FYI.

This story is over 5 years old.

VICE Sports

¿Qué pasó con las mascotas de nuestros amados videojuegos de los noventa?

Algunas desaparecieron, otras buscaron nuevos caminos y tuvieron éxito, y otras murieron de humillación.
4.2.15
Ilustración por Ashlyn Anstee.

Los videojuegos son más populares que nunca, pero con el tiempo perdieron algo: a las mascotas, para ser específicos. Hace mucho tiempo, las mejores franquicias de videojuegos se caracterizaban por tener un roedor antropomórfico o un plomero que saltaba de caja en caja. Una paisaje muy lejano al actual, en el que reinan hombres sombríos con cicatrices, espadas y pistolas.

Las mascotas de los videojuegos con los que muchos crecimos estuvieron intrínsecamente ligadas a una aventura de obstáculos, y hace más de 20 años ese género era el que dominaba. Sin embargo, varios de los juegos más vendidos de todos los tiempos, como Super Mario Bros 3, son del periodo entre 1985 y 1996. En aquel entonces, los niños eran el mercado más grande para la industria de los videojuegos, entonces solo tenía sentido desarrollar personajes que se parecieran a Bugs Bunny o Mickey Mouse. Los desarrolladores querían sacar provecho de esto y crearon Super Mario Bros como una plantilla replicable que condujo a la explosión del género de plataformas y mascotas.

Publicidad

Los juegos de plataformas se definían por una mecánica de juego particular: el salto basado en precisión y la navegación por obstáculos entre el punto A y el punto B, como la estética de los dibujos animados. Alrededor de 1996, cuando la industria comenzó la tendencia de gráficas sprite y los modelos realistas poligonales en 3D, los juegos de plataformas se volvieron irrelevantes.

El salto de los juegos de plataformas con mascotas a los gráficos 3D fue peligroso. Muchas mascotas que florecieron en la era de los 8 bits no lo lograron. Algunas desaparecieron, otras buscaron nuevos caminos y tuvieron éxito, y otras murieron de humillación. Ahora que han pasado más de 20 años desde aquel fatídico periodo de transición, sería una buena idea ver cómo les fue a las mascotas más destacadas.

MARIO Su mejor juego: Super Mario Galaxy 2 (Wii, 2010) Indiscutiblemente, Mario es el alfa de las plataformas. La franquicia de Super Mario Bros. inventó los videojuegos de plataformas, y luego reinventó el juego de plataformas 3D con el fundamental Super Mario 64, en 1996. Muchas veces se pasa por alto su nivel de consistencia y éxito, pero está claro que el personaje y la serie son incomparables. Nunca hubo un error en esta serie y la mayoría de sus juegos son reconocidos como clásicos de todos los tiempos. Mario también es la mascota de la marca, la cabeza del imperio. Sus protegidos, Yoshi, Wario y Luigi, tienen cada uno su propia y exitosa serie de juegos de plataformas. Sin embargo, Mario es el manda más, pues aunque encabece una serie de juegos que no son de plataformas (por ejemplo, Mario Kart, Paper Mario, Mario Party, etc.), esta resulta confiable y muy sólida.

Las únicas desventajas de Mario son su estúpida voz, su rostro insufrible y lo poco atractivo que es. Tal vez algún día pueda relajarse y adaptarse al estilo de vida de Mickey Mouse: un hombre que se auto medica y toma un poco de aire en cada uno de sus saltos.

Publicidad

Muchas veces Mario, como el rock n' roll o las estrellas de las películas de acción, parece haber perdido su gloria, pero cada vez que reaparece vuelve tan joven y poderoso como siempre. Aunque menos gente le ponga atención a Mario, en comparación a la era de las plataformas, el plomero sigue llevándose el primer lugar con cada juego.

SONIC THE HEDGEHOG

Su mejor juego: Sonic & Knuckles (Sega Genesis, 1994)

¿Quién no se acuerda del sonido que acompañaba cada salto de Sonic? ¡Es mposible olvidar ese "tud…tud…tud"! Puede que Sonicsea el Poochie de las mascotas de los videojuegos, pero vaya que los niños lo amaban por eso.

