FYI.

This story is over 5 years old.

Noisey

¿Qué dicen esos lamentables tatuajes sobre ti?

Por únicos que quieras creer que son tus tatuajes, en realidad muchos de ellos caen en un puñado de categorías muy simples. Aquí algunos de los tipos de tatuajes más comunes y lo que estos dicen sobre ti.
9.2.15

Este artículo fue publicado originalmente en Noisey, nuestra plataforma de música.

¿Ubicas esos sellitos que te ponen en el pasaporte? Ya sabes, los que prueban que has ido a muchos países cool y te dan motivos para sentirte mejor que los demás. Bueno, tus tatuajes relacionados con una escena son muy parecidos a eso. Excepto que son exactamente lo contrario. Cuentan una historia mucho más triste; la historia de cómo has pasado por múltiples fases musicales a lo largo de los años, muy vergonzosas la mayoría de ellas, y ahora estás atrapado con uno de esos estúpidos recuerditos para toda la vida.

Publicidad

Por únicos que quieras creer que son tus tatuajes, en realidad muchos de ellos caen en un puñado de categorías muy simples. Aquí algunos de los tipos de tatuajes más comunes y lo que estos dicen sobre ti.

ESTRELLAS

Si escapaste de los dosmiles sin alguna especie de tatuaje de estrella, por favor fórmate para recibir tu medalla. Eso incluye las estrellas náuticas, el contorno de una, o esas patéticas constelaciones que la gente se hacen en la cadera. Esta moda surgió justo en la época en que las bandas creían que eran unos genios por convertir un soneto completo en el nombre de una banda, por ejemplo, A Dozen Roses For An Endless Sky, Give Up the Fate Of A Thousand Dying Suns, Sinking Ships In The Passing Calm Blue Ocean. Esos son obviamente nombres inventados, pero si existieran seguramente los habrías escuchado. Te pusiste tus estrellitas emo porque era eso o seguir cortándote las muñecas hasta que tus papás se dieran cuenta. ¿Estás contento con tu decisión?

GORRIONES

Además de las estrellas emo, los tatuajes de gorriones son probablemente uno de los clichés más grandes relacionados con una tribu urbana. Para las señoritas, por supuesto. Los güeyes con tatuajes de gorriones definitivamente tienen problemas más grandes que haber caído en un cliché. Hay dos lugares donde pudiste haberte puesto gorriones. Uno es en los huesitos de la cadera, una coqueta forma de decirle a cualquiera que vaya a conocerte más a fondo que ese territorio ya fue explorado por el cantante de una bandita de screamo que nadie conoce. El otro lugar en que pudiste habértelo hecho es en la parte superior de tus senos, anunciándole a cualquiera que le eche un ojo a tu escote que tienes tres copias del Three Cheers for Sweet Revenge de My Chemical Romance.

NATURALEZA (ÁRBOLES, PECES KOI, FLORES)

Güey, estabas tan, pero tan conectado con la naturaleza en esa época. Por eso te hiciste ese pez koi en tu hombro y usabas tank tops todo el tiempo para presumirlo. Tenías que verte cool en todos esos conciertos de Incubus y Deftones a los que fuiste, güey. Sin sarcasmo.

TATUAJE DE MARINERO

Tus tatuajes de marinero le dicen a la gente que en algún punto formaste parte de la escena rockabilly, que en realidad ni siquiera es un género musical sino un pretexto para que la gente se vista como extra de Vaselina. Los típicos güeyes que se gastan $600 pesos en un corte de pelo y las chavas que gastan absurdas cantidades de dinero buscando un traje de baño retro en tiendas de segunda mano para después negarse a entrar al agua con él.

EXPANSIONES MASIVAS

Ya sabemos que esto no es un tatuaje en realidad, pero tus lóbulos estirados son una gran forma de asquear a la gente a tu alrededor. Eras el tipo que estaba dispuesto a hacer literalmente lo que fuera para encajar en la escena hardcore, incluyendo meterse candados industriales en los lóbulos. Y como recompensa, ahora tienes unas orejas cabronas que se parecen a la vagina de La Tigresa del Oriente.

