Publicidad
Elecciones 2016

Dios, patria, rey, autogestión y socialismo: así es el partido más antiguo de España

En una época en la que todo el mundo habla de nuevos partidos pocos recordaran que el Partido Carlista representa a la ideología política más antigua de España.

por Hegoi Belategi
18 Diciembre 2015, 4:00am
Estella (Lizarra en euskera) es un pueblo de unos 13.000 habitantes ubicado entre Pamplona y Logroño. Ésta ciudad fue "capital" del carlismo durante la primera guerra y sede de un consejo de guerra entre 1936 y 1939. En Estella también se encuentra el Museo del Carlismo; uno de los técnicos del museo Iñaki Urricelqui dice que a pesar de que actualmente no es una alternativa política, todas las navarras y navarros opinan que el carlismo es patrimonio histórico del país. Muestra de ello es que la construcción de éste museo se aprobó con los votos de todos los partidos del parlamento navarro, algo impensable en una sociedad permanentemente dividida política y culturalmente: por un lado independentistas y nacionalistas vascos de carácter más progresista, y por otro, conservadores regionalistas y nacionalistas españoles.

La versión más extendida es, que el carlismo surge hacia los años 1820, como consecuencia de un conflicto dinástico. Cuando Fernando VII murió, su hija Isabel II accedió al trono contraviniendo así la ley sálica; ley que prohibía el acceso de mujeres al trono (ley que por cierto, vuelve a estar vigente). Inmediatamente miles de tradicionalistas se opusieron frontalmente, posicionándose de lado de Carlos María Isidro, hermano del rey, iniciando así una escalada de violencia que degeneraría en una guerra. Toda ésta palabrería de catedrático de historia puede parecer lejana (además de aburrida), pero Urricelqui hace un análisis más actual de lo que pasó, mostrando que muchos de los problemas actuales de España ya existían en aquella época, y que además muchos siguen sin resolver. El director del museo, que hace hincapié en que él es un historiador y no se considera carlista, opina que la ley sálica fue tan solo la chispa que prendió el resto de problemas de España. Fue un problema de base social e ideológica, que abarcó todos los segmentos de la población. Es decir, fue mucho más que católicos contra ateos o lo rural contra lo urbano. Ya entonces se hablaba de las dos Españas, la monárquica y la liberal, la católica y la laica, la España capitalista y la autogestionaria... Antes se les decía liberales y tradicionalistas, luego fueron "rojos" y "fachas" hoy en día derecha e izquierda; el trasfondo es el mismo. Finalmente, las cuestiones de territorialidad e identidad fueron clave, siendo sobre todo Cataluña y Euskal Herria feudos carlistas, ante el inmovilismo de Madrid para reconocer sus fueros (derechos históricos de ciertos territorios para gobernarse) y su derecho de autonomía ¿A que ahora todo os suena más eh?


Iñaki Urricelqui, director del Museo Carlista. Todas las fotografías por el autor.

Las guerras carlistas terminaron y los primeros años del siglo XX fueron de relativa calma y estabilidad para la Comunión Tradicionalista (partido político en el que se agruparon los carlistas), gozando de una amplia representación institucional en los territorios anteriormente mencionados. Pero en 1932, se vio cual era la concepción de democracia que tenían los tradicionalistas. Tras perder la alcaldía de Pamplona a manos de los republicanos, los requetés (milicias carlistas) causaron incidentes por sus calles. Finalmente en 1936 los carlistas se unieron al alzamiento fascista del general Mola. Si bien, en un principio hubo ciertas dudas, en el momento en el que la iglesia y el pretendiente carlista don Javier se lo ordenaron, los carlistas corrieron al monte "pegando tiros". Fueron clave para ganar la guerra, sobre todo en el norte donde se abalanzaron sobre sus propios vecinos, guipuzcoanos primero y vizcaínos después. Cabe destacar las arengas de muchos sacerdotes navarros animando a los jóvenes, a matar a todos los rojos, nacionalistas, ateos etc.

¿Quién les diría que ellos mismos serían las primeras víctimas del nuevo régimen? Habían apostado por el caballo ganador sí, pero cuando estaban en el pódium el caballo los aplastó a coces. Franco anuló su ideario, su representación en el poder, los relegó a un papel meramente propagandístico y muchos de sus líderes fueron perseguidos.

Fue en ésta época cuando el carlismo evolucionó hasta posiciones que años antes combatieron. Bajo el liderazgo del pretendiente Carlos Hugo —al que los carlistas consideraban como su rey legítimo—, el carlismo adoptó el socialismo autogestionario como doctrina. Puede parecer incompresible, pero bueno, el partido comunista también aceptó una monarquía ¿no? A la larga ésta decisión dividiría y debilitaría al partido para siempre, sobre todo tras los asesinatos de dos personas en su romería anual de Montejurra en 1976. Tras no poder presentarse a las elecciones de 1977, sufrieron una fuerte debacle y pese a haber participado en la fundación de Izquierda Unida, han sido un partido extraparlamentario con un apoyo mínimo. Aun así el P.C. ha logrado sobrevivir hasta hoy, lo cual no es tan extraño si se tiene en cuenta el hecho de que, muchas de las causas por las que surgió siguen estando presentes. Después de casi 200 años no parece que se vayan a solucionar próximamente.

Ramón Muruzabal de 75 años y su tocayo Ramón Ábrego de 85, afirman ser carlistas desde la cuna. Les pedimos que nos respondiesen a algunas preguntas, para entender cómo se salta de un vértice al otro del espectro político, sin pasar antes por el aburrido y moderado terreno que hay entre ambos.


Ramón Muruzabal y Ramón Ábrego.

