lista de '10 cosas que no conocías'. Nunca voy a recuperar ese tiempo.

¿Cuál es la mejor parte de hacer música con el resto del crew de Gorillaz otra vez?
Tocar en vivo. Una vez cada 33 años, nuestro planeta corre por el rastro de un cometa y el cielo explota con miles y miles de meteoros. Fui testigo de esto en la cumbre del Monte Fuji, en el negro de la noche, mientras peleaba contra Maazu, el infernal demonio que accidentalmente desaté en el mundo. El cielo ardía como fuego cuando nuestras armas chocaban. Y déjame decirte que lo que vi esa noche ni siquiera podría ser el acto que abra nuestros conciertos del verano… Así que ¡esperamos verlos a todos allí! :-x

Foto cortesía de la banda.