Fotos

Los miembros de la secta mexicana Angelitos Negros se encomiendan al Diablo

Hace unas semanas, publicamos un artículo sobre ​el culto a la Santa Muerte en México, con fotografías de Erin Lee. Durante las sesiones de fotos sobre esta religión, Erin tropezó con una secta no tan conocida, Angelito Negro.

por Emma Do
28 Noviembre 2014, 7:45am


Todas las fotos por ​​Erin Lee

Hace unas semanas, publicamos un artículo sobre ​el culto a la Santa Muerte en México, con fotografías de Erin Lee. Durante las sesiones de fotos sobre esta religión, asociada a la delincuencia y la violencia y que se ​ha extendido más rápido que cualquier otra en el mundo, Erin tropezó con una secta no tan conocida, Angelito Negro. Hablamos con ella sobre las "limpiezas diabólicas" que presenció.

VICE: ¿En qué consiste el culto al Angelito Negro?

Erin Lee: Su imagen se representa con la figura de un ángel negro vestido de mariachi y sosteniendo una botella de tequila, pero realmente es un demonio con una cornamenta enorme. Según nos explicaron, no deberíamos hacer cosas malas y luego excusarnos diciendo que ha sido el diablo el que nos ha empujado a hacerlas. El Demonio existe para determinar si cuando mueres debes ir al Cielo o al Infierno. Su función es la de juzgarte, no la de incitarte a cometer actos malvados. Esa es la diferencia con respecto al satanismo.

¿Qué ocurrió durante la limpieza diabólica que estuviste fotografiando?

Situaron a una mujer en un círculo de fuego e hicieron cuatro símbolos con sal. Luego le hicieron varios cortes en la espalda. Decían que los símbolos representaban los cuatro portales necesarios para la invocación de lo sobrenatural. A continuación, le dibujaron esos mismos símbolos en la espalda con su propia sangre. Luego le echaron sal y alcohol a las heridas. La ceremonia duró unos 20 minutos.

¿Quién era la mujer?

Nos dijo que tenía una hija de 12 años. Por lo visto, la niña había nacido a los seis meses de gestación y los médicos le dijeron a su marido que tendría que elegir entre el bebé o su mujer. Escogió a su mujer porque ya tenían otros hijos. Finalmente ambas sobrevivieron, y esta es su manera de dar gracias por permitir que ocurriera. Eso es lo que piden en las plegarias que entonan: piden protección, y no excusas para hacer el mal.

¿Se considera un culto derivado de la Santa Muerte o es completamente independiente?

No estoy muy segura. Creo que es distinto. Pero es raro, porque gran parte de esta iglesia está dedicada a la Santa Muerte. Hay estatuas de ella por todas partes. Sin embargo, cuando entras, ves también a Jesús, a la Virgen de Guadalupe (una imagen completamente católica), a la Santa Muerte y al Angelito Negro, ambos estos últimos condenados por la Iglesia Católica.

¿Es como una especie de tienda multimarcas religiosa?

¡Pues casi! Hay un poco de todo. También hay una sala aparte dedicada a la santería, una práctica religiosa de origen caribeño. No tengo ni idea de cómo se relacionan entre ellas. Pero no todo el que acude a ver a la Santa Muerte se encomienda también al Diablo.

¿Fue duro limitarte a observar y hacer fotos mientras le hacían todo eso a la mujer?

Sí... sobre todo sabiendo que lo hace por propia voluntad. Supongo que sería distinto si fuera alguien a quien están haciendo daño contra su voluntad. Ellos pagan por esto.

¿Dices que pagan?

Pagan al encargado de la iglesia. Al principio oímos que el precio era de 1.500 pesos (unos 87 euros), una cantidad considerable en este país, pero cuando habló el líder de la iglesia, dijo que podía llegar a cobrar hasta 5.000 pesos (200 euros). Ese tipo estaba a cargo de toda la iglesia. Nos contó que había estado en prisión varias veces y que se dedicaba a asuntos un tanto difusos. "Ahora mira lo que tengo. Construido de la nada", concluyó. Su intención era la de ayudar a la gente que quisiera formar parte de la iglesia.

¿Y construyó el edificio entero?

Eso dice. Pero también ganan mucho dinero. Cuando hay alguna ceremonia, todo el mundo paga. Te sirven tequila, hay mariachis tocando... pero en cualquier caso, sí que ganan dinero. Todo se vende. Según dice, todo el dinero va destinado al mantenimiento de la iglesia. Hay estatuas enormes y muchas flores, y nunca falta bebida.

En general, ¿cómo reacciona la gente cuando les fotografías por la calle?

En toda mi vida, han sido muy pocas las veces que alguien se ha enfadado conmigo por hacerle fotos. Ha pasado, pero en pocas ocasiones. Aquí la gente no se enfada, más bien son tímidos. Son muy reservados. Quizás les molesta, pero entonces simplemente se van. No son personas a las que les gusten las confrontaciones.

Estás muy lejos de Nueva Zelanda. ¿Vas a pasar mucho más tiempo por aquí?

Voy a seguir con el proyecto de la Santa Muerte. Voy a viajar al norte de México para continuar explorando los mismos temas: la familia, la religión, los cultos, la confianza y la corrupción, aspectos que creo que están interrelacionados. Quisiera crear una representación visual de la forma en que está vinculados esos elementos y el efecto que tienen en las relaciones sociales. El concepto de la vida como algo finito, un aspecto que se nos recuerda todos los días. En todo momento se nos recuerda que no sabemos qué nos depara el futuro. Aquí la gente vive el momento, les gusta celebrar las cosas y cuidan de sus familiares y amigos. Cualquier excusa es buena para festejar, lo cual es positivo. Disfrutan de las cosas, pero eso puede tener un lado negativo, ya que hay personas que no se sienten responsables de sus acciones. Creo que queda muy patente dado el panorama de impunidad que reina en México.