La pandemia ha provocado un crecimiento explosivo de la conspiración de QAnon, no solo en Estados Unidos, sino a nivel internacional.
El encuentro de QAnon en Finlandia a principios de julio. Foto de Jarmo Ekma
Coronavirus

QAnon, la teoría conspiratoria que está ganando adeptos

La pandemia ha hecho que la teoría se popularice no solo en Estados Unidos, sino también por todo el mundo.
Mack Lamoureux
Toronto, CA

Artículo publicado originalmente por VICE Estados Unidos.

Cuando Jarmo Ekman comienza a retransmitir en directo el encuentro, aparece una mujer mayor con algo que jamás esperarías ver en un pequeño hotel de Finlandia: una gorra con la frase “Make America Great Again”. Lanza un beso a la cámara y exhibe la prenda como si fuese una modelo presentando un producto.

“Qué gorra más hermosa”, dice Ekman. “Como pueden ver, aquí hay muchos fans de Trump, obviamente, porque se trata de un encuentro de Q”.

Publicidad

Es sábado 11 de julio y unas 50 personas se reúnen en un hotel de Dragsfjärd, un pequeño pueblo a unas dos horas de Helsinki, para un fin de semana dedicado a QAnon. Mientras caminamos entre los asistentes, Ekman se detiene para hablar con un hombre que lleva un trozo de cinta plateada pegada en el pecho con el nombre Bono escrito en ella.

“Este es el primer encuentro de fin de semana de Q de todo el mundo”, dice Bono. En su camiseta se puede leer “QAnon Army Finland” [Ejército QAnon Finlandia].

Este tipo de “ejércitos” se pueden encontrar en Alemania, Francia y Reino Unido, además de Canadá, Japón e Irán. Todos creen en QAnon, una teoría conspiratoria que asegura que Donald Trump está en guerra con el “estado profundo”, un grupo elitista de políticos, familias ricas y famosos involucrados en una red enorme de tráfico sexual infantil y que ahora se aprovecha de la COVID-19 para ganar poder.

Esta teoría conspiratoria ha alcanzado nuevas cotas durante la pandemia, impulsada por la frustración a la que se enfrentan los ciudadanos de todo el mundo, que tratan de encontrarle el sentido a lo que está pasando. La comunidad formada alrededor de QA acepta a cualquiera, siempre y cuando crea al menos una de las muchas variaciones de esta teoría: que el mundo está en la mierda a causa de la mano negra que controla todo y que solo aquellos lo suficientemente listos pueden ver más allá y enfrentarse a ella. Aunque la teoría se centra principalmente en Estados Unidos, el sentido general puede aplicarse a cualquier lugar, lo que podría ser la causa de que se haya popularizado tan rápidamente en otros países.

Publicidad

Marc-André Argentino, estudiante de doctorado de la Universidad Concordia, se dedica a estudiar las teorías como QAnon y los movimientos similares de extrema izquierda y hace poco llevó a cabo una recopilación de datos sobre QAnon en las redes sociales. Según el análisis más reciente, realizado antes de que Twittertomara medidas seriasen la plataforma a finales de julio, la teoría tenía un 71 por ciento más de contenido en Twitter y un 651 por ciento más en Facebook desde marzo.

En Facebook, aparecían 179 grupos con más de 1.4 millones de miembros, frente a los 60 grupos y menos de 15.000 usuarios de marzo. En aquel momento, las páginas de Facebook sobre QAnon se duplicaron y pasaron de 63 a 120. Facebook eliminó un reducido número de estas páginas en abril, pero el movimiento sigue creciendo rápidamente en la plataforma.

“La mayoría de estos grupos y páginas nuevas parecen ser internacionales”, nos explica Argentino. “No hay muchos grupos nuevos en Estados Unidos; los grupos más grandes solo han crecido más. Han aparecido en lugares como Austria, Dinamarca, Hungría, Polonia, la República Checa, Rusia e Israel.

