FYI.

This story is over 5 years old.

Cultură

Hablamos con el primer cyborg del mundo sobre la voz de Hitler y el sonido de los colores

Neil Harbison puede escuchar los colores, recibir llamadas telefónicas, conectarse a internet y a otros dispositivos vía Bluetooth, y le recomienda a todos convertirse en cyborgs.
4.8.15

Foto por Daniel Hjorth.

Neil Harbisson nació con una rara especie de daltonismo que sólo le permite ver el mundo en gris. Sus ojos no son capaces de percibir o distinguir colores; no obstante, Neil puede escuchar los matices que no ve. Esto ocurre por medio de su llamado "eyeborg": una pequeña pero notoria antena que le insertaron al inglés de 33 años a través del cráneo y que ahora es parte de su cuerpo. La antena detecta colores que a su vez son procesados como vibraciones gracias a un microchip.

Publicidad

Estas vibraciones se convierten en sonidos que le permiten identificar los colores que sus ojos no pueden ver. Neil ha tenido la antena, que describe como un "sentido", desde 2004. Ésta hace poco fue mejorada recientemente con tecnología de punta, lo que le ha permitido recibir llamadas telefónicas, conectarse a internet y a otros hardware vía Bluetooth. Por tanto, su auto descripción de sí mismo como el primer cyborg del mundo no es nada errónea. Además, era obvio que él debía ser una de las principales atracciones en la nueva iniciativa I/O del Festival Trailerpark de Copenhague, la cual se enfoca en el punto de cruce entre tecnología e interacción humana.


Relacionado: El cyborg DIY


Fue aquí donde conocimos a un aburrido Neil Harbisson, quien ya había platicado con una larga fila de periodistas. Todos querían saber cómo era el Sr. Cyborg. Junto a él estaba su madre española, quien viajó con él a Dinamarca por su cumpleaños. Si te preguntas qué siente ella sobre la transformación de su hijo, la respuesta es: "Supongo que así es la vida. Pero de hecho estoy muy orgullosa de que esté haciendo sus sueños realidad". Esto es lo que nos dijo Neil:

Foto por Daniel Hjorth.

VICE: Hola, Neil. ¿Cuál es tu impresión de Dinamarca?
Neil Harbisson: Bueno, lo primero que diré es que es un buen lugar para ser un cyborg.

¿Por qué?
Porque es un país con muchas ciudades que terminan en –borg, como cyborg. Así que me siento en casa y siento una conexión especial cuando veo nombres de ciudades como "Nyborg". Tan sólo tiene una letra diferente a Cyborg.

Publicidad

Para esta entrevista me puse una playera verde limón y debo preguntar: ¿a qué suena?
Tu playera es un tono medio. Normalmente la ropa es de alto o bajo tono, así que es bastante extraño. Tu playera obviamente es verde.

Sí, lo es. ¿Es cómodo escucharla?
Sí, claro. La asocio con Irlanda.

También puedes convertir sonidos en impresiones visuales gracias al chip que tienes instalado en tu cabeza. ¿Qué imágenes pone el danés en tu mente?
Cada persona suena diferente, así que es difícil decir algo en general sobre el danés en cuanto a escala de colores. No se trata tanto del lenguaje, sino de la entonación individual.

¿Podrías darme un ejemplo de alguien cuya voz se convierta en hermosos colores?
La voz de la Reina de Inglaterra es muy dinámica. Suena atroz, pero la voz de Hitler es también bastante interesante en términos visuales. Él hablaba en todos los tonos y por tanto sus discursos pasan por un amplio rango de colores.

Entiendo que te duermes y te bañas con la antena puesta. ¿Esto presenta alguna dificultad?
No es un aparato, sino una parte de mi cuerpo. Es por eso que vivo siempre con ella. Principalmente son las reacciones de la gente las que me molestan. Mucha gente se me queda viendo descaradamente.

¿Y cuáles son las reacciones más comunes?
Algunas personas son escépticas y otros muestran su intolerancia al quejarse y criticarme en voz alta. Pero por suerte no pasa mucho. Se trata más bien de la hora. Los borrachos me han jalado la antena como si fuera una especie de sombrerito chistoso.

Publicidad

Relacionados: Cibercitos del sexo


¿Duele?
No, es como cuando te jalan del brazo. No duele, pero es molesto y una violación a mi espacio personal. Pero como dije, por suerte es poco común. A la mayoría de la gente simplemente le da curiosidad.

¿Y ser cyborg te ayuda a ligar?
Aún no. No hay más cyborgs. Como dicen, Dios los cría y ellos se juntan.

¿Te gustaría casarte con un cyborg?
No, no quiero casarme. Aunque las parejas cyborg pueden ser algo real en el futuro.

Vi un video en el que animas a los demás a que se conviertan en cyborgs. ¿Por qué lo recomiendas?
Si comparas la raza humana con otras especies, rápidamente encontrarás que no tenemos muchos sentidos. Creo que sería una ventaja tanto para los individuos como para la sociedad que más personas quisieran ampliar sus sentidos y fortalecer su percepción de la realidad. Tal como las personas que van a la universidad para ganar conocimientos o la gente que va a la iglesia para estar más en contacto con su lado espiritual, mi antena es una extensión de mis sentidos y es un enorme regalo.

¿Y no te cansas de escuchar tonos en tu cabeza?
No, precisamente porque es un sentido extra. No puedo apagarlo, tal como el olfato, el oído y la visión que siempre están allí. Ya no sé cómo es vivir sin él.

Hace poco mejoraste tu antena con tecnología Bluetooth. ¿Por qué?
Ésta me permite recibir colores de diferentes partes del mundo y puedo usar el internet como si fuera un sentido. El siguiente paso es conectar la antena al espacio exterior para que pueda interactuar con mundos extraños y desconocidos.

¿Cuál es tu sueño cyborg más loco?
Me gustaría activar todos mis sentidos en otro planeta para poder tener la experiencia de estar allá, a pesar de que esté del otro lado del universo. En resumen, me gustaría liberar todo el potencial posible a través de la separación del cuerpo y la información sensorial.

Gracias, Neil, y buena suerte con tus sueños.