Calificamos algunos de los chupes más baratos de México
Cultură

Calificamos algunos de los chupes más baratos de México

Invitamos a un sommelier; a un joven cervecero y a varios bebedores profesionales a catar algunos de los chupes más baratos que encontramos en la vinatería para que no te empines la primera botella con la palabra "alcohol" que veas en la repisa.
10.11.16

En este lupanar capitalista en que vivimos, donde la diversión o en su defecto, el entretenimiento depende de tu bolsillo, hay muy poco que hacer sino desmayarte de borracho entre clase y clase o entre días trabajados mientras esperas el siguiente desfalco tamaño Fobaproa. Como no tenemos los medios para tumbarnos un AurumRed Serie Oro cada semana, te asesoramos sobre las bebidas más baratas que puedes encontrar en tu vinata, tiendita y oxxo más cercano.

Publicidad

Invitamos al sommelier mexicano Edu Villegas; a un joven cervecero y a varios bebedores profesionales de la oficina a que cataran algunos de los chupes más baratos que encontramos en la vinatería: vino tinto Valle Redondo California (en tetra pack), ron blanco Antillano, licor de caña Tonayán, destilado de caña Caña de Oro, brandy Los Reyes, Anís del Chango, licor de agave Rancho Escondido y un litro de mezcal que compramos en Ayotzinapa por cuarenta pesos para que tú no tengas que hacerlo. El costo de todas estas bebidas (salvo el mezcal, todas en sus presentaciones de 250 ml o pachita) fue de poco menos de 120 pesos. Ya sé que se te hicieron agua los bolsillos, pero espera, no te empines la primera botella con la palabra "alcohol" que veas en la repisa del oxxo.

Cada bebida se calificó en los siguientes rubros:

· Aspecto visual: turbidez, color, brillo

· Análisis olfativo: calidad del aroma, limpidez, carácter del aroma, intensidad del aroma, equilibrio aromático

· Análisis gustativo: calidad de sabor, limpidez, equilibrio, intensidad del sabor, persistencia, cuerpo

· Presentación: diseño de botella, etiqueta, tamaño

El análisis visual valía 10 puntos. El olfativo 20 y el gustativo, otros 20. La presentación ya era un empujoncito o un agravante de la calificación, según la bebida.

"Cuando se habla de transparencia, básicamente se refiere a que no sea puro. Hipotéticamente ninguna de estas bebidas debería ser turbia, si es así, algo está mal. Normalmente debe ser brillante y transparente, aunque [la bebida] tenga color. En cuanto a la vista, es fácil. Sólo vamos a señalar lo que sí tiene", explica Edu Villegas, director general de la Academia Mexicana de Enogastronomía y nuestro amable Virgilio en esta peligrosa travesía.


Relacionado: Así es el sexo con ciertas drogas


Además de Edu, la cata estaba conformada por Isaac Moyo, dueño de la Cervecería Linda Vista, Marc Monster, cabeza de la Agrupación Cariño; March Castañeda, editora de MUNCHIES en español, Marycarmen de nuestro equipo de ventas, y la experta en comida de VICE, Dani George.

VINO TINTO VALLE REDONDO CALIFORNIA

El entusiasmo crecía en la oficina, donde se hizo la cata, bajo un cielo tan rojo como el vino en tetrapack que nuestros invitados estaban a punto de probar y cuyo tono sólo se puede lograr gracias los metales y otras poluciones que atraviesan esta ciudad.

Publicidad

Era el turno del California. "Me parece que es un vino corriente, pero está limpio. No es un Madero, pero… Un dos o un tres sí se lo merece", dijo Edu para romper el hielo entre los comensales. "El color es bonito", anotó alguien de la mesa. "Es como agua de jamaica", agregó alguien más.

"El carácter del aroma quiere decir, ¿a qué huele más? Regularmente los vinos huelen más a fruta o a flores. Siendo un vino tinto debería oler a frutos rojos quizás, pero aquí es muy tenue. Yo diría que el carácter del aroma es ligeramente frutal, le daría dos puntos y en cuanto a equilibrio aromático dos también".

