FYI.

This story is over 5 years old.

Estos gloriosos caramelos no te causarán caries, la evitarán

Si tus deudas con el dentista crecen cada día más, pero no puedes dejar de comer caramelos. Prueba Loloz, el primer caramlo antibacterial y antimicrobiótico del mundo.
Hilary Pollack
Los Angeles, United States
23.4.15

Sí, el azúcar es un veneno, pero eso no le quita lo sabrosa. Nos pone gordos, nos hace perezosos y nos pudre los dientes, pero eso nos vale madre. A pesar de que diferentes expertos en salud nos advierten todo el tiempo que, si seguimos consumiendo azúcar como si no hubiera un mañana, nos vamos a morir obesos y sin dientes, seguimos viviendo en Dulcelandia, rellenándonos con Panditas, dulces chocolatosos y caramelos.

Pero quizás la maravillosa ciencia tiene la solución ante tu incapacidad de dejar el azúcar y tu miedo a las deudas con el dentista. Mira a Loloz, un nuevo dulce que asegura implementar en sus procesos la tecnología Cavibloc, que minimiza —y en ocasiones revierte— los efectos nocivos que los dulces ejercen sobre los dientes.

LEE MÁS: Sí, el azúcar es un veneno, pero no es el diablo.

Te explico. Las golosinas son malas para tus dientes no porque tengan azúcar, sino por lo que el azúcar le hace a tu saliva. Básicamente, a la saliva le encanta estar en un ambiente de acidez —ese que se crea cuando la saliva se mezcla con los cristales de azúcar—, y ese estado ácido permite que las bacterias se reproduzcan mejor y más rápido. Y sí, son las bacterias las que provocan la caries.

El secreto de los dulces amigables con los dientes está en productos naturales, nada de químicos locos. Para desarrollar Loloz, un doctor de la UCLA (Universidad de California, Los Ángeles) estudió cerca de 2 mil hierbas diferentes y otras sustancias naturales, solo para encontrar que la raíz de regaliz tiene potentes propiedades antibacteriales y antimircobióticas, que la convierten en la elección perfecta para producir golosinas dulces.

Sam Dyer, fundador de Loloz, compró la fórmula para usarla en las paletas y otros productos de la marca. "Son las primeras golosinas antibacteriales y antimirobióticas del mundo", dijo Dyer para KATU.

El sitio web de Loloz muestra diversos testimonios, sobretodo de dentistas que aseguran que el dulce realmente tiene la habilidad de prevenir y hasta revertir el desgaste dental. Pero Dyer nota que los comensales deben comer al menos dos caramelos por día, durante diez días seguidos, para que los poderes anticaries realmente surtan efecto.

Pero si están ricas, es probable que quieras comerlas más veces que eso. Ahora discúlpanos, vamos a la tiendita a comprar Panditas y Lifesavers.