Curacrudas: Huevos oaxaqueños de Pasillo de Humo

FYI.

This story is over 5 years old.

Curacrudas: Huevos oaxaqueños de Pasillo de Humo

De Oaxaca, con amor, antojitos oaxaqueños para curar las crudas y alegrar el corazón.
curacrudas-pasillohumo-3

Huevo a la cazuela con hoja santa y chapulines, de Pasillo de Humo. Foto de Margot Castañeda.

Ok, es domingo y estás crudo. La cabeza te duele tanto o más que la moral y lo último que quieres es salir de tu cama —o del sillón donde caíste anoche— y…vivir. Quizá es una buena idea tomar el teléfono y pedir cualquier cosa comestible en UberEATS mientras dormitas intentando poner atención a la nueva temporada de Black Mirror; sin embargo, en MUNCHIES somos unos entusiastas de las curacrudas, así que nuestro consejo es —y será siempre—: ¡levántate! Arrastra tu trasero hasta el clóset, ponte cualquier cosa y sal a comer.

Publicidad

Normalmente vale la pena este esfuerzo, pues después de comer no sólo te sentirás aliviado, sino profundamente feliz, así que créenos cuando te decimos esto: pocos platillos valen tantísimo ese tedioso proceso como estos huevos a la cazuela de Pasillo de Humo.

Recién estrenado dentro del nuevo mercado Parián Condesa (en la Ciudad de México), esta fonda oaxaqueña está llena de promesa. El chef es Alam Méndez, un joven cocinero que está heredando toda la sabiduría de una gran cocinera tradicional: Celia Florián, propietaria de Las Quince Letras, en Oaxaca, y autora de unos de los mejores desayunos del país. La intención de Alam es traernos a los chilangos los ingredientes y la sazón oaxaqueña y con ellos crear platillos que combinan tradición e innovación, donde el ingrediente y la técnica son las estrellas. Así, en Pasillo de Humo, encontrarás puro platillo con maíz, con frijoles, con tasajo, con longaniza, con quesillo, con hoja santa, con chapulines…

Los desayunos aquí son una gloria. Pero dentro de las múltiples opciones, como el omelette de la milpa o los tamales, destacan dos cosas: los huevos a la cazuela con hoja santa y chapulines; y los huevos a la cazuela con longaniza oaxaqueña.

No hay más descripción. Son así de simples. Los huevos con hoja santa tienen una tortillita frija abajo y saben a lo que tiene: chapulines saladitos, medio aciditos, yerbasanta fresca y huevito fresco, con la yema tierna. Deliciosos. Los huevos con longaniza están tiernitos y no tienen sal, porque todo el sabor viene de la longaniza que llega calientita y crujiente a la mesa, soltando jugos y grasita que se combinarán con el huevito y el quesillo derretido. Uf, ¿necesitas más información para convencerte de ir a comerlos ya, ahoritamismo? Está bien, ten:

Publicidad
curacrudas-pasillohumo-5
curacrudas-pasillohumo-4
curacrudas-pasillohumo-2
curacrudas-pasillohumo-1

Dónde: Nuevo León 107, colonia Condesa, dentro de Parián Condesa, Ciudad de México. Síguelos en Twitter y en Facebook.