Publicidad
cerveza

Esta cerveza rosa está hecha con insectos

Melanie Pierce quiso hacer una cerveza rosa para apoyar a su fundación que lucha contra el cáncer de mama. La mejor parte es que está hecha con insectos.

por John Verive
18 Abril 2016, 7:00pm

Una cervecería en California está haciendo cerveza rosa, teñida con cochinillas. No solo es porque su creadora, Melanie Pierce, es amante del color, sino porque la Beetlegeist tiene una razón social en su existencia.

LEE: Este video te explica por qué los insectos son la comida del futuro.

Las cochinillas, específicamente las Dactylopius coccus se han utilizado durante siglos para crear colorantes naturales, sobre todo para textiles. Son nativas de Centro y Sudamérica, donde se alimentan de los jugos carmesí del nopal. Los bichos del tamaño de un chícharo se cosechan del nopal, luego se secan y se trituran para crear el pigmento, carmín. Aunque su uso ha disminuído en la industria textil, todavía se utiliza mucho en la alimentaria, desde las salchichas hasta los caramelos y los jugos. Se llama "rojo natural 4", "lago carmesí", o simplemente "extracto de cochinilla".

beercochinilla-1

"Simplemente me encanta el color rosa y siempre quise hacer cerveza de color rosa", dice Pierce, directora de The Keep A Breast Foundation, una organización comunitaria sin fines de lucro que ayuda a mujeres con cáncer de mama. Pierce también tiene una importante presencia en la escena de la cerveza artesanal al sur de California, Estados Unidos: hasta hace poco trabajaba en la célebre cervecería Pizza Port, fue fundadora de la Eagle Rock Brewery y hace casi 7 años comenzó a organizar el The Brewbies Fest, un festival anual de cerveza en San Diego que ayuda a recaudar fondos para su fundación.

Para el The Brewbies Fest Melanie colabora con distintas cervecerías, ayudándolas a crear cervezas color rosa, exclusivas para el evento. Pierce ha hecho casi una docena de distintas cervezas rosadas a través de los años; ha utilizado granada, hibisco, frambuesas, fresas y colorante para teñirlas. Sin embargo, recientemente imaginó algo diferente: una cerveza stout, color negro, con espuma rosada. El estilo (piensa en la Guinness) por lo general tiene un color negro opaco y una capa gruesa de cremosa y blanca espuma. A menudo nitrogenadas, para crear su textura aterciopelada tan característica, las stouts tienen sabores tostados y lupulosos, aunque son ligeras en cuerpo y alcohol, perfectas para una noche larga de cervezas en el pub.

La idea llegó cuando Pierce descubrió un coctel hecho con cerveza Witbier belga y Campari —que le otorgaba un vívido color escarlata—. "Pensé que sonaba asqueroso", dice Pierce, "pero luego lo probé y me sorprendió que el carácter de hierbas del Campari funcionara con la Witbier". El tono rojo brillante del Campari se solía lograr con las cochinillas, así que decidió hacer el experimento. "Parecían pequeñas perlas grises", dice. "No son los bichos completos. No hay patas ni antenas, solo tórax. Estaba nerviosa cuando los probé, son muy amargos, metálicos y un tanto astringentes, todo al mismo tiempo. Lo mordí y lo escupí [en mis dedos], y mis dedos tomaron un color rojo brillante al instante".

Utilizó entre 50 y 100 gramos de cochinillas. Las molieron y sumergieron en alcohol para extraer el color. Después agregaron el tinte a un lote de diez galones de cerveza negra antes de echarla en el barril. Si bien los resultados no fueron tan vibrantes como esperaban, la cerveza fue un espectáculo sorprendente. "Parecía una malteada de fresa", dice Pierce. "[La espuma] tenía un tono ligeramente rosa, pero no era tan rosa como yo la quería. La mejor parte fue que a pesar de que la cerveza se veía de color negro azabache, si derramabas un poco en una servilleta, se veía de color rojo sangre. El verterla también fue muy padre, ver una cascada rosácea de pequeñas burbujas".

Beetlegiest - Julie Verive

Nombraron al brebaje Beetlegeist y el único indicio de su ingrediente secreto que pusieron en la etiqueta fue la leyenda: "No vegana". En cuanto al sabor: predominan los matices tostados de una típica stout, pero el retrogusto tiene un ligero sabor metálico, quitinoso, pero agradable.

"Creo que sí", dice Pierce cuando le pregunto si la cochinilla le añade algún sabor discernible a la cerveza. "Pero creo que todo está en la mente. Si le decimos a la gente que su cerveza tienen betabel, nos dicen: 'Sí, siento su sabor', pero no tienen idea de lo que están tomando. Si no les decimos nada, no notan sabores raros".

De cualquier forma Melanie seguirá usando cochinillas para hacer su cerveza rosa, que a la vez promueve la conciencia contra el cáncer de mama y recauda fondos para ayudar a mujeres que lo padecen. ¡Salud por eso!

Tagged:
Munchies
Food
California
Alcohol
chela
Comida
bebida
insectos
bebedores