VICE: Vosotros que vivisteis el carlismo, digamos más conservador ¿creéis que Franco no habría llegado al poder sin los carlistas?
Ramón: En un principio el plan era apoyar a Sanjurjo o a Mola, pero ya se sabe, Franco no los mataba, prefería hacer que se estrellasen en avión.

Teniendo en cuenta lo que supuso el franquismo, ¿diríais que estuvisteis en el lado malo de la historia?
Es la única guerra que ganamos y en la que más hemos perdido, eso es así. Pero sería equivocado juzgarlo desde un prisma actual. El rey Javier y los lideres carlistas llamaron a defender a dios, la patria, los fueros y el rey; dime tú que joven navarro no era católico y foralista en el 36.

En Navarra no hubo frente pero sí miles de muertos y muchos siguen enterrados en fosas. ¿Estuvieron los carlistas implicados?
Los líderes oficiales jamás lo permitieron. En cambio, sí que hubo gente cercana a la falange y al ejército que fusiló en nombre del carlismo. De todas formas, también fusilaron en el otro lado.

¿Os consideráis católicos, monárquicos y además socialistas?
¡Claro! Cristianismo y comunismo van de la mano. Jesús y los primeros cristianos eran comunistas; vivían en comuna, trabajaban juntos y compartían los beneficios. Por otra parte, don Carlos Hugo era pretendiente al trono y socialista, fíjate entonces si puedo ser monárquico.

§

En Pamplona nos recibe Jesús María Aragón, secretario general del partido. La sede del P.C. se encuentra en la parte vieja y es un simple piso, no demasiado grande y sin ningún tipo de lujos a parte de una bolsa llena de caramelos. Antes de comenzar, Aragón comenta que fueron desalojados mediante vía judicial de su sede en Tolosa (Guipúzcoa).



Jesús María Aragón, secretario general del Partido Carlista.

VICE: ¿Os consideráis un partido de izquierdas?
Jesús: No nos gusta demasiado definirnos en un eje derecha-izquierda, pero para que la gente lo entienda diría que sí, somos un partido de izquierdas.

¿Tenéis representación institucional en algún municipio?
No con nuestras siglas, pero sí que vamos en coalición con otros partidos, en Puente la Reina por ejemplo. De todas formas, las últimas elecciones han sido en las que menos pactos hemos logrado.

Se dice que los atentados de Montejurra en 1976 asestaron un golpe moral al P.C. del que no pudo recuperarse. Se cree que la Guardia Civil estuvo implicada.
Hubo dos muertos pero pudieron ser muchos más, hubo multitud de heridos. Estuvo organizado; la ametralladora que se usó para el tiroteo, fue llevada en un camión que fue custodiado por la Guardia Civil. ¿Qué por qué lo sabemos? El camión sufrió una avería y el mecánico de guardia que acudió era miembro del P.C. Además, quedó claro que la guardia civil tenía orden de no intervenir; ya nos pareció raro que hubiese más guardias que nunca pero más todavía que no hiciesen nada al oír los disparos. Al final achucharon tanto a un sargento que tuvo que intervenir, pero no creas tu que arrestó a los de la ametralladora. Simplemente mandó a unos para un lado y a otros al otro. Se ha hecho creer que los asesinos eran seguidores de Sixto, otra facción autodenominada carlista. Pero está claro que el plan fue ideado con el visto bueno del régimen. Incluido el rey Juan Carlos.

No os presentáis a estas elecciones ¿apoyáis a algún partido?
El partido no. Yo tengo que admitir que cuando surgió Podemos, me pareció una alternativa. Ahora viendo su programa, ya no. Aun así pienso que es la mejor opción para España.

¿Y qué opinión tenéis respecto a Cataluña?
Nosotros opinamos que lo que sobra es el gobierno central y las que importan son las regiones. Lo que hay que hacer urgentemente es cambiar la constitución. Los catalanes tienen derecho a votar sobre su identidad, aunque tampoco descartaría un referéndum a nivel estatal. Si un hijo se va de casa la familia tiene derecho a opinar.

Después de 20 años de gobierno de Unión del Pueblo Navarro, Geroa Bai gobierna con apoyo de Podemos, Izquierda-Ezkerra y EH Bildu ¿Ha ido Navarra a mejor?
Yo desde luego no he visto que vaya a peor, lo que hay es mucha propaganda negativa. La cámara de comercio afirma que el 70% de las empresas abandonaran navarra y eso es rotundamente falso. Es cierto que en algunos aspectos ha habido imposición, aunque yo creo que ha sido más bien en clave interna. En teoría esta forma de gobierno está bien, puesto que refleja las ideas de amplios sectores de la población. Pero no dejan de ser cuatro partidos diferentes, seguro que más de uno ha tenido que hacer importantes concesiones.

¿Crees que algún día podréis levantar el vuelo?
No lo sé, aunque lo veo difícil. Durante la Transición se nos arrinconó y se hizo lo que se pudo para desprestigiarnos desde diferentes sectores. Desde entonces, la realidad es que hemos bajado en medios tanto humanos como económicos. Sin esos medios es complicado que el mensaje llegué a la gente. La figura del rey tampoco convence a muchos. Yo te puedo hablar de Euskal Herria, donde he ejercido y creo que la gente tampoco ha sabido nunca en qué posición colocarnos. Nosotros por ejemplo no hablamos de independencia tal y como la conciben otros partidos, sino que más bien buscamos una independencia personal para, que cada uno viva libre según sus ideas.

Tagged:
Politică
ESPAÑA
Noticias
Tradición
guerra civil
carlismo
carlistas
política española
tradicionalismo
Dios patria y rey
Navarra
ideologias