Medio Ambiente

Laguna en Argentina se tiñe de rosa por polución

El color brillante se debe a la presencia de productos químicos de los desechos de las fábricas pesqueras.
27.7.21
Laguna rosa, argentina, polución, industrias pesqueras
Imagen: DANIEL FELDMAN / Contributor vía Getty Images

Una laguna en la región de la Patagonia de Argentina se tiñó de rosa brillante, avivando las preocupaciones que los residentes locales tienen desde hace mucho tiempo.

Según un informe de la Agence France-Presse, el ingeniero ambiental y virólogo Federico Restrepo dijo que el color se debía a la presencia de sulfito de sodio, que las fábricas de pesca locales utilizan para conservar los langostinos para su exportación. La ley requiere que las fábricas traten los desechos de pescado que contienen sulfito de sodio, que es un químico antibacteriano, antes de tirarlos.

Publicidad

La laguna lleva casi una semana de este color, pero los lugareños se han estado quejando del mal olor desde hace tiempo, informó la AFP.

Hace poco, los residentes de la ciudad vecina de Rawson bloquearon las carreteras en protesta para que los camiones que transportaban desechos de pescado procesados no pudieran llegar a las plantas de tratamiento ubicadas en las afueras de la ciudad. En cambio, se autorizó a las fábricas de verter sus desechos en la laguna.

"Recibimos decenas de camiones al día. Los residentes se están cansando de eso", le dijo a la AFP el ambientalista Pablo Lada. "Quienes deberían tener el control son los que autorizan el envenenamiento de la gente".

Según la agencia de noticias, el lago no se usa de forma recreativa y esta no es la primera vez que tiñe de rosa.

La contaminación ha hecho que esta laguna en Argentina se pinte de rosa

Imagen: DANIEL FELDMAN / Contributor vía Getty Images

“El color rojizo no provoca daños y en unos días desaparecerá", dijo a la AFP el jefe de control ambiental, Juan Micheloud.

Lada dijo que la fábrica de pescado también tiene la opción de arrojar sus desechos en la planta de tratamiento de Puerto Madryn, a unos 56 kilómetros de distancia, o incluso construir una nueva más cerca de sus fábricas. Tirar los desechos de pescado en la laguna local fue la opción más fácil.

Los activistas están preocupados por cómo esto podría afectar otras fuentes de agua, ya que esta laguna se alimenta del río Chubut y otras aguas de la región. Otras empresas pesqueras extranjeras y plantas procesadoras de pescado también dependen de estas fuentes de agua.

La laguna seguía rosa hasta este domingo.