“En Alemania algunos protestantes pedían que Trump fuera a liberarlos del estado profundo alemán. Eso es una mierda”, dice.

Las reuniones de Ekman en Finlandia también han crecido. Hace diez meses, organizó otro encuentro de QAnon en Helsinki al que solo asistieron 19 personas.

Publicidad

Q y la conspiración constantemente cambiante

Aunque es demasiado complicado como para explicarlo rápidamente, en resumen, según QAnon, Trump no puede admitir públicamente su plan porque pondría en riesgo la misión. Para solucionar este problema, un individuo anónimo conocido como “Q”, que recibe ese nombre por el supuesto acceso que tiene a la información clasificada bajo la misma letra, informa al público de los avances de la guerra secreta contra el estado profundo. Después publica mensajes crípticos en un tablón de imágenes en internet, conocido por sus vínculos con los neonazis y la pornografía infantil. Los seguidores de Trump encuentran estos mensajes y los descifran.

La teoría comenzó en 2017 en 4chan, uno de los tablones de imágenes más notorios y ha crecido enormemente desde entonces. La conspiración ha ganado visibilidad no solo por el número de gente que la sigue, sino por sus extravagantes y elaboradas teorías, como la del tráfico sexual clandestino de los “niños topo” o que personajes famosos como el primer ministro canadiense Justin Trudeau y el actor Tom Hanks han sido ejecutados en secreto y reemplazados por dobles.

Pere este movimiento fluye y se adapta, y lo que hoy puede ser popular entre sus seguidores, el día de mañana puede olvidarse. En los Estados Unidos, 68 creyentes se presentan como candidatos para el congreso y algunos incluso podrían tener alguna oportunidad. Tras salir victoriosa en las primarias, la candidata del Partido Republicano de Georgia, Marjorie Taylor Greene, que apoya abiertamente la teoría QAnon, se dirige a unas votaciones preferenciales. Según el Atlanta Journal-Constitution, Greene se ofreció a explicar a sus seguidores todo lo que rodea a QAnon. El grupo, con sus inquebrantables creencias, ha sido descrito por algunos expertos como una secta que presenta a Trump y a Q casi como figuras religiosas.

Publicidad

QAnon se expande hacia el norte

En Canadá, QAnon llamó la atención de la prensa después de que se descubriese que un hombre, que se había presentado armado de arriba abajo en la casa de Trudeau, había publicado un meme de QAnon. (Ha sido acusado de proferir amenazas de muerte al primer ministro, pero se desconoce el móvil).

Blain McElra gestiona la página canadiense de QAnon en Facebook, junto con otras páginas de QAnon centradas en Canadá. McElra nos informó de que el grupo pasó de 400 a 2800 miembros desde que comenzó la pandemia.

Nos cuenta que descubrió QAnon poco después de que apareciese una de las primeras publicaciones de Q en 2017 y ayudó a descifrarlo al decir que “Can” era la abreviatura de Canadá. Desde entonces, está enganchado. Cuenta que, después de que él y su esposa perdieran a un bebé de diez meses, se sintió obligado a hacer todo lo posible para “acabar con el sufrimiento, la pedofilia y el tráfico de niños”.

McElra considera que QAnon es un movimiento global cuya primera parada es Estados Unidos.

“Estados Unidos es la primera pieza de un dominó y, cuando Trump ponga las cosas en orden, el resto de los países verán cómo se responsabiliza a los criminales, políticos, empresas, etc. Es solo cuestión de tiempo”, dice McElra.

Screen Shot 2020-07-28 at 4.08.30 PM.png

Seguidores de QAnon en Canadá a finales de 2018. Foto vía Twitter

McElra dice que él se esfuerza para que el movimiento sea todo lo pacífico posible y es especialmente diligente a la hora de moderar las publicaciones. Dice que lee y ve todo lo que se publica en la página de Facebook que modera, pero admite que a veces es complicado.