CUADROS DE SKA

Un tatuaje de cuadros sólo puede significar una cosa: llevaste muy lejos tu interés de dos meses por el ska y lo convertiste en un error que te va a perseguir toda tu vida. Los cuadros iban comúnmente acompañados de la silueta del tipo de Madness. O la silueta del logo de The Specials. O la silueta del logo de Operation Ivy. (En serio les gustaban las siluetas a esos güeyes, ¿no?) Mientras que la mayoría de nosotros escapamos de esa etapa sólo con una vergonzosa colección de pantalones rojos y la inútil habilidad de saber bailar 2-step, tú si te aventaste directo a una plática con tus futuros hijos de como a mami o papi le gustaba una banda llamada Catch 22.

LETRAS DE CANCIONES

Te hiciste un tatuaje con la letra de tu canción favorita porque LA MÚSICA ES TU VIDA, NO COMO TODOS ESOS BORREGOS QUE SÓLO ESCUCHAN A TOÑO ESQUINCA. A diferencia de ellos, tú en realidad te conectabas con las bandas que escuchabas y querías inmortalizar eso grabando en tu piel sus palabras permanentemente. No estoy seguro de qué te llevó a pensar que eso era una buena idea. A lo mejor porque las bandas que te gustaban tocaban en un escenario que apenas y estaba a 30 centímetros del suelo o porque sus discos tenían clips de Donnie Darko y American Psycho en ellos. El problema es que como elegiste un tipo de letra completamente ilegible, nadie puede leer qué chingados dice ahí, lo que es probablemente mejor porque muchas de esas letras fueron escritas por un pseudo escritor que no habría pasado la materia de Escritura Creativa en la prepa. (Puntos extra si te tatuaste la letra en una lengua que no sea tu idioma natal *coughcoughfrancés*)

TATUAJES EN LA CARA

Un tatuaje en la cara significa que eres una persona completamente enferma que resultó encontrarse con la música.

FRASE SÚPER COOL EN EL PECHO

Si en verdad te consideras a ti mismo un güey súper cool, tienes que ponerte una frase cool en el pecho. Algo en verdad significativo que te defina como persona, no sólo "Livin' la vida loca". Tener que enfrentarte a este tatuaje cada mañana es equivalente a leer diario la cita que escribiste en tu anuario de preparatoria.

STRAIGHT-EDGE

Para ser tres simples equis, un tatuaje straght-edge dice mucho de quién eras y quién eres ahora. Dice que solías usar una cuenta de Messenger que consistía de una palabra rodeada de un chingo de X's. XxPersiStaNcexX, XxXTruTilDethXxX, xXsXeIsSeXXXyxXx, xetcx. También solías alzar las manos en forma de X cuando ibas a los conciertos de Strife a cantar canciones acerca de lo poison-free que eras. Pero ahora has perdido el camino, o en otras palabras, te has empacado cuanta cerveza se te ha atravesado y te emocionas cada que hay una pelea de MMA.

TATUAJES EN EL LABIO

Un tatuaje dentro de tu labio significa que eras el chavo bien que todavía quería quedar bien con sus padres a los 20. Tenías que hablar a tu casa cada dos horas para avisar que estabas bien. Eras el güey más aburrido con el que se podía ir a un concierto. Te hiciste un pequeño tatuaje en el labio como un pequeño acto de rebeldía. Ahora eres un adulto al que sus papás le pagan la renta.

NOMBRE DE BANDA

¿Te acuerdas de ese vergonzoso libro de poesía que hiciste en la secundaria y que escondías en tu closet? ¿Ese que llenaste con los nombres de tus bandas favoritas escritos con plumón? Felicidades, así se ve tu piel ahora.

EL DELINEADO DE TU TIERRA DE ORIGEN

Este es tu recordatorio personal de lo bien que la pasaste en tu tierra natal. Buenos tiempos, compa. Nunca olvides tus raíces. Qué bueno que no te mueres de vergüenza con decir que eres de Shelbyville.

TATUAJES GEOMÉTRICOS

Te crees muy especial por haberte tatuado algo críptico, que nadie más tiene y que no necesariamente tiene un significado existencial, más bien representa la vanalidad de la época y apela a la esnobería del diseño. Cuando te des cuenta de que todo el mundo está lleno de líneas negras producidas en serie te vas a sentir un mueble de Ikea. Corriente y barato, como todos.