Elvis Presley: el Rey y su inclinación por las menores de edad

Elvis se ganó el título de "Rey del rock and roll". Pero también fue el rey de la explotación sexual de adolescentes y del desprecio a las mujeres.
21.10.16

FOTO: PORTAL PHB | FLICKR | DOMINIO PÚBLICO

Con temas como "Can't Help Falling in Love" y "He Touched Me", Elvis Presley no solo se ganó el título de "Rey del rock and roll", sino también el de conquistador de corazones. Pero más allá de la música y de los contoneos de cadera, Elvis destacó igualmente por ser el rey de la explotación sexual de adolescentes y del desprecio a las mujeres.

Elvis nació un 8 de enero de 1935 en Tupelo, Misisipi, y 13 años después la familia Presley se trasladó a Memphis, en Tennessee. Se decía que al joven Elvis le apasionaba cantar en la iglesia, pero su carrera profesional no despegó hasta 1954, cuando firmó su primer contrato para Sun Records. Hasta ese momento, Elvis se ganaba la vida conduciendo un camión.

Publicidad

En solo dos años, Elvis dio el salto a la fama. Su primer éxito, "Heartbreak Hotel", se publicó en enero de 1956, elevando al cantante rápidamente al estatus de estrella. Por todas partes se hablaba de Elvis Presley, y allí donde iba, una multitud de fans se arremolinaba en torno a la estrella. Cuando estaba de gira, la principal preocupación de Elvis no era precisamente ocuparse del negocio, sino más bien aprovecharse de la admiración que le profesaban sus fieles seguidoras menores de edad.

En Elvis Presley: A Southern Life, Joel Williamson relata la vida del cantante en la carretera y los momentos que pasaba con las adolescentes que conquistaba. Así, en uno de los pasajes, Williamson cuenta que durante una de las giras Elvis cameló a tres jóvenes de 14 años, con las que se divirtió peleando con almohadas, haciéndose cosquillas y besándose. En aquel momento, Elvis tenía 22 años.

Síguenos en Facebook, Twitter o Instagram

El libro también detalla la vez que, en 1954, el cantante se acostó con una de sus fans mientras estaba en Louisiana, actuando en un programa semanal. Tras descubrir que se le había roto el condón mientras lo hacía con ella, acudió a sus compañeros de gira para que le aconsejaran, pero estos no supieron darle una solución. A la mañana siguiente, Elvis informó a sus amigos que había llevado a la chica a Urgencias para que le practicaran una ducha vaginal. Mientras tanto, el cantante no dejaba de llamar por teléfono de forma casi obsesiva a su novia de 15 años, Dixie Locke, a la que le encantaba vestir con prendas que él mismo escogía.

Publicidad

El Rey conoció a la que sería su primera y única esposa, Priscilla, en 1959, mientras hacía el servicio militar en Alemania a los 24 años. Ambos estuvieron saliendo durante seis meses hasta que Elvis hubo de regresar a los EUA. En su libro de memorias, Elvis y yo, Priscilla afirma que la primera noche que pasaron juntos hicieron todo tipo de prácticas sexuales pero que no hubo penetración hasta que se casaron. "Era como si Elvis tuviera la extraña y amarga necesidad de mantener intacta la virginidad de Priscilla", señala Williamson en su libro.

undefined

Elvis firmando autógrafos a sus fans. Foto vía Wikimedia

Las alegaciones de que Priscilla y Elvis no mantuvieron relaciones hasta el matrimonio han sido ampliamente discutidas, sobre todo por la escritora Suzanne Finstad, autora de la biografía de Priscilla Presley titulada Child Bride: The Untold Story of Priscilla Beaulieu Presley. Después de contraer matrimonio (en 1967), Elvis llamó a otras mujeres a su dormitorio, que empezaron a jugar con su esposa mientras él lo grababa todo con una cámara y a veces se unía a la fiesta. No hay constancia de que efectivamente Priscilla estuviera presente. Según Williamson, Elvis había mandado instalar un espejo de dos caras en su casa de Palm Springs para poder espiar a las parejas que practicaban sexo durante las fastuosas fiestas que celebraba.

Cuando en 1968 Priscilla dio a luz a Lisa Marie, la única hija de la pareja, Elvis dejó de mantener relaciones con ella, según afirma la periodista Alanna Nash en su libro Baby Let's Play House: Elvis and the Women Who Loved Him. En sus memorias, Priscilla menciona que antes de casarse, Elvis le había comentado que "nunca había podido hacer el amor con una mujer que hubiera tenido hijos".

Priscilla terminó siendo infiel a Elvis y, según su propio relato, se lo hizo saber al cantante. Señala que la reacción Elvis fue agarrarla y "hacer el amor por la fuerza" mientras le decía: "Así es como un hombre de verdad hace el amor con su mujer". La pareja se separó en 1972 y tramitó el divorcio un año después. Al cabo de dos años, Elvis volvió a las andadas y empezó a salir con una joven de 14 años llamada Rebeca Smith. Según Nash, Smith aseguró que Elvis nunca intentó aprovecharse de ella durante los seis meses que duró su relación.

Pese a que su salud se deterioraba por momentos, Elvis no podía evitar seguir enamorándose, como lo hizo de la modelo de 21 años Ginger Alden, con quien vivió en su residencia de Graceland, donde su comportamiento no hizo sino empeorar.

En su libro de memorias Elvis & Ginger, Alden menciona los abusos a los que la sometió Elvis. Recuerda una vez que el cantante, a quien por aquel entonces le había dado por comer yogur descontroladamente, le pidió que le trajera más yogur. "No creo que haga falta que comas más yogur", le respondió Alden. Ambos se quedaron dormidos y lo siguiente que recuerda Alden es despertarse con el sonido de un disparo: Elvis había disparado su Magnum 57 dentro del dormitorio, perforando el cabecero de la cama; Elvis dijo que era "para llamar la atención". Alden asegura que el cantante disparó una segunda vez dentro de casa, esta vez destrozando el televisor, y que en otra ocasión salió corriendo de casa blandiendo una ametralladora porque decía haber visto a un niño con una pistola de juguete persiguiendo a Lisa Marie.

La trayectoria de Elvis, y su vida en última instancia, tocaron fondo por su adicción a las drogas. Según la biografía de Elvis de Albert Goldman, durante los últimos años, el cantante tenía que llevar pañales porque sufría incontinencia. En 1977, Alden encontró el cuerpo sin vida de Elvis en el baño de su casa de Graceland. El cantante había fallecido a los 42 años, vestido con un pijama de seda dorada. A pesar de su obsesión sexual por las menores de edad, los abusos físicos y su carácter impulsivo y temerario, sus fans insisten en presentarlo como todo un caballero sureño temeroso de Dios que había perdido la batalla contra la droga. Aunque también los hay que prefieren creer que el Rey sigue vivo y que habita una cueva remota y secreta. Resulta difícil creer que alguna de esas teorías sea cierta.