durísimo

Los jugadores del Celta destrozan el rap con una actuación lamentable

Además de la penosa improvisación de Guidetti y Bongonda, el senegalés Pape Cheikh Diop se lució interpretando la canción del Cola Cao —que para quien no lo sepa es meridianamente racista.
9.5.16

Sigue a VICE Sports en Facebook para descubrir qué hay más allá del juego:

Si eres amante del rap o el beatbox, prepárate para el lamentable espectáculo que vas a ver a continuación. Durante las más que merecidas celebraciones del Celta de Vigo tras sellar su clasificación para la Europa League, el sueco John Guidetti y el belga Théo Bongonda se animaron a improvisar unos versos y el resultado fue… er, mejor que valores tú.

Theo Bongonda feat John Guidetti. El flow del #Celta viajará por Europa ✈pic.twitter.com/euThoD3VSS [vía @gradaderio]
— Luckia (@luckia_es) May 9, 2016

Sin duda, la calidad sobre el terreno de juego de los vigueses no es equiparable con sus dotes sobre el escenario, pero si pensabas que lo anterior fue lo mejor de la velada, sentimos decepcionarte: los celestes tenían otra arma de destrucción artística en la recámara.

El senegalés Pape Cheikh Diop tomó el relevo tras el lamentable rap de Guidetti y Bongonda… y cantó la canción del Cola Cao: sí, aquella en que hablan de "negritos del África tropical".

Entre tanta euforia nadie se dio cuenta de que Pape se estaba burlando de sí mismo, porque eso —y puro racismo— es lo que es en realidad la cantinela del cacao: "Yo soy aquel negrito / del África tropical, / que cultivando cantaba / la canción del Cola Cao", reza la primera estrofa, de la que no pasó el futbolista senegalés.

Aquí va una traducción libre del tema: "Yo soy aquel esclavo / del África colonial, / que trabajando explotado / producía el maldito Cola Cao". Quizás no fue la decisión más brillante entonar un himno que, aunque entre los cincuenta y los setenta no levantara sospechas, a nadie se le escapa que contiene una fortísima carga eurocéntrica y racista.

El Celta derrotó al Málaga CF con un solitario tanto de Nolito el pasado fin de semana para escalar a la quinta posición de la tabla con 60 puntos, uno más que el Athletic Club de Bilbao… y de paso, asegurar matemáticamente su presencia en Europa el próximo curso.