Cultură

Así es ser un niño de la tele

Hablamos con Eduardo García (Dudu), Angy Fernández, Víctor Elías y Lucía Gil sobre como es crecer delante de las cámaras.
6.4.16

De pequeños seguramente todos fantaseábamos alguna vez con ser ellos. Niños de la tele, ídolos enlatados. Pequeños gigantes de la fama. Juegan a ser otros, estudian sus gestos y sus palabras, hablan y actúan como lo harían los otros. Al final ya nadie sabe quién es quién. El personaje se come a la persona. El regador regado. Algunos de ellos consiguen cambiar sus vidas: se consolidan como actores, le dan un giro completo a su carrera o simplemente vuelven al anonimato. Ya nadie les para por la calle llamándoles por un nombre que no es el suyo, pero muchas veces cuando los paran, siguen refiriéndose a ellos como el niño o la niña de una u otra serie.

Publicidad

Buscamos a las gemelas Olsen españolas, a los niños que no han podido jugar a tazos durante el recreo porque estaban rodando, a los pequeños chantajistas que saben reír y llorar cuando les apetece. Me he propuesto no hablar del personaje que encarnaban (a no ser que ellos quisiesen sacar el tema) para que simplemente me explicasen como fue crecer siendo un niño de la tele. Es lo típico que todo el mundo se pregunta: cuando llevas tantos años siendo solo un personaje, debe costar mucho dejarlo de ser, ¿no? Pues resulta que sí. Hablamos de ello con Edu García (Dudu) de Aquí no hay quien viva y La que se avecina, Angy Fernández de Física o Química, Víctor Elías de Los Serrano y Lucía Gil de varios proyectos en Disney Channel.

EDUARDO GARCÍA

Eduardo García, el pequeño y rebelde niño de Aquí no hay quién viva y La que se avecina, que se ha hecho mayor y se hace llamar Dudu. Ahora hace trap y fuma porros. Mi primer reto era hablar con él. Reconozco que su presente me fascina.

Lo que más me moló de Edu, o Dudu —ya le llamo Dudu porque somos casi colegas— fue su espontaneidad al contestar mi llamada. Solo descolgar me dijo:

"Llevo tiempo siguiendo Vice porque un hermano me lo dijo: Oye tío, que es una página real. Soy seguidor pues porque hay reportajes reales, nada de censurarlos. La información tiene que ser así, joer, sin maquillarla ni nada". Ya veis que la relación con Eduardo empezó con buen pie, pero tocaba ponernos algo serios.

Publicidad

VICE: ¿Cuándo empezaste a interesarte por la música?

Dudu: Nosotros siempre hemos estado grabando y haciendo líos de estos desde hace mucho. Ahora tengo 24… pues yo empecé a grabar con unos 15. Rapeábamos por la calle, pero claro, en la época que lo hacíamos tardabas en bajarte una película por lo menos una semana. El que tenía un ordenador en casa gracias a dios era un privilegiado. Y de todo el grupillo el único que tenía ordenador en casa era uno… Yo no podía grabar porque nunca había tenido ordenador. Fíjate, mi primer ordenador, para que flipes, era un portátil. ¿Por qué? Pues porque antes con los chavales íbamos al ciber.

¿Qué te decía la gente cuando te la encontrabas por la calle?

En el barrio no me decían nada. Luego a lo mejor si ibas a otro sitio que no te conocen la peña te decía "ostia sí, tío, qué guapo", se sorprendían y hablaban contigo. Yo con la peña de ley no tengo problema. Normalmente la peña no te suele mentir joder, eso es bonito. Que te pare alguien por la calle y te diga "Oye hermano, me mola lo que haces". Yo soy un chaval mazo sensible, y me la pela.

¿Recuerdas alguna historia de algún fan que se te ha quedado grabada?

Conocí a un hombre del barrio que cuando yo tenía 8 años él entró preso. Me cogió cuando tenía 14 y me dijo: pues mira, me pasó eso, estuve un poco jodido, pero los martes eran sagrados. Si le tocaba limpiar le compraba un paquete de tabaco a un coleguita y mientras él miraba la tele le decía a los otros, este chaval es de mi barrio. Cuando me lo contaba así pues se te partía el alma. Me decía que todo lo malo que tenía en la cabeza, el ratito que te veía allí se le olvidaba todo. Me contó el pibe, flipa, que para él era toda una terapia, ¿sabes? Es el decir: "venga, que esto se va a pasar y cuando salga le voy a dar un abrazo al máquina"… Flipa.

Publicidad

¿Te gustaba el trabajo de actor?

