FYI.

This story is over 5 years old.

Comida

Estos cineastas convierten películas en cerveza

Al beber sus cervezas, cada sorbo te debe hacer pensar: "Tengo que ver esa película".
15.7.15

Hay una escena de Pulp Fiction con la que todos nos podemos identificar: "Tengo que saber a qué sabe una malteada de 5 dólares". Pero, ¿qué tal si pudieras probar la malteada de 5 dólares de la película en su versión con alcohol?

Ahí es donde entran los cineastas holandeses que se convirtieron en cerveceros, Finbarr Wilbrink y Martijn Blekendaal. Su serie de cervezas, Cinema Brewers, convierte tus clásicos de culto favoritos en cerveza. En una época de pequeñas cervecerías artesanales surgiendo como hongos por la creciente popularidad de las cervezas especializadas, el dúo cree que cada película tiene un sabor distintivo.

Según Finbarr, la idea surgió una tarde en que los dos cineastas estaban pasando el rato bebiendo cervezas en su patio trasero. "Soy director de cine, Roelof Minneboo es guionista, y nos gusta el cine y la cerveza de lúpulo". Después de varios chistes sobre "Dennis Hopper" y Apocalypse Now, se dieron cuenta de que la idea de inventar cervezas de cine no era tan mala.

Martijn Blekendaal (izquierda) y Finbarr Wilbrink con su cerveza favorita: malteada de 5 dólares.

Hicieron un año de práctica en Boef, al norte de Ámsterdam, hasta que finalmente aprendieron a elaborar cerveza. Según Finbarr, gran parte de su tiempo lo dedicaron a leer sobre el proceso de elaboración de la cerveza y al procedimiento prueba y error. La primera preparación de mil litros, una IPA con una mezcla de lúpulo francés y americano, verbena y lavanda, fue inspirada en la película Breathless. La cerveza fue lanzada durante una proyección de la película y fue bien recibida. Poco después del lanzamiento de la primera cerveza, Roelof se tuvo que poner a escribir guiones y Martijn quedó a cargo.

En ocasiones el concepto les ha salido mejor que el producto final. Fue, por ejemplo, el caso de Priscilla, Queen of the Desert. "Queríamos hacer una cerveza color rosa con rosas y manzanilla en honor a esta película, pero, por desgracia, sabía amargo, así que decidimos no usarla".

Publicidad

El proceso de elaboración de la cerveza se puede hacer de dos maneras. "Usar papas y repollo para Zhivago parecía un tanto excesivo, para esta nos enfocamos más en lo que irradia la película. Tenía que ser una cerveza de invierno, así que optamos por usar cáscara de naranja, jengibre y maltas oscuras". Pulp Fiction, por el contrario, fue traducida de manera bastante simple: utilizaron manzanas frescas para hacer referencia a los cigarrillos rojos de manzana, vainilla por la malteada y arándanos porque Bruce Willis dijo: "Vuelvo antes de que puedas decir 'pastel de arándano'".

Antes de que la cerveza pueda venderse en el mercado comercial, tienen que pedir permiso para usar los títulos de las películas en todas sus etiquetas. "Estados Unidos tiene fuertes regulaciones en cuanto a las colaboraciones con empresas alcohólicas", dice Finnbar. "No se permite con frecuencia dentro de Estados Unidos, pero como somos holandeses a menudo nos lo permiten. La gente disfruta lo que hacemos aquí".

Hasta el momento, los cerveceros consideran la cerveza de "malteada de 5 dólares" su mayor éxito. A pesar de eso, no van a preparar más de 5.000 litros, porque cada cerveza se considera de edición limitada. Cuando se acabe la colección, en verdad se acaba. "En serio lo sentimos, pero las reglas son reglas, incluso cuando son las tuyas".

Pero de todas las cervezas que han creado, ninguna se acerca a The Dude. "Donde quiera que vamos, nos preguntan si todavía tenemos algunas botellas de Lebowski con limón y cilantro", dice Finbarr. "Ese ha sido nuestro mayor éxito de taquilla a la fecha".

Los cineastas cerveceros todavía tienen un largo elenco de películas que quieren crear, desde The Breakfast Club hasta Terminator 2. "Es un experimento en curso", explica Martijn. "La forma en que recopilamos los ingredientes es impredecible, sobre todo porque cada película nos inspira de manera diferente. Eso es lo que mantiene la diversión y la novedad".

A pesar de que su objetivo es transformar cada película en una cerveza espumosa, estos cineastas siguen siendo sus críticos más duros. Para ellos, la parte más importante del proceso es revivir las películas olvidadas. Al beber sus cervezas, cada sorbo te debe hacer pensar: "Tengo que ver esa película".