Cultură

Personas nos cuentan las peores mentiras que han puesto en su CV

"Soy la prueba viviente de que los papeles no son lo más importante para tener éxito en la vida… igual que Bill Gates".
5.12.16

Imágenes por Ben Thomson y Ashley Goodall.

Para encontrar trabajo, necesitas experiencia. Pero para tener experiencia, necesitas trabajo. ¿Ves el problema? Igual que todos nosotros. Según una nueva investigación de Xref, el 42 por ciento de los australianos jóvenes mienten a sus futuros jefes sobre sus habilidades y experiencia laboral. Y no podemos culparlos. ¿Pero qué tan creativo debes ser para conseguir trabajo? VICE entrevistó a algunos artistas del engaño para saber cómo lo hicieron.

Andrea, 34
Chef (o algo así)

VICE: ¿Has mentido en tu CV?
Andrea: Sí, cuando llegué a Australia, necesitaba dinero y vi un anuncio que decía "Se busca una persona que sepa cocinar y dirigir una cocina pequeña". Entonces fui a la entrevista y les eché un choro de que había trabajado en la cocina de un restaurante grande cuando vivía en Italia.

¿Y te contrataron?
Sí, ni siquiera me pidieron que hiciera un turno de prueba. Confiaron en mí. Sabía cocinar un poco porque aprendí a hacer pasta viendo a mi mamá. Pero, la verdad, los primeros cinco meses usaba una página italiana para buscar recetas. Tuve que investigar lo necesario para trabajar en una cocina, como la temperatura ideal para los alimentos o cómo almacenarlos de forma correcta.

Publicidad

¿Nunca te sentiste mal por haber mentido?
No porque me dediqué y mejoré muchísimo. Ok, mentí en la entrevista, pero después de eso me puse a trabajar en serio.

¿Alguna vez te felicitaron?
¡Claro! En especial por mis ravioles de calabaza con salvia y mantequilla.


Relacionados: Cómo sobrevivir con tu sueldo de mierda


Sandra*, 25
Subgerente de una tienda

Hola Sandra. ¿Alguna vez has mentido en tu CV?
Sí, todo el tiempo. Me acuerdo de una vez que quería ser recepcionista en un hotel. Sólo escribí en mi CV que ya lo había hecho en 2013, dos años antes, y fingí que quería regresar a ese ambiente. Lo he hecho muchas veces y gracias a eso he conseguido entrevistas. Pero todos sabemos qué pasa cuando mientes en una entrevista.

¿Entonces mentir no te causa remordimiento?
Mi maestra de orientación vocacional dijo que a veces está bien mentir porque hay trabajos en los que no necesitas experiencia pero si dices que la tienes, es más fácil que te contraten. Sólo es malo si te descubren o si eres pésimo en tu trabajo. Exagerar mis tareas en trabajos pasados, horas laboradas, etcétera, me ha servido para conseguir ciertos trabajos. Si sabes que puedes hacerlo, estás seguro de ti mismo y no corres peligro, entonces esa mentirita fue sólo por un bien mayor. Así tú ganas dinero y ellos cubren un puesto.

Cuando le preguntas a la gente si es malo mentir, la respuesta generalmente es "Sí. Mentir es malo, no lo hagas". Pero estoy segura de que todos los que lectores van a coincidir en que existe algo llamado "mentiras blancas" y que normalmente se usan para no herir a las personas o para conseguir trabajo. Eso de "ojos que no ven, corazón que no siente" suena muy cliché pero es cierto. A menos que mientas sobre tus conocimientos. Ahí sí es probable que te salga mal.

Ashley*, 31
Gerente de una tienda

Cuéntame tus mentiras, Ashley.
Miento en las entrevistas de trabajo, pero creo que todos lo hacemos. Una vez mandé una solicitud de trabajo a Virgin sin saber qué puesto estaban buscando. A media entrevista me di cuenta de que buscaban a un subgerente y obviamente preguntaron cosas como "¿Cuántos equipos has dirigido?" y "¿Cuáles han sido tus logros como coach de personal?". La verdad es que trabajaba en un McDonald's donde me explotaban pero dije que dirigía un equipo especial para garantizar que el negocio siguiera funcionando a la perfección sin la presencia de los gerentes. Al parecer, me tocaba supervisar los turnos y solucionar las quejas de los clientes o del personal. Pero en realidad solo volteaba carnes de hamburguesa y ganaba el salario mínimo.

¿Y te contrataron?
Sí. Y me convertí en la gerente más exitosa de 2015 de la tienda. También fui instructora de un equipo de fútbol que tuvo mucho éxito. No es por nada pero cuando iba en la escuela, apenas logré entrar al equipo local de la sub-14.

Juan*, 23
Agente de relaciones de mercado

Háblame de tus mentiras, Juan.
Hay muchas historias. Una vez pedí trabajo en Supercheap Auto y saqué muchas cuentas de correo falsas para mis referencias. Lo mejor de todo fue que funcionó. El problema fue que cuando hicieron una búsqueda de IP, se dieron cuenta de que todos los correos tenían la misma dirección IP y me investigó la policía. Pero de todas formas conseguí el trabajo.

¿Por qué?
Supongo que lo que estaban buscando era si tenía demandas por fraude y como vieron que no, me contrataron. Una vez trabajé como ingeniero en sistemas porque modifiqué un certificado con Photoshop y me dieron el puesto sin tener experiencia. Hasta me mandaron un año a Estados Unidos. En otra ocasión, trabajé un año completo en unas oficinas con la licencia de seguridad de mi hermano, que es de nivel cinco, el más alto.

Publicidad

Eres todo un profesional.
Güey, tengo plantillas de todo tipo de certificados que modifico cuando necesito.


Relacionados: 'Puede venir Peña y nosotros le sacamos su título'


Tomás*, 38
Gerente de una empresa petrolera

Hola Tomás, ¿alguna vez has mentido en tu CV?
Sí, una vez. Estudié economía en una universidad local en Kuala Lumpur. Fue con la beca Petronas, ya sabes, la de las torres gemelas Petronas en Kuala Lumpur. Reprobé en segundo año y no terminé mi carrera. Pero después de unos años y de unos trabajos, le pedí a uno de mis ex compañeros que me prestara su título. Le saqué copia, le puse mi nombre y solicité el puesto de ejecutivo senior en una de las empresas de las torres gemelas con un salario de más de 40 mil pesos.

Si repruebas en la beca, no puedes trabajar en esas pinches torres. Está prohibido. Le dan mucha importancia a su imagen y se supone que sólo los mejores trabajan ahí. Pero sí, falsifiqué mi certificado, mi título, mis años de experiencia, fui a la entrevista y conseguí el puesto.

¿Y cómo le hiciste?
Soy bueno en lo que hago. No necesito un título para demostrarlo. Y hasta ahora nadie sabe de esto. Ni siquiera mi mamá.

¿No sientes remordimiento?
Para nada. Sé de lo que soy capaz. Soy la prueba viviente de que los papeles no son lo más importante para tener éxito en la vida… igual que Bill Gates y muchos otros.

*Se cambiaron los nombres para proteger las expectativas laborales de los entrevistados.

Sigue a David en Twitter