Lo que es el trabajo y tal siempre me ha molado. No me ha molado a veces ciertas cosas que lo rodean… La fama me la pela. A mi me da igual que alguien me pare. Mientras no se confunda. ¿Si no pa qué curras de esto tronco? Lo que no me gustaba era que tienes que hacer ciertas cosas para caer bien al otro o al uno. Hablando claro: no me voy a poner de cocaína con un tío para caerle bien ni para que me dé nada. Yo soy como soy. ¿Qué pasa? Que en este mundo, en todos los trabajos no solo en este, pues si tu no te vas con este tipo a ponerte de coca bien, pues te desprestigian, es lo que suelen a hacer con toda la gente y te dicen: "este es un barrio bajero" y tal…

Y a parte de las drogas, ¿qué más no te molaba?

Te he hablado de las drogas como te hablo de dejar a un chaval esperando 4 horas para hacerse una foto contigo. Veía lo que cierta gente hacía con mi trabajo y decía: "primo, yo no me identifico con esta gente". Entonces yo salía, me presentaba al chaval, me quedaba allí con él, conocía a sus padres… Luego me ganaba al viejo y les decía si querían ver el plató, les enseñaba el videoclub… La peña me decía: "Oye Edu, ¿qué haces?" Y yo les decía: No, que es un coleguita mío… Me la sudaba rápido… No eres quién para dejarlo ahí tirado. ¡Que coño! Un niño que no te está siendo descortés, ni te hace ningún mal… Yo he visto a gente pasar de ellos como si fuesen basura. Tampoco me he callado cuando he visto tratar así a gente.

Publicidad

¿Te has llegado a discutir con alguien?

Sí, pero tampoco voy a decir nombres… Pero cuando he visto estas cosas les he dicho: "Tío, tu eres un pipa". Me he llegado a pelear. Pero en el sentido que jode más que un chaval de 14 años te diga: "Tío, tu forma de vida no es la correcta". Ellos simplemente me decían: "Tu cállate, que tu eres un niño", "tu no sabes de qué va esto", "tu no sabes de que va la vida". Pero, ¿por qué? ¿Por qué te digo eso cuando dejas a un pobre chaval allí 3 horas? ¿Cómo sois tan idiotas, primos? No queréis haceros una foto o qué, compadre… Al igual que he dado con los más perros de la movida, también he dado con gente maravillosa, como puede ser por ejemplo José Luis Gil, Emma Penella, Mariví Bilbao, Gema Cuervo. Es que, ¿ves? Se me ponen los pelos de punta al recordarlo. Sí, primo, gente que no tiene 12 años y que a mí me lo han dicho: "Desgraciadamente como tú hay tres"…

¿Y con los fans has tenido algún problema?

El otro día por la noche me para un pibe en un bar con todo su pedo. Borracho, pero claro, uno es educado. Hay que escuchar a todo el mundo. Aunque estuviese borracho pensé: "venga, va, vamos a darle una oportunidad". Pero la peña te la tira. Y el tío diciendo: "Pero es que tu lo tenías todo y ahora que fumas porros…". Un chaval que ya tenía sus pelos en los huevos. Y se lo dije así: "Vamos a ver, ¿por fumar porros tengo menos talento o qué? Cuando trabajaba en la tele hace años ya fumaba porros. No es por ofenderte. Te creerás que vivía en una mansión, pero yo sigo en la misma casa de siempre".

Publicidad

¿Ha cambiado tu vida desde que ya no estás en la serie?

Yo siempre he sido así. Pienso que no he cambiado. Yo llegaba a la hora de comer y yo no voy a falsear, yo no voy a comer con alguien hablando de temas que en verdad me sudan la polla como: "Vinieron a ponerme las baldosas y les dije que si no sabían con quién estaban hablando". Pues con un subnormal estaban hablando. Esos temas de conversación, pues no me sentía cómodo. Llegaba la hora de comer y yo me sentaba con mi amigo Paquito, técnico de luces, mi amigo Jaime, cámara, mi amigo Gigo, cámara también, mi amigo Santi, de atrezzo… gente que no se le sube nada a la cabeza. Yo siempre he luchado contra eso, y yo creo que todas las vainas que han dicho contra mí han sido porque les jode como soy. Les jode que un chaval sea más real que todos ellos con treinta. Por eso me han desprestigiado "¡ese es un yonqui!".

¿Y lo eres?

¡Qué va! Escucha tengo 24 años y me llaman yonqui. No sé lo que es un tripi. No sé lo que se siente con un tripi ni con una pastilla. Me da miedo. Aquí fumamos hierba. O hierba o porros de hachís.