Publicidad

“Me esfuerzo mucho para poner calma en el grupo y no tolero en absoluto las publicaciones violentas o problemática en ese sentido”, dice McElra. “Las emociones están en el aire, la gente está frustrada y yo creo que es muy importante mantener la paz”.

Muchos expertos alertan del aumento de teorías conspiratorias que han surgido durante la pandemia. En todas las redes sociales, los grupos de apoyo a estas teorías crecen cada vez más. Supuestamente, incluso en Tiktok ha habido un aumento vertiginoso de jóvenes que comparten teorías tipo Pizzagate en los últimos meses. Anna Merlan, reportera de VICE News y autora de Republic of Lies, un libro sobre la cultura conspiratoria en el mundo moderno, escribió hace poco que estamos viendo una “singularidad conspiratoria” que ha permitido que movimientos como QAnon, los escépticos de los OVNIS y los antivacunas se unan.

“La pandemia ha creado una atmósfera de inseguridad e impotencia en muchos aspectos de la vida diaria”, dice un informe del Instituto de Diversidad Mediática de Londres publicado en junio. “Desafortunadamente, QAnon se ha aprovechado de esta atmósfera ampliando el alcance de esta teoría conspiratoria y usándola para esparcir información y noticias falsas sobre una crisis sanitaria ya de por sí compleja y aún sin resolver.

Travis View, copresentador del famoso podcast estadounidense QAnon Anonymous, dice que ha visto aparecer grupos por todo el mundo durante la pandemia y cree que el motivo es que la gente necesita sentirse parte de una comunidad. Al fin y al cabo, de eso se trata QAnon: una comunidad en internet.

Publicidad

Según View, QAnon es una teoría paraguas que acoge a muchas otras. “Creas la teoría que creas, en QAnon siempre vas a encontrar un hogar”.

“Lo que engancha a la gente más que cualquier otra cosa es la comunidad en línea de gente que no se fía de las instituciones”, añade.

“Amenaza de terrorismo doméstico”

El crecimiento de QAnon no es inofensivo. Sus seguidores están involucrados en varias muertes y crímenes en los últimos años, como el asesinato de un segundo al mando de la mafia neoyorquina y una mujer que retransmitió en directo cómo intentaba asesinar a Joe Biden. Otros se han enfrentado a la policía, descarrilado trenes y confabulado para bombardear lugares supuestamente satánicos.

Según un boletín de inteligencia del FBI, la agencia estadounidense catalogó a estas teorías conspiratorias como una amenaza de terrorismo doméstico. “El FBI estima que estas teorías conspiratorias surgirán, se extenderán y evolucionarán en el mercado de la información moderna, ocasionalmente llevando a los grupos e individuos extremistas a perpetrar actos violentos o criminales”, dice el boletín publicado por Yahoo News.

Estos grupos internacionales de QAnon no están aislados. Trabajan conjuntamente para producir contenido. Argentino dice haber visto páginas internacionales traduciendo propaganda, como “documentales” populares, para otras regiones. Por ejemplo, la página de QAnon Quebec juega un papel importante en la traducción de información al francés y trabaja con grupos en Francia, que a su vez traducen para Italia. La comunidad de QAnon en Alemania ayuda a traducir y diseminar la propaganda a Austria y Dinamarca. En todos los casos, la información se adapta a la audiencia y, por ejemplo, en Francia es mucho más socialista y secular que en Estados Unidos.

Publicidad

“Estas comunidades comienzan a tener influencia en sus respectivas regiones y vemos un crecimiento grande”, dice Argentino. “Se están creando comunidades diferentes pero basadas en la misma idea”.

Una película de QAnon, Out of Shadows, se tradujo hace poco a otros idiomas y ha sido vista cientos de miles de veces. Otras cuentas en redes sociales o sitios web se dedican exclusivamente a diseminar artículos traducidos sobre QAnon, como una en Twitter cuya biografía específica en francés que fue creada para “permitir a los patriotas de habla no inglesa seguir a Q”. La cuenta ha conseguido casi 10 000 seguidores en menos de un año.

