¿Son los mini-festivales en México los nuevos mercados de música independiente?

Tal vez sea más sano comenzar a referirnos a los nuevos escaparates de música en vivo de otro modo que no sea "festivales".
4.10.16

Foto de arriba: Sotomayor en el Friendstival, foto de David Barajas

​En los últimos tres años, México ha vivido una serie de cambios interesantes en la manera en la que consumimos música en vivo:

Primero, vivimos aquella enfermedad conocida como "festivalitis", en la que decenas de "festivales" y eventos masivos se anunciaban, pero pocos lograban realizarse o lo hacían con una ejecución completamente pobre (recordarán aquel texto de Wachadafunk de un festival en Valle de Bravo que resultó ser un completo fraude​).

Publicidad

Más adelante, la búsqueda por generar este tipo de festivales se redujo y comenzó a surgir en Ciudad de México y otras partes de la República, un fenómeno back-to-basics iniciado por el ANHE (Colectivo Aquí No Hubo Escena​) que se enfocaba en gigs caseros, DIY y de formatos subterráneos que lentamente nos regresaron a las buenas épocas en las que todo el equipo era prestado, y entre bandas existía un compañerismo que hacía que todo fuera posible.

Y ahora, en últimos meses, una reciente propuesta de festivales de formato más grande y organizaciones más fuertes, lograron desarrollarse no sólo en gran número alrededor del país, sino que también con buena calidad en una búsqueda por hacer eventos que resulten congruentes con lo que vive la escena musical independiente en México hoy en día. Y si bien aún no son precisamente "grandes", logran salir del espectro estrictamente underground.

Esos eventos son los que hoy por hoy han abierto una nueva puerta en la escena emergente, y son los que están llevando las cosas al siguiente nivel.

Esta puerta tiene un nombre, creo, y es el de "Mercados de música independiente". Como es sabido, en México tenemos la costumbre de llamarle a cualquier tipo de evento o fiesta "Festival", por lo que no colocamos a dichos conciertos en la categoría adecuada y por ello, solemos confundir el motivo de cada uno.

Fausto Leonora en el Friendstival, foto de David Barajas

Tomemos por ejemplo el Friendstival​ y toda la dinámica que se ha desarrollado alrededor suyo. Probablemente este sea uno de los proyectos más constante en el ámbito de mercados de música independiente. El trabajo de colectivos como INTRSTLRS, Yes I Dude! y Aquí No Hubo Escena, logra capturar pequeñas propuestas emergentes, y colocarlas en espacios eclécticos y especializados para que el público tenga un acercamiento de iguales y cara a cara.

Publicidad

No sólo se trata de lo ocurrido el pasado 1º de octubre en el Foro Niza #40, sino de todo lo que ha sucedido desde tiempo atrás y lo que a partir de este momento, sucederá con la llegada del Forever Alone Fest en febrero del próximo año, y más dinámicas del tipo donde géneros específicos y bandas en concreto, darán vida a eventos que atraigan, claro, a un público en específico.

Mintfield en Bazar WTVR; foto de Abby Taco

Acá el tamaño de la producción no es importante. No se trata de un escenario gigantesco, mil marcas abordo o un equipo de trabajo de 200 personas. En mejores palabras, lo que verdaderamente tiene peso en estos mercados de música independiente, es la curaduría y el esfuerzo por presentarlas más allá de un evento DIY en casa de un amigo, para exponerse así en una plataforma mucho más profesional: Un espacio con un escenario decente, una propuesta llamativa y una labor mediática que ayude a que todos se enteren y así, la gente correcta llegue al evento correcto.

En conclusión, ni muy grande ni muy pequeño. Sólo lo necesario.

Al respecto, Marcos Hassan nos dijo:

"Este año hemos visto la culminación de muchos pequeños esfuerzos que se han dado en los últimos 6 años, aproximadamente, de colectivos como Lxs Grises, ANHE y NAAFI, así como disqueras como Cintas Pepe (quienes no buscan crecer sino mantener activa su escena pero que ha inspirado y contagiado a muchos otros para hacer lo mismo que ellos) y festivales como el Antes y Raymondstock. Ahora vemos mejores festivales en términos logísticos y de difusión; quiero decir que no es menospreciar al antes o Raymondstock, fueron eventos que pasarán a la historia en la música nacional con su gran encanto, y un Friendstival o lo que ha hecho PLOP Radio se atreven a jugar en ligas más grandes sin tener que reportarse con los cabecillas de esas ligas. Pienso que el efecto que tendrá es que tanto público como gente involucrada en esto, vea que se puede lograr grandes cosas y que con un buen esfuerzo se puede lograr algo increíble, que no sólo son fiestas sino un frente común de música". 

Marcos Hassan, foto tomada de su Facebook personal

​Colectivos como Aquí No Hubo Escena, Violencia River, 96/97, INTRLSTLRS y Yes, I Dude! lo han logrado. En Tijuana el mercado de música independiente más conocido que tenemos es el de Música En El Patio y el nacimiento del reciente Say North!, quien se proclama a sí mismo como un nuevo festival de música alternativa en TJ, pero si analizamos a profundidad, es un gran mercado de música independiente con todo el potencial de un día, crecer a un evento de alto formato y sí, llamarse con todas sus letras, FESTIVAL.​

Bazar WTVR, foto de Abby Taco

Pero vale la pena aclarar para evitar confusiones: Llamarle "mercado" a algo que originalmente se presenta como un "fest", no es degradar su posición ni hacer menos su trabajo. Se trata de que simplemente visto con lupa, todos estos eventos verdaderamente han fungido como showrooms de nuevas propuestas que eventualmente van creciendo a cosas más grandes, o formales. No olvidemos que Little Jesus arrancó en un Aquí No Hubo Escena (no su primer show, pero formó parte) así como Chingadazo de Kung-Fu en un evento pequeño de Violencia River y claro, Useless Youth en otro más de 96/97.

Publicidad

Al respecto, Kevin Frippson, uno de los organizadores del Friendstival, nos comentó:

Mercado de música independiente es el abanico de opciones que tiene el público para disfrutar de conciertos a nivel más local o con producciones más pequeñas.
Es que también falta aclarar en qué consiste un festival. Ahora ya cualquiera junta a más de 5 o 6 bandas y le ponen a un evento "festival". La definición de festival en español es muy ambigua, pero en inglés dice: "a period or program of festive activities, cultural events, or entertainment: a music and art festival." Aquí se habla de un periodo o un programa de distintas actividades culturales, el Friendstival abarcó poco más de 2 meses con actividades que no sólo estuvieron enfocadas a la música, hubo poesía, exposición de arte, sesión de dibujo, mesa de debate, entre otras cosas".

Kevin Frippson, foto tomada de su Facebook personal

​Entonces, en México, básicamente si quieres conocer bandas nuevas, lo que tienes que hacer es asistir a estos mercados de música independiente. Algunos se disfrazan de "shows en domingo", otros de "festivales de música" pero al final, son un gran pasillo por el que puedes caminar, elegir qué banda te gusta y llevártela a casa.

Al final, los mercados de música independiente surge como una nueva tendencia; un nuevo espacio que se desarrolla a través de colectivos independientes, y a través de alianzas van formulando propuestas como la de WTVR en Guadalajara y Culiacán, como la de MEEP en Tijuana, como las de Violencia River en CDMX o la más clara en estas fechas, Friendstival.

WTVR, foto de Abby Taco

No estás yendo a una "tocadita" más, estás formando parte de un nuevo concepto que a nada de terminar el 2016, reafirma que el escenario independiente nacional es fuerte y a futuro, tiene muchísima propuesta. ​