FYI.

This story is over 5 years old.

Noticias

Barcelona toma el relevo en las protestas contra las medidas del gobierno de Rajoy

Después de los disturbios ocurridos la semana pasada en Madrid en el marco de las Marchas por la Dignidad, este fin de semana le tocó a Barcelona ser la protagonista.
31 Marzo 2014, 7:42am

Imagen de Jesús G. Pastor

Después de los disturbios ocurridos la semana pasada en Madrid en el marco de las Marchas por la Dignidad de los que os hablamos la semana pasada, este fin de semana le tocó a Barcelona ser la protagonista. Diversos colectivos habían convocado una movilización bautizada como #desobediència2014 para protestar contra los recortes del gobierno y todas las reformas legales que se están llevando a cabo en los últimos tiempos como el nuevo proyecto de Ley del Aborto, la Ley de Seguridad Ciudadana, la reforma del Código Penal, la reforma laboral y la Ley de Extranjería. Otro de los objetivos era apoyar a los 20 encausados que tienen que acudir a la Audiencia Nacional a partir de este lunes 31 de marzo por participar en la acción "Aturem el Parlament" (Paremos el Parlamento) que se realizó el 15 de junio de 2011 para intentar que el Parlamento de Cataluña no aprobara los recortes presupuestarios. Fue aquél día en el que Artur Mas llegó al Parlamento en helicóptero para evitar a los manifestantes.

Imagen vía

Unas 12.000 personas según la organización y 4.000 según la policía, recorrieron el centro de la ciudad frente a un impresionante despliegue de 1.000 Mossos d'Esquadra, algo totalmente desproporcionado. A pesar de que algunos de los manifestantes habían provocado destrozos en entidades bancarias y mobiliario urbano, el grueso de la manifestación estaba bastante tranquilo hasta que la policía decidió poner fin a la marcha, encerrando a los manifestantes entre dos filas de furgonetas en la Vía Laietana a la altura de la Catedral.

Imagen vía

La policía utilizó los nuevos cañones de sonido que se han incorporado hace poco a algunos de sus vehículos, dispositivos que, por cierto, se cree que cuestan en torno a 15.000 euros cada uno, y es que cuando hay voluntad política se saca dinero de donde sea. Estos cañones emitían un sonido parecido al de una alarma pero a un volumen tan fuerte y agudo que realmente era difícil de soportar, a través de ellos también se instaba a los manifestantes a que se largaran de allí. Los podéis ver en funcionamiento en este vídeo. Los cañones no tienen forma de cañón, son como una especie de megáfono muy potente, os lo marcamos en la foto.

Después los Mossos cargaron contra los manifestantes que quedaban. También se produjeron las ya tradicionales confusiones en las que la policía acaba pegando a miembros de sus propias filas que se habían infiltrado entre los manifestantes imitando su forma de vestir y que se tuvieron que identificar sacando las placas y las porras extensibles que llevaban ocultas.

Escena "somos compañeros". Mossos carregant contra un grup de secretes. Més fotos a http://t.co/cQyBcvQ8l3 pic.twitter.com/uOuvrPZ8Ua
— Jordi Borràs (@jordiborras) March 29, 2014

Hubo una gran cantidad de policía secreta a lo largo de toda la protesta. Algunos manifestantes que estaban transmitiendo en directo por internet a través de sus teléfonos móviles denunciaron que fueron abordados por policías secretos que procedieron a retirarles la tarjeta SIM de sus móviles.

La mayoría de la gente escapó de los problemas por las calles adyacentes a la Vía Laietana. Calles que normalmente son tremendamente tranquilas, pero que gracias a la persuasión policial en un momento se llenaron de centenares de personas. Había activistas y algún encapuchado, pero también mucha gente normal a quienes toda la movida les había pillado de compras por el centro y que no sabían muy bien dónde meterse.

Pero también en Madrid hubo altercados. Aunque la manifestación #JaquealaMonarquía que se había convocado allí, se vio un poco deslucida debido al mal tiempo que hizo, la policía se empleó a fondo con los pocos asistentes y acabó agrediendo a representantes de los medios de comunicación que habían ido a cubrir el acto como bien se puede ver en los siguientes vídeos.

Desde el inicio de la crisis ha habido protestas en la calle, pero cada vez es más preocupante la escalada de violencia en las actuaciones policiales y la agresividad de los agentes contra la población. Sobre todo pensando en que una de las reformas legales contra las que los manifestantes del sábado protestaban va a prohibir la difusión de imágenes de lo que ocurre en las manifestaciones, con lo que la violencia policial además de producirse, ni siquiera quedaría documentada.

Publicidad