Fotos de centros turísticos abandonados en Gran Canaria y los Alpes

FYI.

This story is over 5 years old.

Fotos

Fotos de centros turísticos abandonados en Gran Canaria y los Alpes

Los restos del boom turístico siguen ahí, aguantando el paso de los años y la decadencia.
9.3.16

Esta galería se publicó originalmente en VICE US.

Cuando mi hermano y yo éramos críos, mis padres nos llevaban a Gran Canaria, un destino muy frecuentado por los escandinavos desde la década de 1960 y que tuvo su apogeo en la de 1990 gracias a los paquetes de vuelos chárter y los complejos vacacionales de bajo coste que pusieron la isla al alcance de la clase media y obrera.

Recuerdo aquellos días despreocupados en Gran Canaria: largas jornadas en la playa, pinchando medusas en la orilla con un palo; horas enteras observando el acuario del restaurante al que solíamos ir… Todo con tal de huir de los meses más oscuros del invierno noruego.

Publicidad

El mes pasado regresé a Gran Canaria con mis padres por primera vez en 15 años, picado por la curiosidad de saber qué ha sido de todos aquellos lugares. Mientras íbamos por la costa, perdí la cuenta de los carteles de "Se vende" que vi apostados frente a solares y hoteles. Todo el lugar parecía ser una ruina polvorienta. El estilo arquitectónico de los edificios —construidos con materiales de bajo coste y tonos desvaídos de rosa, amarillo y azul celeste—, muy sesentero, parecía todavía más anticuado en ausencia de turistas, quienes, según me habían contado, prefieren alquilar en AirBnB.

Pese a que en cierto modo lo esperaba, aquella nueva visita a Gran Canaria me dejó un sentimiento extraño. Después del viaje, volé directo a Suiza para una sesión fotográfica. Aproveché la estancia para acercarme a Andermatt, un pequeño pueblo que vive del esquí y que había descubierto en Google Maps. Mientras atravesaba el pueblo con el coche, reparé en que el lugar me provocaba las mismas sensaciones que aquel lugar de Gran Canaria, pese a que era la primera vez que visitaba los Alpes (y al drástico cambio de temperatura).

Apartamentos y hoteles de lujo, pensiones y restaurantes vacíos… Ni siquiera había un alma en las pistas, a pesar de las excelentes condiciones para esquiar.

Tanto Andermatt como Gran Canaria me parecieron vestigios desolados de una generación turística agonizante, la clase de destinos vacacionales que el turista actual sigue reservando en una agencia de viajes. Estas imágenes son un reflejo de los momentos tan similares que me inspiraron dos lugares tan diferentes.

Publicidad

Si quieres conocer más del trabajo de Tonje, visita su sitio web y su cuenta de Instagram.

Traducción por Mario Abad.