El enfoque de Sega era cambiar la forma en que se veía los videojuegos: no se trataba de qué juego era el mejor sino de cuál era el más cool. Sonic desafió directamente la "frialdad" de Mario como personaje al ser en esencia un Mickey Mouse aventurero, encantador e irreverente de los noventa. Él era el más afilado, el más rápido y en sus juegos utilizaba el "estallido" (algo que ni existía).

El último de los juegos de 16 bits de Sonic, Sonic & Knuckles de 1994, sigue siendo la mejor serie: mezcla la plataforma estándar de salto con la emoción del impulso. Los niveles del juego son casi iguales a los otros clásicos de Genesis, pero la serie Sonic and Knucles brilló con "locked-on" en Sonic 3, el juego que reveló la experiencia que los desarrolladores tenían en mente desde un principio. Después de que la era de 16 bits se acabó, Sonic desapareció durante toda la generación de 32 bits; sin embargo, cinco años más tarde llegó el primer juego de Sonic en 3D con el Sega Dreamcast, llamado Sonic Adventure. Desde ese momento, la franquicia no tiene el mismo éxito de antes; todo es desorden e inconsistencia.

MEGA MAN

Su mejor juego: Mega Man X (Super Nintendo, 1993)

Publicidad

La serie original de Mega Man comenzó en 1987 y produjo ocho juegos en nueve años; todos eran buenos y tenían el mismo nivel de calidad, más o menos. Los juegos no varían mucho y por eso los que más se destacan son Mega Man 2 y Mega Man X, dos casos en los que sí hubo un cambio sustancial.

Además de la consistencia, la serie también fue conocida por su dificultad frustrante (como los videojuegos que juegan los niños de hoy) y por tener la mejor música de videojuegos de la generación. Aunque la serie quiso rejuvenecer con un remake en el 2008, Mega Man 9 (y Mega Man 10 en el 2010), la salida del creador Keji Inafune de la franquicia dejó todo estancado, sin nuevas versiones o desarrollos en el juego.

KIRBY

Su mejor juego: Kirby's Adventure (NES, 1993)

Kirby sobresalió por ser bonito durante toda su carrera. Es el más lindo de todas las mascotas. Comenzó fuerte con dos juegos de plataformas consecutivos en 1992 y 1993 y luego, casi de inmediato, entró a la tendencia de los remixes, los juegos spin-off y los cameos. En términos de juego, Kirby es una especie de Mega Man pero más lindo; la mayoría de estos juegos implican copiar el arma de un enemigo y adoptarla como propia. Mega Man hace esto al vencer a un jefe y tomar su arma; Kirby se los traga para robarles los poderes. Tiene el trastorno alimenticio más adorable de todos los videojuegos.

Kirby's Adventure sigue siendo el mejor juego de Kirby, aunque una reactivación reciente, Kirby's Epic Yarn, recibió las mejores críticas que un juego de Kirby haya recibido jamás.

DONKEY KONG

Su mejor juego: Donkey Kong Country 2 (Super Nintendo, 1995)

Publicidad

Como personaje, Donkey Kong es bastante aburrido. Tenía más carisma en su versión original como un King Kong que lanzaba barriles a obras en construcción. Sus principales rasgos eran que llevaba una corbata y disfrutaba comer bananas. Nadie se pondría a hablar de Donkey Kong un fin de semana, pero cuando Donkey Kong Country debutó en 1994, la verdadera estrella fueron los gráficos CG.

Donkey Kong era un tipo tan aburrido que estuvo fuera de acción cuando la secuela de su compañero Diddy Kong debutó. En este juego él es secuestrado y Diddy, junto con un nuevo compañero, Dixie, lo rescata. Esto se convirtió en un tema persistente y en la tercera entrega, Diddy también es secuestrado y no puedes jugar con él. Donkey Kong Country sigue siendo el único juego que le permitió ganarse a los novatos.

CRASH BANDICOOT

Su mejor juego: Bandicoot Crash Warped (PlayStation, 1998)

Crash Bandicoot era el Denis Leary de las mascotas de los noventa: una estafa que vivía del marketing. Su personaje era una vil copia de Sonic, un mamífero oscuro al que le gustaba la acción, vestía ropa a la moda (pantalones cortos de mezclilla y zapatos de skater) y peleaba con un malvado científico calvo. Sin embargo, Crash tuvo una carrera efectiva y contribuyó a que Sony dominara con el PlayStation en la era de los 32 bits, pero no dio nada nuevo de qué hablar.