El análisis gustativo fue una sorpresa: "No está tan mal, pensé que estaba peor. Siendo vino tinto lo primero que tendrías que buscar es que no sea astringente, que al beberlo tenga una ligera astringencia, eso siempre va a haber pero debe ser poco, una acidez refrescante y que sea muy suave al pasar por la boca. Eso sería lo ideal. Que tuviera, claro, textura".

"No está mal". "Es como agua de jamaica con algo de alcohol". "Sí sabe a uva". "Sabe a jugo con alcohol", fueron algunas expresiones que se escucharon en la mesa.

"Es un vino muy aguadito. Con muy poco cuerpo. La persistencia es el tiempo que se queda el sabor en la boca. En este caso es baja, yo le pondría ahí uno. En la boca sí marca una nota avinagrada. Es extraño porque normalmente los tetrabrick son muy buenos recipientes y es muy raro que se oxide un vino. Cuerpo: cero. La presentación, no es la gran cosa, pero tampoco está feo", finalizó Edu.

RANCHO ESCONDIDO

Llenamos medio vaso con Rancho Escondido. A March éste le pareció un poquito turbio. "Puta, es que sí tiene ahí dos o tres madres flotando. Es brillante. Es un color pajizo".

Publicidad

"Bueno, cuidado, no es tequila, dice 'licor de agave'", señaló Edu. "El tequila es una denominación de origen, pero si no está hecho dentro de la dominación de origen que tiene el tequila, no se puede llamar así".

"Huele a madera y sí huele a tequila un poco", señaló March.


Relacionado: Cómo precopear y ahorrar en serio


Edu acercó el vaso a su boca y nariz. "Es que sí. Lo más loco de todo es que huele bien. Seguramente está hecho con el azul Tequilana Weber, que es el agave del tequila. ¿Pero te digo una cosa de neta? Ponlo en una cata con otros tequilas y pasa perfecto. Esta madre pásala en una botella de Herradura Reposado y no tiene pedo. Es neta, huele bien".

De acuerdo con Edu, lo que te puede dejar ciego de un alcohol barato es el sorbitol y el metanol. "Cuando destilas, los alcoholes se concentran y esos dos van directo al nervio óptico. Si es muy alto, hasta te mata", cuenta.

Moyo: Se va a ganar un ocho.

March: Le voy a poner tres.

Monster: La presentación está bien culera. Aquí la cagó con esa pinche presentación.

"He hecho algunas catas de tequila y está en el rango de marcas bastante conocidas en cuanto aroma, equilibrio, e incluso podría pasar sin pedos por cualquier tequila de marca conocida. Por ejemplo Hornitos es bastante agresivo", dice Edu.

Moyo: Pues a mí se me hace que sí está mejor que el Sauza.

CAÑA DE ORO

Moyo: Yo quiero masticar la caña.

March: No inventes, esto sí huele a perfume… no, ¡a alcohol de hospital!

Publicidad

Edu: La neta de vista, 10 puntos. Brillo, tiene buen color, es transparente. Lo que pasa es que que no hay que castigarlo de facto. Si abrimos la mente, no tenemos que calificarlo de facto. Como ya sabemos que son baratas, que son chafas, vamos calificando un poco con la intención de castigar y no. Más bien yo estoy buscando lo contrario. Son bebidas mal vistas, pero hay que sacarles lo mejor que tengan. Seamos objetivos. Por ejemplo, yo hubiera dicho del Rancho Escondido: "¿Esa mierda de licor de agave qué?" y la neta es que dentro de todo me parece un destilado muy bien logrado. Lástima que le han metido un presupuesto de mierda a la botella y a la etiqueta.

March: Pero no puedes negar que éste sí huele muy culero.

Edu: No, por supuesto. Sí me da miedo probarlo. Cinco puntos de presentación.

Moyo: Sabe a acetona… y sí he probado la acetona.

March: Sí es muy dulce.

Monster: A mí se me antoja como para unos toritos. Me gustan. Hasta ahorita, para mí, va ganando. Es el que yo sentí más ponedor, más consistente. Con unas pinches cocas y ya se armó.

March: Es que no sabe a nada, sabe sólo a alcohol, no tiene sabor a nada más.

