La magia del tambor: Juan Batata y la dinastía que lleva a Palenque en cada golpe

FYI.

This story is over 5 years old.

La magia del tambor: Juan Batata y la dinastía que lleva a Palenque en cada golpe

La historia de Juan Domínguez, del linaje Batata, y de la identidad de un pueblo que se manifiesta a través de este instrumento.

Juan Domínguez tiene 23 años y llegó desde San Basilio de Palenque a Bogotá hace un mes. Él hace parte de la nueva generación de la dinastía Batata, una familia de músicos que han cargado la raíz africana del tambor durante generaciones y que hoy se mantiene viva gracias a que cada heredero ha mantenido la llama de la tradición encendida. Por sus manos corre la magia que heredó de sus ancestros, y aprendió el golpe palenquero directamente de su tío Paulino Salgado, Batata III. En sus propias palabras y a una sola voz nos cuenta su experiencia de haberse criado en Palenque, el primer pueblo libre de América, rodeado de tambores, de sus expectativas en Bogotá, y de sus deseos para el futuro venidero de su tradición ancestral.

Publicidad

¡Qué hable Juan Batata!

***

Yo aprendí a tocar tambor desde que era un niño. Los primeros recuerdo míos son con este instrumento en la mano. En Palenque el tambor lo es todo, hace parte toda nuestra cultura y más en la familia mía. Por eso lo primero que uno coge de pelado. El tambor alegre es la fuerza de nosotros, es lo que uno aprende, es el primer regalo de los niños, es una herencia. Y en mi familia, cuando te llega, no hace falta que lo toques mucho pa' darte cuenta de que es algo con lo que naces, que es algo que llevas en la sangre. Nuestros ancestros nos dejaron ese legado y lo hemos sabido aprovechar hasta el punto en que los Batata son conocidos en todo el mundo. El tambor alegre es el diario vivir de nosotros. Todos los días se toca. Cuando yo toco siento una sensación que no puedo explicarte. Me voy a otra parte. Siento que me conecto con mis ancestros.

***

El difunto Paulino Salgado, Batata III, le heredó el trono a mi tío Tomás Teherán que es el actual Batata. Un Batata lleva ese título hasta que le llegue su hora, y cuando fallece, el que le sigue en el linaje tiene que estar preparado para llevar esa gran responsabilidad. En nuestra tradición, cuando muere un Batata, se hace un velorio con música en donde tocamos en ruedas. Los hombres se miden tocando tambor para saber quién hereda el título. Las mujeres también tocan y cantan, como mi tía, la difunta Graciela Salgado.

Publicidad

Paulino y Graciela Salgado, 1999. ***

Mi abuela me contaba que los primeros Batata eran cortos de estatura, y que se tenían que subir a un banquillo para tocar el Tambor. También me contaba que en ese tiempo los pueblos aledaños a Palenque como Malagana y San Pedro se comunicaban por medio del instrumento. Por lo menos, si había fiesta en Palenque y querían avisar a San Pablo, ponían la boca del tambor mirando hacia allá y tocaban el ritmo por el cual se informaba que había fiesta en Palenque. Lo mismo con los velorios, y con las demás reuniones y ceremonias. Esa tradición viene desde África.

El Lumbalú en el velorio de difunta Graciela Salgado

***

Uno se cría escuchando esos cuentos y también los de los viajes que tienen los Batata. También me contaban que mi tío el difunto Paulino Salgado, viajó por todo el mundo por medio del tambor, por eso es que la familia dice que cuando uno vaya a tocar, acomode lo acomode de medio lado como lo colocaba él. Así tocamos la mayoría de nosotros. El golpe del tambor de nosotros es diferente al de otros tamboreros, lleva algo del sabor nuestro que no sabría cómo describir con palabras. Pero cuando se escucha se siente, así como también transmitimos carisma, cariño y alegría cuando tocamos. El grupo de mi familia, Las Alegres Ambulancias, que está activo desde 1907, ha ido a lugares que uno jamás se imaginaría. Ellos también tiene la responsabilidad de llevar nuestro legado a todas partes.

Publicidad

Las Alegres Ambulancias ***

Muchas personas del extranjero, cuando van a Palenque van a mi casa, a donde la difunta Graciela, a donde mi tía Chepita, a donde mi tía Teresita. Van a conocer más de la familia de nosotros, de las raíces. Viene mucha gente de Europa, más que todo para la fiesta de la afrocolombianidad, y para el festival de tambores en octubre. Muchos otros vienen por las leyendas que existen. Como en todos los pueblos, en Palenque hay muchos mitos y leyendas. Unos relacionados con el tambor y otros no. Por ejemplo está la leyenda de las mojanas, unas mujeres muy bellas con cabellera dorada, que tiene los dedos de los pies de para atrás y los tobillos hacia adelante. Ellas que encantan a los hombres en los arroyos y los secuestran. Por eso en Palenque uno no se puede bañar a las 6 de la tarde.

***

Una de las cosas que más recuerdo cuando era niño es cuando los pelaos nos reuníamos a jugar. Jugábamos fútbol, pelota, a cualquier cosa… y siempre parábamos cuando escuchábamos un tambor sonar. Tu pa tu ki ta tum tum ba tu ki! Salíamos a correr y dejábamos todo botado por ver a los viejos tocar. Nos quedabamos horas viéndolos y cuando terminaban, era nuestra hora de coger los tambores y ponerlos a sonar. Los pelaos de mi familia escuchan un golpe y no importa lo lejos que estén, siempre agarran en pique para donde lo escuchen. En Palenque se escucha de todo, Terapia, Soukus, Champeta, Reggaetón. Y todo uno se lo vacila. Los jóvenes lo disfrutan y se lo gozan. Pero allá el tambor y la tradición están por encima de todo.

Publicidad

***

En Bogotá estoy buscando oportunidades y abriéndome camino. Ahora mismo estoy tocando con mi primo Batata VI, en uno de sus grupos, "Los Soukus", y con varias agrupaciones más de músicos bogotanos. También dicto clases y talleres de percusión tradicional. Yo quiero liderar mi propio grupo y ponerlo a sonar en todo el mundo como lo ha hecho mi familia. Uno de mis principales proyectos, La Sonora Mazurén, mezcla ritmos que yo nunca había tocado antes, Chichas peruanas y cumbias de suramérica que llevan un viajao' distinto, pero donde mi tambor suena muy sabroso.

***

Juan Batata nos invito a todos este 5 de mayo a su primer concierto con la Sonora Mazurén en Latino Power, en Chapinero. En bandada al evento haciendo click aquí. Oportunidad como pocas.

Además les tenemos entradas. Si quieren ir solo tienen que compartir este artículo en su muro, tomar un pantallazo y mandarlo al correo colombia@vice.com con el asunto "CONCURSO Concierto LA SONORA MAZURÉN". Las primeras DIEZ personas ganarán una boleta sencilla. El concurso va hasta el viernes a las 10 am.

Mira los términos y condiciones aquí.

* Este texto fue redactado con base en una entrevista realizada por Iván Medellín.