Publicidad
arte

Cuerpos desnudos nos descubren los rituales secretos de los países nórdicos

“Fría, silenciosa y aislada”, así es como describe la artista noruega Daria Endresen su fotografía.

por Sami Emory
30 Noviembre 2016, 7:54am

ÍSS (2016), cortesía de Daria Endresen

This article contains adult content. 

Fotogramas llenos de horror silencioso irrumpen en la mitología escandinava para presentarnos los rituales nórdicos más misteriosos: bienvenido al mundo de Daria Endresen. Los primeros trabajos de la artista noruega están llenos de series y series de autorretratos fantasmales, mientras que más recientemente ha decidido enfocar su cámara hacia otros personajes, en su mayoría mujeres que suelen aparecer desnudas y congeladas en posturas simbólicas. Las escenas se encuentran por lo general en medio de la naturaleza y, según las describe la propia artista, son “frías, silenciosas y aisladas”.

Endreson empezó su carrera fotográfica cuando su padre le regaló su primera cámara DSLR. Al principio, “mi principal interés era la fotografía de paisajes”, dice Endresen a The Creators Project, “pero luego descubrí a la artista digital rusa Karina Marandjian, a.k.a., Daunhaus, y flipé con su trabajo, básicamente ella fue la razón de que empezara a trabajar con Photoshop”. Además de Daunhaus, Endresen también se ha inspirado en muchos otros artistas. En su página web, por ejemplo, Endresen menciona al pintor alemán del siglo XV Hans Memling, a Frida Kahlo y al pintor figurativo noruego Odd Nerdrum. También ofrece enlaces a las páginas de artistas contemporáneos y colaboradores, como Eric Lacombe y Anja Millen.  

the-rite.jpg

The Rite (2016), cortesía de Daria Endresen

Tras descubrir Photoshop, Endresen cambió su enfoque. “Como vivía a las afueras de un pequeño pueblo, en medio de la nada, no tenía muchos sujetos a parte de mí misma”, explica, “y supongo que por eso empecé a experimentar con los autorretratos, que más adelante acabaron ganando un significado más personal y profundo para mí”. Y continúa diciendo: “Los autorretratos me ofrecieron una forma de enfrentarme a una experiencia muy personal que estaba viviendo en ese momento, y aunque suene cliché, fueron una especie de terapia para mí. Cuando por fin superé eso, fue desapareciendo la necesidad de ser el principal sujeto de mis historias”.

severance1.jpg

Severance (2011), for nihil, cortesía de Daria Endresen

En todas las escenas de Endresen hay algo que permanece constante: Noruega, con toda su frialdad, silencio y aislamiento. “Siempre he sentido una gran conexión y un increíble sentimiento de pertenencia a este país”, dice Endresen, “Creo que eso se refleja muy vívidamente en mi universo visual. Todos los países nórdicos tienen un lado oscuro, creo que se debe al duro clima, la falta de luz, los lugares aislados y puede que en general a la naturaleza reservada de la gente, supongo que todo eso también me ha acabado influenciando”.

distant-shore.jpg

Distant Shore (2015), cortesía de Daria Endresen

En cuanto a su metodología, Endresen explica: “Las condiciones cuando hago las fotos son bastante duras (frío, lluvia, nieve, barro, un poco de todo) y soy bastante exigente, por eso prefiero trabajar con gente que conozco de antes, no creo que me sintiera muy cómoda torturando a desconocidos”. Además, esta “tortura”, según dice, puede durar hasta cinco horas.

Durante ese tiempo, la fotógrafa utiliza una Canon EOS 5DM2, varias lentes y un trípode. “Los complementos los hago todos yo misma”, añade, “y puesto que mis personajes casi siempre aparecen completamente desnudos y con los ojos vendados, normalmente tampoco necesito a un estilista o maquillador”.

Cuanto tiene de 100 a 500 imágenes, Endresen vuelve a casa y a su ordenador y se pasa “horas y horas en Photoshop”. “La rutina es muy similar de una a otra imagen”, explica la artista, “montaje, retoques básicos, corrección de color y tonos y, a veces, trabajar con las texturas”.

thrjar.jpg

ÞRJÁR (2015), cortesía de Daria Endresen

“Como mínimo necesito cinco días para terminar una imagen, pero a veces necesito dejar pasar meses antes de volver a una imagen para terminarla”.

Además de sus fotos, Endresen también tiene su propia marca de joyería, Thrjar. “Me encargo de todo, incluyendo la representación visual de la marca”, dice la artista, “hay una cierta conexión con mi arte, pero es menos compleja. Me relaja mucho alternar entre uno y otro”.

darkwood.jpg

Darkwood (2014), cortesía de Daria Endresen

untitled-vii.jpg

Untitled VII (2012), cortesía de Daria Endresen

Untitled VII (2012), courtesy of Daria Endresen

Encontrarás otros trabajos de Daria Endresen en su página web.

Traducción de Rosa Gregori.

Si tienes un proyecto y quieres que aparezca en nuestra web, envía un email a thecreatorsprojectES@vice.com

Artículos relacionados: 

Desnudos XXL para acabar con los prejuicios hacia nuestro cuerpo

Fotos submarinas de los jóvenes del Caribe

Las bellas marcianas de Puerto Rico

Tagged:
Creators
HORROR
Fotos
Fotografia
Noruega
desnudos
rituales
Fotógrafa
paises nordicos
daria endresen
desnudo femenino