¿Crees que eres el Macaulay Culkin de España?

Es que a la peña me llama Macaulay, en el barrio ya me lo decían: "¡Eh Macaulay!". No me considero Macaulay pero le he seguido y le considero un ley. Le considero un burlao. ¿Qué pasa? Pues es que al tío se le fue un poco de las manos. Pero bueno, en mi caso, no creo que por fumar un poquito de marihuana o por fumar porros seas igual. ¿Qué pasa? Que esto es un país lleno de prejuicios. ¿Qué pasa? Que he visto que puedes ir de Dolce & Gabbana, meterte de coca y eso se llama ser cool. Pero tu te fumas un peta con un chándal y eres un barriobajero.

Publicidad

¿Y tus padres qué dicen?

Yo doy gracias todos los días por los padres que me han tocado y los amigos que me han tocado. Yo veía padres que llevaban a sus hijos al rodaje, y veía como que estos padres se querían hacer el agosto con sus hijos. Con doce años a mí ya me cascaban estas cosas. Como comprenderás a mi se me parte el alma cuando veo los padres que he tenido. ¡Mi madre se ha pasado dos años con las mismas zapatillas! Si tienes un padre tal o cuál vas a salir un podrío. Gracias a mis padres hoy tengo los valores que tengo.

ANGY FERNÁNDEZ

Aunque empezó su carrera como actriz un poco más tarde que los demás, aunque apenas tenía 16 años cuando apareció por primera vez en la pequeña pantalla protagonizando Física o Química, la serie de adolescentes con más tirón de los últimos años.

¿Cuándo empezó tu interés por ser actriz?

Angy: Yo quería ser actriz de pequeña, porque hacía teatro, pero claro también decía: "quiero ser veterinaria", "quiero ser médico". Lo de actriz era una cosa más, pero tenía claro que era como una ambición, porque lo veía como una cosa como muy difícil. Recuerdo que veía compañeros y pensaba: joer me encantaría estar allí y tal. Yo no sé ni como me cogieron para Física o Química , porque hice un casting horrible. Me debieron ver algo, pero no sé qué.

¿Cuándo te dijeron que te habían cogido qué hiciste?

Cuando me cogieron me vine a Madrid con mi madre. No me lo podía creer… Me cagué viva, lo dejé todo, mi vida. Vivíamos en Mallorca. Nos cogimos un hostal en Sol, porque claro, no teníamos casa y tampoco tuvimos tiempo de coger una. Yo era súper joven. En el hostal no había ni tele. Por suerte en Física o Química la peluquera tenía una casa en alquiler y nos fuimos allí.

Publicidad

¿Pudiste compaginar tu carrera con los estudios?

Yo acabé la ESO, de hecho repetí 4º de ESO, me pasó lo de Factor X, y ya. Dejé de estudiar. Ahora me apetecería retomarlo. Estoy estudiando interpretación. Siento que ahora sería un buen momento.

¿Cómo viviste la fama durante la adolescencia?

Teníamos unos fans súper majos. Lo que lo pasaron quizás peor fueron los chicos, porque claro, tenían a todas las niñas allí detrás. Recuerdo los estrenos en Callao, todo lleno de gente gritando, yo estaba flipando vamos, no me podía creer que toda aquella gente estuviera por nosotros.

¿Recuerdas alguna situación embarazosa con algún fan?

Por la noche, cuando la gente va bebida, me han llegado a tirar del pelo o a tirarme una copa encima… Recuerdo cuando salía con Úrsula Corberó, los chicos súper pesados con ella, estábamos en Capital y me puse como para defenderla y me dijeron fea y de todo. Yo encima me pico mucho, ahora ya no tanto, pero si me insultan yo contesto. Te puedo caer mal pero, ¿por qué me tienes que insultar? Estoy en el mismo sitio que tu pasándolo bien con los amigos… No sé, yo no me corto un pelo.

¿Ha cambiado la relación con tus amistades?

Tengo mi grupo de amigas en Mallorca, pero claro, llevo 8 años fuera de allí y se nota mucho eso. Las veo solo cuando puedo ir, hace poco me vino a visitar mi mejor amiga de toda la vida. Cuando vuelvo a Mallorca pienso que todo va a ser igual, y no. Todo el mundo tiene su vida, claro, supongo que esto también pasará con otras profesiones, pero con la profesión de actriz realmente se nota mucho. El grupo de personas con las que me juntaba pues ya no se juntan. Es muy difícil mantener el contacto con la otra gente, las personas con las que más me llevo son las de detrás de las cámaras.