TONAYÁN

Monster: Vamos con el Tonayán. Éste ya es un grande, el más famoso de los que tenemos aquí.

Edu: Ay, güey, éste sí estás más loco. No sé por qué la gente le dice 'mezcal', es un licor de caña. Le meten color caramelo para que parezca un reposado.

Moyo: Pues como en los bares. Pides un tequila reposado, te sirven tequila blanco y nomás le ponen unas gotas de Coca Cola pa' dar el gatazo.


Relacionado: "Ay, chiquita linda pechocha, cómo te quiere tu papá, ve": la historia detrás del 'Baile de Caballito'


March: De entrada, la botellita de plástico parece como de champú. Pero la presentación me encanta. Creo que es la más bonita. Los colores están chidos. Le doy un siete de presentación.

Monster: Yo le voy a poner cero a la presentación porque la botella es de plástico. Ve la competencia, le echan más ganas, ¡estos cabrones usan plástico!

Publicidad

Edu: Hasta ahora, va perdiendo el Caña de Oro.

Monster: No, para mí el Caña de Oro va ganando por un puntito arriba del Rancho Escondido.

REYES

Edu: Éste es un clásico de clásicos. Y no es brandy, dice 'destilado de caña'.

Moyo: No hay un adolescente de nuestra generación que no haya tomado esto.

March: Híjole, sí huele a mi tío borracho. Pero este color está muy chido.

Edu: Pero bien falso. Es colorante.

Daniela: Para que vomites negro. ¿Les ha pasado? Yo lo probé en la prepa.

Edu: No mames, éste es el peor de todos.

Monster: Es que un pequeño productor de producto culero le echa ganas, pero un gran productor nacional no le echa nada de ganas a su producto culero. ¡Éste es de Pedro Domecq y está ojete!

March: ¿Verdad que está espantoso?

Marycarmen: Sí está horrible

Moyo: Está my culero

Edu: Sin duda, éste es el peor de todos hasta ahorita. En cuanto a análisis visual se ve bien porque lo hicieron bien, pero en olfato de plano no tiene nada y en la boca, puta, es fuego cabrón. Es como darle un trago al alcohol del 96.

Monster: Es el peor de mi lista.

Marycarmen: La etiqueta lo hace parecer más finolis.

March: Dice que es añejo y no sabe a ni madres, sabe sólo a alcohol ¡¿Qué pedo con Pedro Domecq?!

ANÍS DEL CHANGO

Moyo: Qué buen nombre.

Monster: Ahorita chequé y esa licorera ganó un premio internacional en 1921 y fue la bebida nacional de 1942.

March: Se me hace trago de señora.

Marycarmen: El chango está chingón, eh, tiene onda.

Publicidad

March: Sí, corazón al changuito. Diez de presentación. Aparte no es de plástico, o sea le echan ganas.

Edu: Pues está bien hecho, la verdad, para ser un anís de no sé cuántos pesos, está bien logrado.

Moyo: Muy decente.

Monster: Es mi ganador. Yo me tomo un vasito y canto bien chingón.

Marycarmen: Éste, por mucho, va ganando.

March: Cuesta 22 pesos. La mejor inversión.

ANTILLANO

March: No me gustó. Sabe bien pinche. No sé cuál está peor, si éste o el Reyes.

Moyo: Pues es el antihumano.

Edu: Puta, éste es el más pinche en sabor. En aroma y sabor es terrible.

Marycarmen: Cero, cero, cero en todo.


Relacionado: Los 'packs' en Facebook son el nuevo porno: casero, íntimo, a veces ilegal


March: Huele como a alcohol de enfermería con popó. A popó eso es a lo que huele. ¡Cero!

Monster: Ligeras notas aromáticas de excremento humano

Edu: La presentación no está tan mal, pero es espantoso.

March: Da el gatazo

MEZCAL DE AYOTZINAPA

Monster: Éste sí se ve más locochón, no mames.

Edu: Está bastante bueno, está fuerte.

March: Huele delicioso. ¡No mames! Está súper bueno pero está súper fuerte. Me encantó.

Moyo: Ay, güey, está muy rico, muy intenso.

Edu: La neta está muy chingón. Es la sorpresa este mezcal.

