con un par de narices

La gran promesa del surf hawaiano nos cuenta cómo surfear olas gigantes

El surfista hawaiano Kai Lenny es capaz de surfear una ola gigante en cuatro disciplinas diferentes: hablamos con él para saber qué se siente al hacerlo.
3.5.16

Sigue a VICE Sports en Facebook para descubrir qué hay más allá del juego:

Waterman: este término pega con Kai Lenny, un tipo cuya relación con el océano le viene desde el nacimiento. A los 9 años, Lenny ya practicaba surf, kitesurf, windsurf y paddle surf… ¡y ya se codeaba con Laird Hamilton y Robby Naish!

Basta decir que en el mundo de los deportes extremos, el hawaiano Kai Lenny —cuyo nombre precisamente significa océano— es un verdadero príncipe de los mares. De aquí lo de waterman, a pesar de que Kai se define como un atleta multidisciplinar en los deportes acuáticos.

Más surf: Surfeando a ciegas

Lenny, seis veces campeón del mundo de paddle surf, es un joven con un potencial estratosférico que nunca renuncia ningún desafío. Es especialmente conocido por haber cabalgado la gigantesca ola de Jaws el mismo día en cuatro modalidades diferentes. Un golpe maestro del que hablamos extensamente en esta entrevista.

¡Hola Kai! Todo el mundo te define como waterman, pero… ¿qué es realmente un waterman?

Publicidad

¡Hola! Creo que la mejor definición es alguien que sobresale en todos los deportes relacionados con el mar. Debe ser capaz de surfear con el mismo profesionalismo un ola pequeña que una gigantesca. Un waterman simplemente es el mejor, el que está a un nivel más alto en todos los deportes que se practican en el océano… y que sabe sobrevivir.

Un waterman es alguien extraordinario: ¡es el superhéroe del agua! Históricamente no ha habido muchos. Puedo mencionar algunos como Duke Kahanamoku, Laird Hamilton o Robby Naish: todos ellos han hecho historia, pero no son más de diez.

Kai Lenny, además de ser un surfista excelente, tiene la pose de película californiana. Imagen vía ESPN

¿Cuáles son las cualidades de un buen waterman?

Las cualidades de un buen waterman… no solo tiene que ser el mejor en el agua, sino también el más amable fuera de ella. Creo que cuando uno es el mejor en lo que hace, se tiene confianza en uno mismo. No tienes nada que demostrar a nadie, porque has dejado claro que eres el mejor.

Para mí, las principales cualidades de un verdadero waterman son la humildad y la simpatía. Tiene que prestar atención a la imagen cuando sale del agua, tiene que ser muy bueno, tranquilo y humilde.

**Tu eres de Maui, *Kai* en hawaiano significa océano, tus padres siempre han sido grandes amantes del surf… ¿era tu destino?**

¡Sí! Bueno, sin mis padres yo no estaría aquí. Y sin mis padres, no sería quien soy, porque yo soy el resultado de mi entorno. Nací en Maui, el spot que reúne las mejores condiciones para practicar surf, windsurf, kitesurf, paddle surf, en fin todos los deportes acuáticos.

Publicidad

Además hay olas gigantes. Tuve una suerte fenomenal porque mis padres me introdujeron a este mundo y me divertí mucho de pequeño. La educación que he recibido probablemente me hace el chico más afortunado del mundo.

Empezaste a surfear a los 4 años, el windsurf a los 6, el paddle surf a los 7 y el kitesurf a los 9 años. ¿Qué es lo que más te gusta de estos deportes?

Lo que me gusta de estos deportes es que me permiten coger la ola de maneras diferentes. Lo que más me gusta en este mundo es la sensación de coger una ola, porque es como… fresh. Con cada disciplina tengo perspectivas diferentes. El windsurf no es lo mismo que el kitesurf, pero me permite seguir divirtiéndome y me planeta nuevos desafíos. Creo que cada vez que entro en el agua, independientemente de con qué vaya, me sale mejor.

En Maui hay un lugar que conoces muy bien: Jaws. Surfeaste allí por primera vez con 16 años: ¿qué recuerdas de aquella primera vez?

Recuerdo… que tuve la impresión que duraba una eternidad. Pero he surfeado la ola Jaws durante años, y… ¡madre mía! Cada vez parece un sueño porque realmente la ola es de ciencia ficción. Y ¿sabes qué?, nunca piensas que realmente sea posible surfearla hasta que te encuentras encima. La gente empezó a surfear allí cuando yo nací.