El último esfuerzo por parte del equipo creativo de Naughty Dog fue también la mejor versión de Crash. Las cuatro entregas principales de la serie que se desarrollaron desde entonces son una decepción. Después de unas secuelas y un juego de karts, no se le ha visto desde que Bush fue presidente.

BUBSY

Su mejor juego: El momento en el que se pensó, cuando tal vez parecía una buena idea (1992)

Publicidad

Bubsy era un idiota. Tenía toda la actitud de los noventa, pero era demasiado desagradable y no tenía nada que ofrecer. Su primer juego llegó con un montón de pre lanzamientos bomba en una campaña de marketing agresiva, pero el juego "no era la mejor cosa del mundo". Se fue cuesta abajo desde ese momento y el único legado que dejó fue un ridículo intento de pasar a la generación 3D para PlayStation en 1996. Fue catalogado como uno de los peores juegos de la historia, con imagen y mecánica atroces y una música absurdamente tortuosa.

EARTHWORM JIM

Su mejor juego: Earthworm Jim (Sega Genesis/ Super Nintendo, 1994)

Básicamente es una parodia a las mascotas de los juegos de plataformas. Del creador Doug TenNapel, Earthworm Jim es una lombriz de tierra común y corriente que ganó poderes al tener un súper traje espacial. Luego se fue a luchar con villanos como el Profesor Monkey-one-head, que tenía un mono por cabeza, y la Reina Slug-for-a-butt, que tenía una babosa en el trasero. El juego estaba lleno de humor y Earthworm Jim eran tan gracioso como un episodio de Ren & Stimpy.

El juego fue un éxito instantáneo. Fue muy bien recibido, pero el intento de pasar a la nueva generación 3D para PlayStation fue un desastre absoluto que nunca debió suceder.

SPARKSTER

Su mejor juego: Rocket Knight Adventures (Sega Genesis, 1993)

"¿Quién carajos era Sparkster?"

Desarrollado por Konami y algunos miembros del equipo de desarrollo de Contra, Sparkster era un caballero zarigüeya con una espada y una mochila cohete que luchaba contra un ejército de robots y cerdos. Tan estúpido como suena, su serie de juegos de plataformas estaba entre las mejores de 16 bits. Él era la única mascota con una mochila cohete, lo que es un poco sorprendente, teniendo en cuenta que eran los noventa, cuando los sueños de mochilas propulsoras se consideraban locuras.

Publicidad

Al igual que muchas de estas mascotas, hizo un intento de capitalizar la nostalgia y volver en el 2010, pero a nadie le importó.

BANJO & KAZZOIE

Su mejor juego: Banjo & Kazzoie (Nintendo 64, 1998)

Banjo, como Donkey Kong, era una mascota aburrida. Es un oso que emprende una aventura, aunque un oso que anuncia papel de baño tiene más personalidad. Lo más importante de Banjo y su amigo Kazzoie, el pájaro, fue cómo impactaron en el género de las plataformas.

El Banjo & Kazzoie original representa el momento en el que la asociación de Nintendo Rare era una de los mejores desarrolladoras de videojuegos jamás vistas. Después de que Super Mario 64 inventara el juego de plataformas en 3D, Banjo & Kazzoie de Rare llegó para llevarlo a otro nivel: los gráficos, los conceptos de imagen, la dirección de arte, todo fue un paso significativo en la industria.

Rare fue responsable de un gran número de exitos a mediados y finales de los noventa, entre ellos la serie de Donkey Kong Country de Super Nintendo, Goldeneye 007, Bad Fur Day de Conker, y otros.

Después la secuela de Banjo fue buena pero, al igual que otros juegos de Rare, no fue lo que se esperaba. Tenía muchas misiones secundarias y los escenarios eran demasiado grandes… fue uno de esos casos en los que lo más grande no fue lo mejor. En el momento en que Rare hizo Donkey Kong 64, en el 2000, parecía que ya no tenía nada de creatividad. Unos años más tarde, Microsoft, que acababa de entrar en el negocio del hardware de videojuegos, gastó mucho dinero para que Rare se separara de Nintendo. Sobra decir que la asociación fue infructuosa.

