FYI.

This story is over 5 years old.

Bolsitas de setas con verduras y colinabo asado

Estas setas son la adaptación de un receta de Yotam Ottolenghi. Son divertidas y elegantes como guarnición con ricotta o como platillo principal con polenta, y acompañadas con verduras asadas.

Porciones: 6

Ingredientes

680 grs de setas de cardo

2 dientes de ajo

aceite de oliva

un puñado de perifollo

un puñado de hojas de perejil

chorrito de ajenjo

chorrito de vino blanco

sal

Para el colinabo asado

4 colinabos pequeños (680 grs aprox.)

sal gruesa y sal fina

1 cucharadita de pimienta inglesa entera

1 cucharadita de pimienta negra entera

aceite de oliva

verduras cocidas

farro o polenta fritos

Direcciones

1. Precalienta el horno a 260 ºC. Prende el fuego para asar el colinabo.

Publicidad

2. Corta 1 cm de la parte inferior de las setas y reserva para cualquier otro uso, como una sopa de col y betabel o un consomé de pato, o para un caldo para brasear. Corta las setas a lo largo en rebanadas de 2 cm y colócalas en un recipiente.

3. Muele el ajo con un poco de sal en un mortero, luego vierte un par de cucharadas de aceite de oliva directamente al mortero y revuelve. Pica, con cortes gruesos, el perifollo y las hojas de perejil, y esparce los trocitos sobre las setas. Vierte el ajenjo y el vino en las setas, añade el aceite con ajo y sazona con sal. Antes de armar las bolsitas, hornea unas rebanadas de setas solas para probar el sazón.

4. Corta seis trozos de 45 x 45 cm de papel encerado. Divide la mezcla con las setas entre los 6 trozos. Envuelve las setas con el papel, dale un giro y cierra perfectamente con un cordel; las setas liberan mucho líquido y no es conveniente desperdiciarlo, ya que producen una salsa perfecta para el resto del platillo. Hornea durante 10 minutos. Deberías poder ver el líquido dentro hirviendo y debería estar caliente al tacto.

5. Pela los colinabos, asegurándote de retirar toda la piel gruesa. Hiérvelos ligeramente en agua con sal hasta que puedas atravesarlos fácilmente con una brocheta, alrededor de 20 o 30 minutos. Una vez cocidos, son muy frágiles, así que retíralos del agua con cuidado. Permite que se enfríen y córtalos de forma horizontal en rebanadas de 1 cm de grosor.

6. Muele las pimientas en un molino para especias o con un mortero. Cubre con aceite de oliva ambas caras de las rebanadas de colinabo y sazona con sal y la mezcla de pimientas.

7. Acomoda el carbón debajo de la parrilla para mantener un fuego medio. Cuando la parrilla esté caliente, 5 minutos aproximadamente, coloca las rebanadas de colinabo y ásalas por unos minutos. No las muevas, si no las marcas de la rejilla quedarán borrosas. Revisa una rebanada después de unos cuantos minutos y cuando la marcas estén oscuras y sólidas, voltealas y repite este paso.

8. Para servir, coloca el colinabo asado, las verduras y la polenta o el farro en platos individuales. Sirve las bolsitas en una fuente para que tus invitados escojan la suya. Pueden desamarrar la bolsitas y cuando saquen las setas, el jugo bañará el resto del platillo.

De Playing with Fire Is a Great Excuse to Throw a Party