Cuando surfeé Jaws por primera vez pensé que sólo Dios podría coger esa ola. Era muy grande, enorme, y súper-difícil. Después me di cuenta de que los seres humanos tenemos la capacidad de lograr lo imposible. En comparación con todos los demás spots de surf mundo, Jaws es el mejor sin duda. Allí he aprendido mucho. Es como un maestro. Jaws es la voz del océano y me habla.

Kai Lenny hace lo que quiere con cualquier tipo de tabla.

Hace unos años surfeaste Jaws en cuatro modalidades diferentes en un solo día. ¿Cómo fue?

La idea de hacer surf, kitesurf, windsurf y paddle surf un mismo día en Jaws no era especial para mí, porque es lo que hago casi todos los días en Maui o en otro lugar. Para mí, sin embargo, es muy importante estar todo el tiempo que pueda en Jaws, porque si paso un tiempo sin ir, siento como si me faltara algo divertido y emocionante.

Publicidad

El mejor momento del día para surfear en Jaws es por la mañana, así que para conseguirlo, fuimos con el equipo cuando se cumplían las mejores condiciones. No nos dimos cuenta de lo que habíamos hecho hasta que acabamos. Entonces dijimos: "Bien, logramos hacerlo todo en un día, es una locura. ¡Volvamos a hacerlo!".

Realmente, cuando estaba encima de la ola no parecía tan grande, pero después me dijeron que era de 7 metros. Todo el mundo parecía haber disfrutado y fue muy divertido.

¿La ola medía más de siete metros?

Creo que era más alta. Los metros se miden desde la línea de flotación de la tabla. Esa era mucho más alta que nosotros.

¿Cómo reaccionaron tu cuerpo y tu mente mientras tomabas la ola gigante?

Siempre que te encuentras en esta situación, lo mejor es estar centrado y seguro de tus habilidades y de tu material. Es importante mantener la concentración y recordar lo que sabes hacer. ¡No se tiene que ser imprudente! Es fácil serlo… de hecho, cada vez que me encuentro en esta situación, ni siquiera pienso en lo que siento, simplemente llego al final del día, y entonces sí que lo saboreo.

Kai Lenny sobreviviendo a otra ola gigante en Jaws: ese ya es su hábitat más natural.

¿Cuál fue el mejor momento de la sesión?

Siempre es el mismo: el mejor momento es cuando termina el día y estoy en la moto de agua. Conduzco hasta Harbor, que está a una hora de Jaws, y cuando me giro, la ola sigue batiendo. Esta hora mágica es cuando el sol se va, el crepúsculo es único.

Normalmente estoy muy cansado, pero he almacenado tantos recuerdos increíbles en un día que pienso: "Oh, he sobrevivido pero es una locura". En ese momento, sientes que no podrías estar en ningún otro lugar parte de ese.

Publicidad

La gente suele decir que eres el nuevo Laird Hamilton, y he leído que lo consideras una fuente de inspiración e incluso fue tu ídolo cuando eras pequeño. ¿Qué relación tienes ahora con él?

Laird vivó un tiempo en Maui, así que lo conocí gracias a mis padres, pero también me lo encontraba a menudo en el agua. Siempre fue amable conmigo. Laird fue uno de mis mentores. Fue él quien me introdujo por primera vez a Jaws. Eran enormes.

Ahora vive en Kauai, no lo veo muy a menudo, pero cuando nos encontramos siempre es un placer. Laird sigue siendo una fuente de inspiración para mí, es un tipo con un gran conocimiento. Aún uno de los mejores surfistas y realmente es genial, un buen ejemplo a seguir.

Él y Robby Naish todavía compiten; cuando dejen el mundo profesional, aunque tengan 50 años, seguirán siendo un ejemplo a seguir, y creo que esto simplemente es fenomenal. Robby también es un mentor para mí y un muy buen patrocinador.

Ya para acabar: ¿cuáles son tus próximos objetivos?

Realmente, creo que el primer objetivo que ya he conseguido es sobrevivir en todas las olas gigantescas que he surfeado en los últimos años. El próximo es conseguir un séptimo título mundial de paddle surf, pero no es el único. También quiero explorar los límites de estos deportes para dominar mejor todas las disciplinas.

Lo que deseo con más fuerzas, sin embargo, es surfear una vez más una ola gigante. Siento que lo que más quiero es enfrentarme al mundo de los surfistas de las olas más grandes. También me gustaría participar otra vez en el concurso The Ultimate Waterman… ¡pero ya se verá!

El autor probablemente se ahogaría con una de estas olas, pero su foto de Twitter es de lo mejor que vas a ver hoy: @ArquinNicolas