Publicidad
Este artículo se publicó hace más de cinco años.
El número de los pecados capitales

La cienciología odia la psicología y tiene sus propios métodos

¿Qué pasa cuando un miembro de la iglesia de la cienciología sufre una crisis nerviosa? Alice Wu lo descubrió cuando mostró síntomas de una enfermedad mental y, al parecer, fue aislada en una habitación.

por Julian Morgans
21 Junio 2013, 8:26am


Ilustración de Grant Gronewold.

El odio de la cienciología por la psiquiatría y la psicología está bien documentado, pero, ¿qué pasa cuando uno de sus miembros sufre una crisis nerviosa? Alice Wu, una joven ciencióloga taiwanesa que vive en Sidney, lo descubrió cuando mostró síntomas de una enfermedad mental y, al parecer, fue aislada en una habitación. Según la historia que su familia ha dado a conocer, Alice fue retenida contra su voluntad, pero cuando la televisión australiana informó del asunto a finales de febrero, la Iglesia negó las acusaciones y Alice, que ya está de regreso en Taiwán, envió un correo a la cadena diciendo que no había sido retenida ni maltratada.

Hablé con “John”, un ex cienciólogo involucrado en la historia de Alice, para averiguar más. (Como a muchos ex miembros de la Iglesia, a John le preocupa ser acosado y aceptó hacer hablar conmigo con la condición de que no reveláramos su verdadero nombre).

VICE: ¿Cómo supiste de Alice?
John:
Hay un foro de mensajes online a través del cual se comunican muchos ex cienciólogos. Una persona de origen taiwanés habló de la historia de Alice y yo me organicé con algunos ex cienciólogos para visitarla. Le pedimos a alguien más que contactara con la familia en Taiwán.

¿Has tenido experiencia con retenciones como la que se supone que sufrió Alice?
He sabido de muchos intentos de tratar de ese modo a personas con trastornos mentales. Me contaron de un hombre que pasó seis semanas de reposo en una granja. El problema es que no se le permitía hablar con nadie.

¿Por qué no?
[El fundador de la cienciología] L. Ron Hubbard decía que cuando la gente está en ese estado, hay que llevarlos a un lugar en calma e intentar mantenerlos tranquilos hasta que sanen. Pero ignorar a una persona en crisis es como decirle que no es nadie. Eso habría pasado con Alice.

Los comentarios de John son su opiniones personales y no reflejan las opiniones de VICE Media Inc. o sus afiliados.

Aquí está la declaración oficial de la Iglesia de la Cienciología de Australia acerca de Alice Wu, y aquí la declaración de la propia Alicia Wu (ambas en inglé).

Más cosas del Número de los pecados originales:

Ponte en forma

Las mujeres del Ejército Libre de Siria

Al matar se siente poder

Tagged:
secta
Cultura
Cienciología
Psicología
Vice Blog
VICE Revista
El número de los pecados originales
Volumen 7 Número 4
chungo
encerramiento
como cabras