RAYMAN

Su mejor juego: Rayman 2: The Great Escape (1999, multiplataforma)

Publicidad

Rayman es como el niño tímido de las mascotas de los juegos de plataformas que tal vez fue, secretamente, el mejor de ellos, pero que debido a las circunstancias nunca encontró la atención que se merecía. Una razón puede ser que parece estúpido, tiene cara de tonto y no tiene extremidades. A uno no le gusta ver a Rayman, sin importar qué cosa sea.

Sin embargo, sus juegos son aclamados por la crítica. Debutando en la era de los 32 bits, la serie Rayman de Ubisoft sabiamente se quedó en el 2D en vez de pasar a 3D. Como resultado, la serie fue masivamente subestimada, ya que los jugadores estaban más interesados en los juegos 3D. Rayman 2: The Great Escape fue considerado en su momento como el mejor juego de plataformas sidescrolling, con dirección creativa y gráficos magníficamente limpios.

Humillantemente, Rayman terminó en el asiento trasero de un spin-off, en los mini juegos Ravin Rabbids, que tuvieron un gran éxito comercial.

COOL SPOT

Su mejor juego: Cool Spot (Super Nintendo/ Sega Genesis, 1993)

Por estos juegos es que se juega. La Academia pudo haber ignorado The Lego Movie, pero en esta lista las mascotas patrocinadas por empresas tendrán un reconocimiento merecido.

El logotipo de 7UP no estuvo aquí solo para divertirse, sino para recordar que se debe estar hidratado con gaseosas refrescantes. Sus largas piernas de jugador de baloncesto y sus gafas parecen decir: "¡Esta sí es una empresa muy fresca!". En consecuencia, el legado de Cool Spot como una mascota de juegos de plataformas sigue siendo el más genial y refrescante.

Publicidad

De hecho, ha habido muchos "Adver-juegos" más allá de los juegos de 7UP. Cheeto's tuvo dos juegos de Chester; Domino's tuvo dos juegos de plataformas para su mascota, Noid; McDonald's también ha tenido un par de juegos, incluyendo Treasure Land Adventure que en un momento tuvo a Ronald McDonald peleando contra una manzana. Si esto no es arte, ¿entonces qué es?

EL RESTO

Hubo muchas mascotas de plataforma en los años noventa y un montón de ellas eran pobres imitaciones de Sonic. No hay mucho que decir acerca de personajes como Rocky Roedor, Possum, Gex y Aero The Acrobat, más allá del hecho de que existieron.

Boogerman y Conker estuvieron en la categoría de "acomplejado y cómico". El chiste de Boogerman se trataba de "pedos y mocos". Era como el tío que se cree lo máximo porque se tira pedos en la mesa de los niños. Del mismo modo, el quid de Bad Fur Day de Conker era una mascota linda que decía "maldita sea", "mierda" y "puta"; en otras palabras, una versión larga de la película Ted.

También hubo mascotas subestimadas como Ristar y Klonoa. Ristar era un juego muy bueno de Sega Genesis, pero no se convirtió en una serie. Klonoa llegó tarde y debutó con un sólido juego de plataformas en 2D para PlayStation en 1997; solamente Japón le puso atención.

Las recientes adiciones a la categoría, como Sackboy de la serie Little Pig Planet para PlayStation, Ratchet & Clank y Jak son las mascotas finas, pero pertenecen a una generación diferente. Están en constantes renovaciones y retrocesos, como una banda de jóvenes tratando de ser los Rolling Stones.

Aunque la corriente principal del juego se alejó de las plataformas, los desarrolladores, sobre todo en el lado independiente, están haciendo nuevas mascotas con títulos como Super Meat Boy, Fez, Braid y Spelunky, que lidera el género.

Sin embargo, las viejas mascotas de los juegos de plataformas viven en la nostalgia de la cultura pop, en el fanart y, por supuesto, en la franquicia de Super Smash Bros. Al igual que bandas que hace mucho tiempo fueron rivales, ahora están haciendo un equipo, un The Expendables para viejas estrellas de acción. A veces es mejor seguir juntos cuando los años de gloria se van.

Sigue a Grant Pardee en Twitter.