Publicidad

¿Y el éxito?

El éxito es momentáneo. La clave es mantenerse. Es verdad que muchas veces lo pienso y me entristece. Me gustaría seguir trabajando como actriz, pero quizás no me llaman tanto como me gustaría. Como hay tantos actores buenos y es muy difícil este mundo. Claro, yo también me tengo que pagar el alquiler de alguna manera, por lo que tengo que coger trabajos. Tengo suerte porque de momento puedo escoger.

Últimamente te has vinculado con colectivos animalistas

Yo siempre he estado en contra del maltrato animal. Creo que por fin estamos empezando a abrir los ojos. Yo ya no como carne, por ejemplo. No soy activista a tope, poco a poco, pero por supuesto haría lo que estuviera en mis manos para intentar salvar animales. Simplemente con comer un poco menos de carne ya es mucho. Es una movida, yo que me estado mirando documentales y otras cosas y estoy flipando. Por suerte la gente cada vez es más consciente.

¿En qué crees que has cambiado desde que eras una adolescente?

Una cosa en la que he cambiado y no me gusta es que me he vuelto menos social, cada vez me cuesta más. Soy muy sociable, eso sí, pero en el mundo que te mueves no sabes por qué se te acerca la gente, si por interés o por qué. Quizás me he vuelto un poco más desconfiada. Soy más de casa, ir al cine… Antes me gustaba salir a bailar.

¿Recuerdas alguna anécdota que te parezca graciosa de cuando estabas en la serie?

Publicidad

Pues mira, sí. Muy pocas veces he ido yo de empalme, pero alguna vez sí (que ahora me lo tomaría más en serio, pero claro, con 17 era yo aún un poco niñata). Recuerdo que alguna vez, en algún plano que no era el mío me quedaba yo frita encima del pupitre, y luego cuando decían acción, me ves allí despertándome y diciendo: ¡ay perdón! Claro, todo el mundo se partía de la risa.

VÍCTOR ELIAS

Víctor fue de las primeras personas en contestarnos, y la verdad es que con lo difícil que ha sido encontrar a gente que quiera hablar es de agradecer. Fue una especie de Bart Simpson español, el gamberro de Los Serrano. No ha dejado la interpretación ni la música.

VICE: ¿Cómo fue tu infancia?

Víctor: Yo la recuerdo con mucho cariño. Trabajando pero muy bien. Aprendí muchas cosas que en el colegio seguro que no aprendes. Me pasaba mínimo tres días a la semana en el plató. Teníamos una profesora para los niños de Los Serrano para que nos ayudara, y también tenía a parte un profesor particular. Eso era un poco lo más duro porque cuando volvíamos a la escuela teníamos que hacer todo lo que no habíamos hecho el día anterior.

¿Recuerdas haber cateado alguna vez?

Muchísimas. Yo a parte no era muy buen estudiante… pero por vaguería. Lo que menos me gustaban eran las matemáticas. Siempre tenía un par de asignaturas cruzadas.

¿Cual fue para ti un momento importante de tu carrera.

Para mí un momento especial fue la última escena de Los Serranos. A pesar de las críticas fue muy emocionante por todo lo que representó para nosotros. Era como revivir lo que habíamos revivido hace 5 años. Una serie que se convierte en éxito y a la vez quemar tanto tu carrera pues realmente te marca mucho a nivel emocional.

Publicidad

¿Te acostumbras a la fama?

Yo al final me medio acostumbré, pero quienes no se acostumbraron nunca fueron mis amigos, que me decían "Joer, es un coñazo salir contigo". Te vas amoldando a ello, pero cuando desaparece el boom también lo agradeces.

¿Qué es lo que tiene tu personaje de tu persona?

Al final cuando estás tanto tiempo interpretando a un personaje te lo vas haciendo tuyo y cada vez se parece más a ti. Yo también era un poco gamberrete. Tenemos muchas cosas en común.

¿Alguna vez tuviste miedo de no volver a trabajar?

Supongo que es un miedo que tienes. Después de Los Serrano estuve un año sin hacer nada. Que son etapas normales, es un mundo bastante inestable y va yendo y viniendo.

¿Cómo fue el cásting para que te escogieran?

Recuerdo que fueron dos cástings y lo recuerdo con mucha tranquilidad. Hice primero uno y pasaron algunos meses. Recuerdo que me pidieron que contara unos chistes y lo hice bien. Mi madre me llevaba a los castings pero yo a parte tenía una representante.

