FYI.

This story is over 5 years old.

arte

El activista ruso Petr Pavlensky nos habla de la censura en su país

Un artista que llega hasta extremos para defender su libertad de expresión.
06 Octubre 2015, 8:45am
Seam (2012), San Petersburgo, Rusia. Todas las fotos cortesía del artista.

**Este artículo incluye contenido explícito. **

Rusia no es conocida por mostrar un alto nivel de tolerancia hacia sus artistas políticos, pero el artista Petr Pavlensky es una prueba viviente de cómo hasta incluso los más duros pueden sucumbir al poder de su arte.

Para su obra del 2014, Freedom, Pavlensky vandalizó el puente Malo-Konyushennyi en el centro de San Petersburgo en un homenaje a las protestas contra el Maidan. En principio, cualquier empleado del gobierno trabajando en el caso habría tenido más que clara su culpabilida, pero el asunto dio un giro inesperado cuando el investigador jefe Pavel Yasman empezó a sentir simpatía por el sospechoso y ambos empezaron a compartir su visión filosófica del arte y la política.

"Para serte sincero, en ese momento pensé que Pavel hablaba conmigo sobre esos temas para establecer una conexión psicológica conmigo", dijo Pavlensky a The Creators Project vía e-mail. "Pero en la tercera vista, cuando descubrí que Pavel Yasman había abandonado el comité de investigación, me di cuenta de que sus intenciones eran honestas. Cuando otro grupo de siete investigadores siguió con mi caso, Yasman quiso presentarse en el juicio como mi abogado".

Macintosh HD:Users:matthewlevine:Desktop:Freedom.png

Freedom (2014), San Petersburgo, Rusia.

Para los que no estéis familiarizados con el activismo expresivo de Pavlensky, las manifestaciones radicales del artista exploran el más allá de las limitaciones del cuerpo humano. Obras anteriores dirigidas contra el gobierno de su país le han conllevado a realizar acciones sobre su propio cuerpo que resultan dolorosas de observar: en el 2012 se cosió la boca (Stitch), en el 2013 se clavó los huevos en los adoquines de la Plaza Roja (Fixation) y, más recientemente, se cortó parte del lóbulo de la oreja en el 2014 para protestar contra lo que él considera el regreso a los métodos soviéticos en la Rusia actual (Separation). Según sus declaraciones, parece que tales extremismos tienen un doble razonamiento. Por una parte, pretenden expresar el mensaje en sí y, al mismo tiempo, destacan la severidad de su mensaje. En cierto sentido, Pavlensky está hablando por muchos de sus compatriotas que tienen miedo de adoptar una postura tan antigubernamental.

"Hoy en día, podemos decir claramente que las estructuras de poder convierten de forma sistemática a la gente en borregos que se comportan con una obediencia casi animal", se lamenta Pavlensky. "Por desgracia, la gran mayoría confirma esa posición, y obedecen siguiendo el instinto animal del miedo.

Macintosh HD:Users:matthewlevine:Downloads:Carcass.jpg

Carcass (2013), San Petersburgo, Rusia.

El hecho de que Pavlensky sobrepase los límites de la censura del Kremlin, hace que el gobierno altamente conservador de Rusia no le tenga una especial simpatía. Según Pavlensky, el gobierno espera mantener el status quo en todo lo posible, sobre todo en un aspecto como que un empleado del gobierno se pase al lado contrario. Ese hecho hizo que el gobierno impidiera a Pavel actuar como abogado de Pavlensky durante el juicio.

"Cuando ocurre algo que no se corresponde con su programa ideológico, los expertos en política cultural hacen las correspondientes declaraciones", explica Pavlensky. "Por ejemplo, tras la performance de Fixation, el ministro de cultura empezó a hacer circular un comentario sugiriendo que cualquiera interesado en ese tipo de arte debería visitar el museo de la psiquiatría". La televisión rusa definió Fixation como un atento de suicidio.

Macintosh HD:Users:matthewlevine:Downloads:Segregation.jpg

Segregation (2014), Moscú, Rusia.

A pesar de las tristes perspectivas para la situación de este tipo de arte desde dentro de su propio país, Pavlensky se muestra optimista.

"Hoy en día somos muy afortunados de vivir en la era de internet", explica Pavlensky. "La información se divulga con rapidez, hay un montón de gente que la ve y que puede entender lo que estoy intentando expresar y lo que está pasando con la gente en Rusia. Incluso si se bloqueara por completo el acceso a la información en la Federación de Rusia, la gente de otros países todavía podría llegar a ella, y el mensaje llegaría a sus destinatarios".

Macintosh HD:Users:matthewlevine:Downloads:Fixation.jpg

Fixation (2013), Moscú, Rusia.

Aquí encontrarás más información sobre Petr Pavlensky.

Traducción de Rosa Gregori.

Artículos relacionados:

Banksy inauguró la semana pasada su mayor obra de arte

Retretes luminosos en protesta contra la “Ley Mordaza”

Ai Weiwei afirma que Twitter es arte