Publicidad
Noticias

¿Os acordáis de cuando David Bisbal fue el putero de España?

Pero joder, ¿realmente nos ha fallado?

por Pol Rodellar
23 Septiembre 2015, 10:45am

Imagen vía

Hace un año, millones de madres, esposas, jóvenes y niñas se estaban echando las manos a la cabeza. Muchas de ellas estarán arrancando los pósters de su ídolo de sus habitaciones, rayando con rabia los CD's del almeriense y borrando todos los JPG's que tienen guardados en esa carpeta del escritorio llamada "Mi Bisbal". Todo esto porque el cantante apareció mencionado como cliente en una causa penal contra una red de prostitución VIP de Buenos Aires.

Las escuchas telefónicas hechas durante la investigación revelaron como uno de los implicados decía cosas como "esas putas estaban ahí con David Bisbal". Nuestro David no tardó en desmarcarse de la acusación enviando un comunicado en el que especifica que Bisbal nunca ha tenido "relación alguna con actividades de carácter delictivo". Todo puede ser, ante todo está la presunción de inocencia. Es posible que los interlocutores de las escuchas solamente se refirieran a un colega suyo de pelo muy rizado, "El Bisbal". "Joder con el Bisbal, no hay quien pare a este cabrón, como le gusta la fiesta". Todos tenemos un colega al que llamamos "El Bisbal", ¿verdad?

Pero este no es el tema. El tema es que el comunicado era, hasta cierto punto, tranquilizador pero la semilla del Diablo ya se había posado dentro de los corazones de todos y todas sus fans quienes ven como ese español angelical puede estar caminando por el lado más salvaje de la vida. Y es que, no lo olvidemos ni por un momento, Bisbal fue, es y debería seguir siendo el hijo perfecto de España. Ese chaval almeriense que, cual Joselito "El pequeño ruiseñor", encandiló a toda una España ansiosa por recibir el segundo advenimiento de Jesús Cristo encarnado en un artista del espectáculo; un escultor de melodías, un poeta del baile.

Sus primeros flirteos con el mundo mágico de la música vinieron con su participación en la "Orquesta Expresiones" pero no fue hasta la espectacular primera edición del programa Operación Triunfo que Bisbal no desgarraría la lógica del espacio-tiempo para penetrar en el cerebro de todos nosotros y afincarse en él hasta el infinito.

Imagen vía

Bisbal es el sueño perfecto de toda madre: respetuosos con la familia, religioso, trabajador, simpático y portador de los más bellos rizos de la estepa española. Un ser casi divino que despierta ternura y obliga a las mujeres de 50 años a cogerle la cara con sus rechonchos dedos y besarle en las mejillas.

A todos nos ilusionó que bautizara a su hija Ella en un yate en Miami —donde residía con la diseñadora Elena Tablada, quien por aquel entonces era su esposa— y vibramos con el final de su gira española de 2007 en el que interpretó su tema "Soldado de papel" acompañado de tres niños exsoldados de Sierra Leona, concienciándonos a todos sobre el terror de utilizar a menores en conflictos armados. Y es que el David tiene un enorme historial de acciones solidarias como cuando apoyó a los víctimas del huracán de Acapulco o cuando dio esos conciertos para ayudar a las familias afectadas por el terremoto de Lorca.

Todo esto no quita que haya tenido sus momentos jodidos. No nos hizo mucha gracia que se divorciara de la madre de su hija pero nos alegró que les comprara a las dos un piso en Madrid por el valor de 600.000 euros.

Sus cagadas en Twitter también son épicas pero esto de las prostitutas VIP nos trastocó un poco. ¿Seguiría siendo Bisbal el hijo perfecto de España pese a haber sido presuntamente cliente de una red de prostitución? La respuesta es sí. No hay nada que encaje más con el prejuicio de esta España sensible con el cristianismo, el nacionalismo y el éxito barato como que su hijo sea un putero. Bisbi, déjate llevar; si te follaste a unas prostitutas en Argentina no pasa nada, todo —en todo momento— seguirá encajando. Esta noche sal a demostrar por qué siempre serás el hijo de España.

Tagged:
música
sexo
vip
ESPAÑA
Cultura
putas
David Bisbal
putas de lujo
Opinion
Vice Blog
Pol Rodellar
puteros
puticlubs