A parte desde siempre te has dedicado a la música.

Empecé a estudiar una carrera de piano a los cinco años. Por jazz, no por música clásica. Me empezó a salir trabajo. A fecha de hoy estoy haciendo muchos musicales, tocar para varios artistas, tocar en discos. Me siento muy afortunado de poder trabajar en las dos cosas que me gustan. Si me tengo que decantar por una de las dos lo tengo difícil.

Últimamente te hemos visto vestido de Alfonso, hermano de Isabel la Católica. ¿Cómo fue la experiencia?

Publicidad

Encarnar un personaje de época en la televisión me parecía bastante complicado por el lenguaje y tal. Estuve rodeado de unos compañeros maravillosos de los que aprendí muchísimo, el decorado era increíble, el rodaje muy cuidado, el director de foto era muy bueno.

¿Volverías a hacer un Santa Justa Klan?

Sí, yo creo que sí. Lo haría de otra forma, pero si es por juntarme por mis compañeros, pues sí. Sería divertido.

Eres primo segundo de la reina de España. ¿Cómo se lleva eso?

Pues la verdad es que bien. Normal. Ella está muy liada haciendo cosas de la Casa Real. Antes sí que nos veíamos más. Las últimas veces que nos hemos visto han sido por comidas familiares. No he dejado de verla como mi prima.

¿Dónde curras ahora?

Ahora mismo estoy en el teatro Lara de pianista. También estoy haciendo Cuando menos te lo esperes, un musical en el Rialto. También tengo un proyecto de teatro con un compañero. No paro.

LUCÍA GIL

Lucía ya no es más una "niña disney": trabaja en su serieYo quisiera y también se dedica a cantar. Lleva con dedicándose a las dos cosas desde que era muy pequeña.

VICE: Explícanos cómo fue tu infancia

Lucía: Afortunadamente mi infancia fue muy normal. Tuve tiempo para hacer todo lo que se espera que haga una niña, Jugué, me divertí, y además tuve la suerte de poder hacer lo que más me gusta en el mundo: cantar y actuar.

¿Fue difícil compaginar tus estudios con el trabajo?

Cuando tienes una pasión es mucho más fácil llevar todo a cabo. Siempre lo he asumido como una parte más de mi vida. De hecho, aún sigo estudiando, y estoy terminando segundo de bachillerato, que son los estudios que corresponden con mi edad.

Publicidad

¿Cómo llevabas el tema de la fama?

Cuando eres muy pequeña la fama parece divertida, y me hacía ilusión que gente me conociera por la calle, después te acostumbras y ya forma parte de tu vida normal.

¿Sientes que has tenido que sacrificar tu niñez?

Como te he contado antes en absoluto creo que haya sido así. Volvería a vivir mi vida de la misma manera.

¿Sigues conservando amigos de tu infancia?

Por supuesto, sigo teniendo a mis amigos desde la guardería. Ya te he comentado antes que mi vida ha sido de lo más normal, porque así lo he deseado.

¿Cuál es el mejor papel que has interpretado y qué papel te gustaría hacer?

Como siempre digo el mejor papel es el próximo que voy a interpretar, y en este caso corresponde con el último que interprete. Lana en Yo quisiera que es un personaje al que quiero mucho. Nunca he hecho un papel de mala y creo que sería interesante poderlo hacer.

¿Nos explicas la cosa más divertida que te haya pasado en un plató?

Cuando hay buen ambiente con otros actores hay miles de momentos divertidos. No sabría quedarme con ninguno en este momento, pero lo importante es trabajar con alegría.

¿Con quién te gustaría trabajar y aún no has trabajado?

Ya he tenido la oportunidad de trabajar con algunos grandes actores como Emilio Gutiérrez Caba, Ángela Molina, Natalia Millán, pero siempre te gusta tener a tu lado a gente que te pueda aportar grandes cosas. De hecho siempre aprendo de mis compañeros.

¿Cuál fue para ti el paso definitivo para consolidarte en tu madurez?

Supongo que el paso del tiempo y la vivencia de experiencias es lo que te hace madurar. De todas maneras el haber coincidido desde muy pequeña con gente mayor, te hace tener una forma de relación con las personas un poco especial.

¿Qué es lo que más te gusta de ser actriz?

El poder interpretar personajes, meterme en su vida, imaginar su historia desde dentro… Y conseguir que los demás se crean lo que estás haciendo.

¿Qué haces ahora?

Ahora mismo estoy con la promoción de mi nuevo disco, y esperando el inicio de la grabación de la nueva temporada de Yo quisiera.