Publicidad
Cultura

¿Por qué somos adictos a los artículos de autoayuda?

La razón por la que siempre vas a hacer click en artículos como "Por qué dejé mi trabajo para viajar por el mundo".

por Beatrice Hazlehurst
17 Octubre 2016, 4:00am


Si veo una imagen como esta, hago clic fijo. Imagen
vía Flickr

Tengo más amigos en Facebook de lo que me gustaría reconocer. Muchos de ellos son desconocidos. Si me los encuentro en la calle, seguro que no me reconocerían. Y aun así, leo todos los artículos que comparten.

Pero no son artículos cualesquiera. Son de "superación personal", de esos que hacen que te entre un ramalazo de autocrítica. No importa lo poco que tenga en común con la persona que compartió "Un mensaje para todas las mujeres: no dejes que él te consuma", si hay una foto de una chica mirando el mar y un pie de foto "demasiado real", lo voy a leer.

Los leo si tienen muchos "Me gusta" y también si no los tienen. Los leo incluso si no reconozco el nombre de la persona que los publica porque, ¿y si resulta que estoy a un clic de la felicidad? ¿Y si Matilda, colaboradora y amante de los caballos, sabe algo que yo no sé? ¿Y si todas esas preguntas retóricas de Matilda hacen que me dé cuenta de qué es lo que hace falta en mi vida?

Este tipo de artículos, que analizan y evalúan constantemente nuestra propia existencia para explicar cosas como por qué las personas sufren ansiedad, qué estás haciendo mal en tu relación o por qué tienes miedo al compromiso, son la razón por la que páginas como UPSOCL o Thought Catalog han alcanzado gran popularidad a través de las redes sociales.

La gente lee estos artículos porque, como explicó Chris Lavergne, fundador de Thought Catalog, para la revista Time, "hasta la gente más amargada y cínica tiene sentimientos intensos". Entonces, ¿qué es lo que lleva a los millennials, con toda su juventud, a regodearse tanto en el sentimentalismo?


La psicóloga Munira Haidermota cree que nuestra necesidad constante de mejorar se debe a que somos demasiado conscientes de nuestra propia imagen

"Parece que, hasta cierto punto, este es un fenómeno nuevo. Los jovenes han crecido en un entorno en el que las decisiones se toman de forma colectiva y las relaciones son equitativas. Por lo tanto, la evaluación de los demás es muy importante porque la usamos como criterio para evaluarnos a nosotros mismos". Haidermota también explica que hay una "confianza colectiva" en nuestra generación que hace que los jóvenes de esta generación se sientan particularmente especiales.

"Han nacido en la era digital, lo que los convierte en una generación social, basada en los valores a la que no le gusta consumir nada en silencio. Sienten la necesidad de expresar su opinión y comparar".

La coach de vida Caitlin du Preez, de 28 años, cree que los jóvenes son felices compartiendo información. Pero eso nunca se traduce en acción. Imagen cortesía de Caitlin du Preez

La coach de vida para jóvenes Caitlin du Preez dice que la razón principal por la que los millennials buscan su ayuda es que no están satisfechos con su trabajo. Se dio cuenta de que los jóvenes se quedan en un trabajo que no disfrutan porque sienten presión de fuentes externas, como amigos o familiares.

La proliferación de artículos como "Por qué dejé mi trabajo para viajar por el mundo" en nuestra cuenta de Facebook demuestra este sentimiento, pero Du Preez no está de acuerdo con el contenido.

"Creo que seguir tus sueños es importante, pero es igual de importante tener un plan realista para lograrlo. Artículos como 'Renuncié a mi trabajo para vivir en Barbados y nunca me he sentido mejor' están bien, pero si eso es lo que quieres, necesitas tener un plan bien montado para lograr tu objetivo".

Du Preez cree que los jóvenes están encantados de compartir información, aunque eso rara vez se traduzca en acciones. "En la era del internet, en la que se comparte tanta información, es necesario saber distinguir entre lo que es cierto y lo que es falso".

Haidermota coincide en que analizar demasiado las cosas tiene un efecto debilitante. "Analizar demasiado nos impide actuar porque seguimos buscando la 'solución perfecta'. Puede tener un efecto paralizante en nuestro desempeño".

Sin embargo, los expertos afirman que el hecho de que los jóvenes prioricen su vida personal sobre su trayectoria laboral a diferencia de las generaciones anteriores es algo positivo.

"He visto que cuando los jóvenes no están felices con su situación actual, se dan cuenta de que no tienen que hacer lo mismo que sus padres. No tienen la obligación de quedarse en el mismo sitio durante 30 o 40 años", dijo.

Nuestra afinidad a la autoevaluación y superación nos está convirtiendo en mejores personas, según Haidermota y Du Preez.

"En ocasiones, a los millennials se les describe como 'la generación del yo, yo, y yo', es decir, como ególatras y narcisistas", dijo Haidermota. "Pero esto hace que sean más progresistas en su forma de ver el mundo y también hace que valoren la diversidad".

"Les apasiona la equidad y la superación consciente para no ofender a un grupo o a una serie de valores concretos".

Du Preez también dice que explorarnos a nosotros mismos a través de la comparación es una forma de hacer frente a la presión social extrema impuesta por nuestros antecesores. "Creo que el sistema fue creado para el poder y el beneficio personal y no tiene en cuenta la sostenibilidad ambiental ni la salud mental".

"Vemos como los medios atacan a los millennials por no seguir el ejemplo de las generaciones anteriores, pero me alegra saber que estamos cambiando nuestra mentalidad, que estamos explorando nuestras emociones y que queremos ser diferentes".

Siéntete mejor y sigue a Beatrice en Twitter.