Un informe del Instituto para el Diálogo Estratégico, un grupo de investigación antiextremismos, mostraba que aunque los hashtags se publican principalmente en Estados Unidos, la prevalencia ha caído, lo cual sugiere que “la teoría conspiratoria se está extendiendo y estableciéndose internacionalmente”. Además, se descubrió que los cuatro países donde más fuerza tenía QAnon eran Estados Unidos, Reino Unido, Canadá y Australia, seguidos de Rusia, Indonesia y Alemania. El informe delInstituto de Diversidad Mediática halló contenido publicado en neerlandés, francés, alemán, griego y húngaro y un aumento del apoyo en redes sociales en Reino Unido, Países Bajos, Bélgica, Francia, Canadá, Alemania, Grecia y Hungría.

QAnon por todo el mundo

Algunos de los seguidores internacionales de Q no son exactamente los patanes que todos imaginamos cuando pensamos en seguidores de teorías conspiratorias.

En octubre de 2019, the Guardian descubrió que uno de los amigos del primer ministro australiano Scott Morrison era un conocido seguidor de QAnon, cuya mujer trabaja en el gabinete del primer ministro. A principios de año, un psicólogo fue suspendido del oficio por escribir más de 300 publicaciones en el blog oficial de su consulta que fomentaban las teorías de QAnon sobre sacrificios pedófilos y un intento de golpe de estado a Estados Unidos por parte de la reina de Inglaterra.

Publicidad

En Alemania, una investigación del periódico alemán The Local mostraba que una cuenta alemana de YouTube había crecido “exponencialmente” desde marzo y un canal de Telegram había pasado de 20.000 a 110.000 seguidores. Recientemente, un seguidor alemán de QAnon fue visto en un acto político antiinmigración de la extrema derecha organizado el día del cumpleaños de Hitler. Xavier Naidoo, un controvertido cantante e influencer alemán, también compartió estas teorías.

En Irán, el grupo de la oposición Restart tiene conexión con QAnon. También hay seguidores de QAnon en Japón y Corea del Sur.

Mike Rothschild, un periodista de Estados Unidos que suele escribir sobre QAnon y que ha publicado un libro sobre el tema, dice que ha visto hashtags de todas partes del mundo y en muchos idiomas. Sin embargo, no está seguro de si los seguidores internacionales entienden realmente el movimiento o si solo les atrae el sentimiento de unidad que queda patente en el eslogan de QAnon: “Donde va uno, vamos todos”. Rothschild nos dijo que cree que los seguidores internacionales de QAnon han cogido la idea principal, luchar contra las élites globales, y la han aplicado a su situación.

“Nunca pensé que tendría repercusión internacionalmente”, dice Rothschild. “¿Qué tiene que ver un juego de rol de la inteligencia militar estadounidense con la vida en Japón o Finlandia donde tienen problemas y una mano negra muy diferente? Creo que lo que hemos visto es que esa mano negra es siempre la misma para los usuarios de internet de extrema derecha”.

No todo el mundo se sorprende. Ekman dice que no le asombra que pudiera reunir a 50 personas en un hotel finlandés para celebrar algo que realmente está ocurriendo a 7.000 kilómetros de distancia. Como muchos de los seguidores de Q, cree que es parte de algo más grande.

“No estoy de acuerdo con que los mensajes de Q han estado solamente centrados en la política estadounidense. Hay mucha diversidad en los temas tratados”, dice Ekman. “Hay un despertar espiritual global en desarrollo, del cual Q y Trump son un componente principal”.

Aunque dice que él lleva “despierto” desde el 2014, cree que es parte de algo que acaba de comenzar.

Sigue a Mack Lamoureux en Twitter.