FYI.

This story is over 5 years old.

Cubitos de comida perfectamente isométricos

Lernert & Sander nos invitan a un banquete de comida perfectamente geométrica.
18.5.15
Imágenes cortesía del artista. [Hacer clic para ampliar]

La imagen de aquí arriba parece mostrarnos una serie de alimentos salidos de una utopía de ciencia ficción, aunque la realidad es que el estudio de diseño Lernert & Sander utilizó una tecnología decididamente del siglo 21 para crear estos deliciosos cubitos.

La foto se titula muy adecuadamente Cubes y fue realizada por encargo del periódico holandés de Volkskrant en el 2014 para un especial de fotografía documental sobre comida. "Queríamos fotografiar los alimentos desde una perspectiva isométrica, puesto que nos gusta la idea de que desde esta perspectiva todo parece igualmente importante", explican a The Creators Project los fundadores Engelberts Lernert y Sander Plug. "Fotografiamos los cubos dispuestos en filas, desde adelante hacia atrás, y compusimos las filas de modo que llenaran una imagen completa".

Pero, ¿cómo hicieron los cubitos y por qué parecen tan deliciosos? ¿Photoshop? ¿truquillos CGI? Pues no: "Evitamos utilizar Photoshop en lo posible una vez hubimos dispuesto la composición, así que podemos asegurar que todos los cubos son reales". Lernert & Plug explican que los cubos se cortaron con una herramienta que su carpintero diseñó específicamente para su proyecto. Los casi perfectos cubos de 2,5 cm se fueron cortando durante el curso de su sesión de fotos de cinco días. "Si observas la imagen muy de cerca, puedes ver que no son perfectos después de todo; todos ellos presentan diminutas imperfecciones", señalan Lernert & Sander. "La comida tiene ese delicioso aspecto porque fue cortada justo antes de hacer la foto, son cortes frescos".

Puedes comprar estas deliciosas imágenes en la página web de Lernert & Sander.

Artículo vía Ignant

Traducción de Rosa Gregori.

Artículos relacionados:

Bodegones hiperrealistas de comida grasienta

Un fotógrafo convierte frutas y verduras en farolitos surrealistas

Visto de cerca, el whisky seco se parece al cosmos