March: Ésta sí es la mejor inversión: ¡40 pesos! Y además pasa por agua.

Moyo: El mejor.

MARC MONSTER
33 años
Empezó a tomar a los 13

Ganó el Anís del Chango por mucho. Después le sigue el Caña de Oro, luego el Rancho Escondido, el California, luego el mezcal de Ayotzinapa, Tonayán, Antillano y el Reyes. Tonayán le ganó al Reyes. Los Reyes fue el peor.

ISAAC MOYO
28 años
Empezó a tomar a los 12

Tengo un empate entre los peores. Está empatado entre el Tonayán y el Antillano. El mejor es el Anís del Chango y el Rancho Escondido. Todo lo haría con coctel, hasta el vino, yo creo que sirve más para eso, pero solos no los tomaría. Tal vez el tequila si no me avisan qué es, sí me lo tomo sólo.

DANIELA
22 años
Toma desde los 12 o 13

El mejor fue el Chango. Pero el Antillano fue horrible, es el peor. No lo tomaría nunca. Con nada. ¡Nunca!

MARYCARMEN
27 años
Toma desde los 14

Para mí, el peor fue el Reyes. ¡Es espantoso! El ganador fue el Anís del Chango y eso que ni me gusta el anís. Pero éste sí me gustó.

EDU VILLEGAS
39 años
Toma desde los 15
Sommelier con 16 años de experiencia

Debido al precio, estas bebidas cargan con una idea preconcebida de que son de mala calidad, pero si las probamos desde un punto de vista objetivo y sin prejuicios, nos podemos llevar varias sorpresas. Es la primera vez, en 16 años de carrera profesional, que me siento en una mesa a tomarme en serio, desde un punto de vista técnico objetivo, esta clase de bebidas que nunca, nunca, nunca les hubiese prestado atención.

Publicidad

Me llevo una sorpresa muy grande cuando descubro una cosa como Rancho Escondido, que es un licor de agave, que en una cata ciega perfectamente podría pasar como cualquiera de los tequilas de marca que hay en el mercado y que todo el mundo ve así como guau. La neta es que ni son guau. Pero me parece muy interesante abordarlo desde ese ángulo. Yo no soy fan del anís, por ejemplo, pero debo reconocer que el Anís del Chango es un producto bien logrado. A nivel técnico está muy bien hecho. Hay otros productos que son claramente decepcionantes como el Reyes, que para mí es el peor de todos porque tiene muy buena imagen y la chingada, pero la verdad es que, lo hueles y huele mal, pero sabe peor. Es un destilado muy mal logrado.


Relacionado: Cómo sobrevivir con tu sueldo de mierda


Son bebidas que tienen algunas cosas interesantes que ofrecer, incluso pruebas el mismo Tonayán, —el gran campeón de los Oxxos— y te das cuenta de que, si no es el mejor, tampoco es tan malo como yo pensaba. O sea, fácilmente lo puedes meter en un coctel y te lo tomas muy tranquilamente, sin broncas.

No siempre el precio es igual a calidad. Es como el mezcal de Ayotzinapa. No tiene marca ni nada pero es un mezcal súper bien hecho. Para mí cumple con todas las especificaciones organolépticas de un mezcal completamente artesanal: fuerte, intenso y aunque no está tan pulidito con el tema de la destilación y todo, es un mezcal que se deja beber súper bien. La verdad es una muy buena sorpresa.

LA CRUDA

"Una intoxicación tremenda te produce una descompensación que va desde una baja en el azúcar [hasta] una descomposición iónica. Claro que te provoca una deshidratación brutal, pero por el exceso de sustancias que no metabolizamos", explica Edu. Es por esta razón, platica, que no debemos mezclar diferentes tipos de bebidas alcohólicas porque "cada una tiene un compuesto químico diferente y a veces uno no lo sabe, pero hay sustancias que no metabolizas bien y por eso dices: 'Me crucé', pero es que tu organismo no metaboliza y te intoxicas".

Así que no anden de chistosos con sus mezclas duras, o morirán cruz de la cruda al día siguiente.

¡Muchas gracias, amigos!

Tagged:Vice Blog