Elefantes evolucionan sin colmillos debido a caza furtiva: estudio

La población de hembras sin colmillos en Mozambique aumentó después de décadas de cazar elefantes por su marfil.
Elefante hembra en el Parque Nacional Gorongosa en Mozambique
Elefante hembra en el Parque Nacional Gorongosa en Mozambique. Imagen: 

Artículo publicado originalmente por VICE en inglés.

Los elefantes en Mozambique están naciendo sin colmillos debido a la presión de la caza furtiva desenfrenada durante décadas, según un nuevo y desalentador estudio.

Publicado en la revista Science el viernes pasado, el reporte —realizado por investigadores de la Universidad de Princeton, la organización sin fines de lucro ElephantVoices, el Parque Nacional Gorongosa en Mozambique y la Universidad de Idaho— analizó datos que sugieren que la selección natural ha favorecido la ausencia de colmillos en las elefantes hembras —un rasgo genético poco común que se ha vuelto más habitual— en medio de altas tasas de cacería furtiva y la disminución de la población.

Publicidad

Los investigadores analizaron el genoma del elefante y localizaron dos genes asociados con el desarrollo de los dientes en los mamíferos, los cuales guían la formación de esmalte, dentina y otros materiales necesarios para el desarrollo de los dientes y colmillos. Se descubrió que uno de los genes, AMELX —que proporciona instrucciones para la creación de una proteína llamada amelogenina—, está asociado con una presión selectiva debida a la caza furtiva.

El equipo llevó a cabo el estudio después de observar una tasa creciente de elefantes hembras sin colmillos y una disminución severa de la población (2.542 elefantes en 1972 se redujeron a solo 242 en 2000) en ambos sexos en el Parque Nacional Gorongosa. La guerra civil en Mozambique, de 1977 a 1992, acabó con el 90 por ciento de la población de elefantes del país, señala el estudio, ya que los ejércitos de ambos lados del conflicto cazaron a los animales por su marfil.

Aunque la ausencia de colmillos se considera actualmente un rasgo genético raro en las elefantes africanas hembras, son significativamente menos atractivas para los cazadores furtivos. Por lo tanto, las hembras sin colmillos tienen muchas más probabilidades de sobrevivir gracias a la transmisión del gen a sus crías, quienes a su vez lo transmiten a sus propias crías. El documento señala que a medida que la población de elefantes cayó drásticamente, se triplicó la frecuencia de hembras sin colmillos.

Publicidad

Hoy en día, la caza furtiva sigue siendo un comercio de miles de millones de dólares en todo el mundo y es el principal responsable de la disminución de la cantidad de elefantes, según los autores.

“La cacería furtiva intensiva en África se ha asociado con un aumento en la frecuencia de elefantes sin colmillos”, señala el documento. “Nuestro estudio muestra cómo la aparición repentina de disturbios civiles puede causar cambios evolutivos abruptos y persistentes en animales longevos, incluso en medio de una disminución extrema en la población”.

El equipo utilizó modelos matemáticos para probar si el aumento en la cifra de hembras sin colmillos podría haber ocurrido sin la selección natural y concluyó que era poco probable. Descubrieron que las elefantes hembras sin colmillos tuvieron cinco veces más probabilidades de sobrevivir durante el período de 28 años del estudio que sus contrapartes con colmillos. Curiosamente, no se encontraron machos sin colmillos en el proceso de recopilación de datos. Los investigadores creen que el rasgo podría estar relacionado con una mutación en el cromosoma X que es fatal para los elefantes machos y dominante en las hembras.

“Cuando las madres lo transmiten, creemos que es probable que los hijos mueran temprano en su desarrollo; un aborto espontáneo”, dijo Brian Arnold, coautor del estudio y biólogo evolutivo de Princeton, a la Associated Press.

Publicidad

La investigación sirve como una llamada de atención para los ecologistas y legisladores sobre la amenaza a largo plazo de la cacería furtiva, contó a Nature Chris Darimont, científico conservacionista de la Universidad de Victoria en Columbia Británica, quien no participó en el estudio.

“El equipo presentó estos datos genómicos muy convincentes”, menciona. “Es una llamada de atención en términos de entender a los humanos como una fuerza evolutiva dominante en el planeta”.

Una reducción generalizada en la prevalencia de colmillos podría tener implicaciones de gran alcance para los ecosistemas, señala el documento. Los colmillos son cruciales para excavar alimentos y minerales del subsuelo, arrancar y pelar la corteza, matar árboles y crear un hábitat para otras especies. Una alteración de la genética del elefante podría provocar un efecto dominó en otras especies.

“Un aumento de la ausencia de colmillos en toda la población podría provocar un gran impacto”, señala el estudio. “En otros lugares, la evolución de especies que realizan funciones ecológicas clave ha causado efectos potentes”.

“Comprender la dinámica de la evolución rápida en el Antropoceno es, por lo tanto, esencial no solo para revelar los impactos biológicos de las actividades humanas contemporáneas”, continúa, “sino para diseñar estrategias para mitigarlos”.