China le dice a Trump que ellos no inventaron el cambio climático

La historia de las negociaciones sobre el cambio climático fueron iniciados con el apoyo de los republicanos durante las administraciones de Reagan y Bush padre.
21.11.16

En las semanas después de la elección de Donald Trump como presidente de Estados Unidos, muchos líderes alrededor del mundo se han tomado el tiempo de responderle al futuro líder norteamericano.

El primer ministros Benjamin Netanyahu dijo que Trump era un "verdadero amigo" de Israel. El presidente de Rusia (y candidato a ser el mejor amigo de Trump), Vladimir Putin, estaba predeciblemente complacido. Mientras tanto, Francois Hollande, el actual presidente de Francia, apenas podía ocultar su decepción respecto a los inesperados resultados de la elección.

Publicidad

Y hace pocos días, el viceministro de relaciones exteriores de China, Liu Zhenmin, estaba visitando la conferencia climática COP 22 y utilizó su plataforma diplomática para dirigirse a Trump. La diferencia fue que no ofreció felicitaciones, en cambio el enviado chino desacreditó un tuit que Trump escribió hace 4 años sobre el calentamiento global.

Lo creas o no, el tuit sigue en línea y dice lo siguiente:

The concept of global warming was created by and for the Chinese in order to make U.S. manufacturing non-competitive.

Donald J. TrumpNovember 6, 2012

En una reunión de COP 22, en Marrakech, la capital de Marruecos, Lui le dijo a los repórters que el tuit de Trump no era verdad, según reportó Bloomberg. "Si ves la historia sobre las negociaciones del cambio climático, fue iniciado por el IPCC con el apoyo de los republicanos durante las administraciones de Reagan y Bush padre, a fines de los 80", dijo Liu.

El Panel intergubernamental de cambio climático (IPCC por sus siglas en inglés), fue creado oficialmente en 1988 y funciona como una fuerza especial de las Naciones Unida para resolver los problemas que tienen que ver con el calentamiento global. Los Estados Unidos fueron un importante apoyo para su formación durante la administración de Reagan. Como dijo Liu, en ese momento China no era parte del grupo que negoció este acuerdo climático.

Si bien nada de lo que se diga revertirá el resultado de la votación, el rechazo de China hacia las palabras que sólo buscan infundir miedo por parte de Trump, sirven como una justificación a la ciencia y a las personas que creen en ella.

Si es que lo recuerdas, durante un debate presidencial en Septiembre pasado, Trump negó lo que había dicho anteriormente sobre el calentamiento global. Cuando su oponente, Hillary Clinton, sacó a relucir sus antiguos comentarios, él respondió: "No lo hice. No dije eso". Luego de esto, la campaña de Trump intentó minimizar con fervor los comentarios hechos anteriormente, pero no lo pudieron lograr.

Como puedes haberlo inferido por su tuit, Trump también criticó a China por causar la caída en el uso del carbón en Estados Unidos. Durante un mitín en Indiana hace un par de meses, Trump le dijo a un grupo de trabajadores de combustibles fósiles que "la industria del carbón fue aniquilada y China se está llevando nuestro carbón". Esto es falso, porque a medida que China se ha transformado en el importador de carbón más grande del mundo (importador también domestico), la muerte de la industria se atribuye al gas natural barato producto del fracking.

Pero más allá de jugar a echar la culpa, Trump ha sacado de quicio a otros países, incluido China, al prometer que se va a salir del histórico acuerdo climático de París. Como reportó mi colega, Kaleigh Rogers, esta está dentro de lo que puede suceder. Trump puede, de hecho, "cancelar" el rol de Estados Unidos en este acuerdo, pero debido a una cláusula específica de retiro, podría tomar cuatro años para salirse del todo, lo mismo que durará su presidencia.

En COP 22, donde Liu y otros delegados estuvieron discutiendo el futuro del acuerdo, mucho de la conversación fue dominada por la presidencia de Trump. Depende de los miembros del tratado el decidir qué solución para el cambio climático habrá sin la ayuda de Estados Unidos. Por lo menos estas pocas noticias pueden provocar unas cuantas sonrisas.