Publicidad
Tech by VICE

Le preguntamos a un neurocientífico cómo nos afecta la fluctuación del bitcoin

"Todo está en el cerebro"

por Jordan Pearson
08 Diciembre 2015, 5:39pm

Iluminado. Imagen: Flickr/dierk schafer

El precio del bitcoin es bastante caprichoso. Hace dos años el bitcoin llegó a su mayor valor: $1242 dólares por un bitcoin. A comienzos del 2013 costaba $12 dólares. Inmediatamente después de ese peak, el precio comenzó a hundirse y hoy la moneda virtual todavía no ha recuperado su antiguo esplendor. El precio de un bitcoin continua subiendo y bajando, desde $200 dólares a un poco más de $400 sólo este año.

Cada baja en el precio provoca un estado de emergencia para algunas personas y cualquier leve repunte hace que las personas se desesperen. Pero a pesar de la volatilidad, aun no es posible encontrar una explicación concisa sobre el cambio de precio en el bitcoin. ¿Es acaso un esquema ponzi liderado por los chinos? ¿Será especulación hecha por los inversores? ¿Manipulación intencional del mercado? ¿Quizás el bitcoin es, después de todo, el futuro?

Sucede que la respuesta puede estar en nuestras cabezas, porque cuando ocurren cambios en el precio del bitcoin hay neuronas que se iluminan como un árbol de navidad.

"Todo está en el cerebro"

Los investigadores han hecho un gran trabajo analizando los efectos que los cambios en el mercado de valores tiene dentro del cerebro y viceversa. El comportamiento de los mercados de valores es resultado de una decisión tomada por muchas personas (pero hoy en día ya no es tanto, porque ha subido la popularidad de los algoritmos de comercio en alta frecuencia) y las decisiones son una cosa fisiológica; ocurren en el cerebro. Y al igual que el precio de una acción, el precio del bitcoin es una función a partir de las decisiones que toman las personas.

"Todo está en el cerebro y al observar las regiones especificas del cerebro que llevan la información sobre riesgos y recompensas, es como si estuviéramos espiando" dice el Doctor Gregory Berns, un neuroeconomista y director del Centro de neuropolítica en la universidad Emory. "Si un área parece ser la que procesa toda la información de otros sistema en el cerebro y la integras, entonces representa un barómetro general de esa persona en ese preciso instante en el tiempo y cuáles son sus expectativas. Entonces podemos observar y intentar saber qué es lo que harán después".

De acuerdo con Berns, la información y las expectativas son claves a considerar cuando se habla sobre cómo las neuronas dirigen el mercado. La información guía tus expectativas y dependiendo de cuáles son tus expectativas (ya sea que el bitcoin suba de precio o se derrumbe) una región en tu cerebro, llamada el estriado, reaccionará de forma diferente. El estriado está asociado con la toma de decisiones y posee un gran número de los receptores de dopamina en el cerebro, dice Berns.

La neurociencia puede explicar algunos de los notorios altos y bajos en el precio Bitcoin, al menos en parte. El bitcoin aun posee una relativamente pequeña comunidad de usuarios comparado con los mercados de valores en la vida real. Y si bien ciertamente existen los bots automáticos que se dedican al comercio de bitcoins (y de acuerdo a Andrew Barisser, un desarrollador en la compañía de bitcoins llamada Assembly, quien desarrolló sus propios bots durante este año, algunas transacciones con estos bots son muy comunes), su uso en los bitcoins no está cerca ni tan bien documentado como el uso en el mercado de valores.

"Mientras más pequeño el mercado, veras más beneficios al entender la fisiología o al utilizar cualquier herramienta con un rol en la decisión tomada por humanos" dijo Berns.

"Con bitcoin la información es más escasa y cada pequeño trozo de información que aparece tiene el potencial de tener una gran efecto en cómo la gente la evalúa" explicó Berns, "porque debido a su historia y sus subidas y bajadas pasadas, las personas gravitan y toman en cuenta cualquier información que puedan recibir, sea cierta o no".

Con cada noticia sobre nuevos inversores en bitcoin o quizás la última estafa o hack al mercado, el estriado de alguien que negocia con bitcoins se ilumina con la actividad y si están esperando algo positivo, se libera dopamina. Cuando sucede masivamente, la gran liberación de dopamina puede verse como una recuperación de los precios.

Pero, de nuevo, la palabra clave acá es expectativas (la información sea positiva o negativa puede tener efectos paradójicos en el cerebro, basado en la persona). Si algo ostensiblemente malo le sucede a los bitcoins (por ejemplo que baje su precio) entonces el cerebro de alguien podría responder como si esto fuera una cosa positiva. Lo que baja debe subir y todo eso. No hace mucho sentido, pero tampoco hacen sentido las personas ni sus cerebros.

"No tiene lógica" dijo Berns, "pero las personas no son muy lógicas cuando se trata de dinero".

O bitcoins.

Tagged:
Tech
Motherboard
Bitcoin
cerebro
neurociencia
intercambio
dopamina
Precio
motherboard show
neuronas
criptomonedas
gregory berns
Precio del bitcoin
Universidad Emory
moneda virtual