FYI.

This story is over 5 years old.

Qué ocurrió adentro de la fiesta privada de Aphex Twin para Syro

We got a sneak listen at the LP everyone is talking about.

En una reciente tarde de verano, un grupo de personas se amontonó afuera de Verboten, el club nocturno de Brooklyn que fuera la sede de la fiesta para escuchar el anticipado álbum que marcará el regreso de Aphex Twin, Syro. Los reservados y apacibles elegidos no se parecían en nada a la clientela usual del club; en su lugar, fueron la perfecta representación de los tipos de cabezas que permanecen atentas al famoso y elusivo productor, quien no ha publicado un álbum bajo el alias de Aphex Twin en lo que parece una dolorosa eternidad (específicamente, 13 años).

Publicidad

Fuimos introducidos al club uno por uno, no se nos instruyó guardar silencio, sino apagar nuestros teléfonos por completo. Me sorprendió que no nos aplicaran una inspección de cavidad en búsqueda de dispositivos de grabación ocultos. Luego hubo un retraso de casi una hora—una espera tediosa, pero eso no fue nada si ya has esperado durante 13 años, creo. Finalmente, apagaron las luces, y el icónico símbolo de Richard D. James (el cual ha sido mostrado en todo desde aceras hasta dirigibles por todo el mundo últimamente) comenzó a transformarse en una forma borrosa en la pantalla. Las notas de inicio del track de Syro  "minipops 65 [120.2] [source field mix]" comenzaron a llenar la habitación. Casi podías escuchar de forma colectiva las mariposas revoloteando en los estómagos de todos.

Al auténtico estilo Aphex, cada track evoluciona en su propia manera durante el total de su duración. Entremezcladas entre sus experimentos con electro funk, tonadas elegantes de piano, y espectros noventeros de acid, jungle y hardcore, hubo transformaciones con vocoder de la propia voz del artista, líneas remolineadas de sintetizadores, e incluso bongos—una medida que me tomó con la guardia abajo.

Nadie es mejor en perturbar y apaciguar a sus escuchas que Richard D. James—algunas veces las dos al mismo tiempo—y Syro continúa con su tradición de sexo mental furtivo, presionando botones que la gente ni siquiera sabía que tenía. El tercero ("produk 29") y cuarto ("'4 bit 9d api+e+6′) tracks del álbum se presentaron de forma accesible con líneas de bajo vibrantes, acid contundente, y vocales cortadas (sampleadas posiblemente de la esposa o hijos de James). La quinta pieza del álbum, "180db_," fue destacable, una bomba techno bastante puerca, la cual, me confirmó un caballero que estaba a mi lado (quien portaba una camiseta de Aphex y rotaba de forma espástica, debo añadir), se trata de un track con diez años de antigüedad que James tocaba en sus DJ sets de ataño. Complementado por unos estrobos bastante serios, se sintió como si pudiera ser tocada en el club en el que estábamos de pie, en una noche distinta, con una audiencia distinta, y aún así sonaría absolutamente destructiva.

Publicidad

Mientras el álbum llegaba su fin, era claro en las miradas de los ojos de todos que Syro definitivamente saciará la sed de los fans de Aphex por material fresco. Ya sea que los sonidos análogos y los largos lapsos conviertan a los fanáticos más recientes de la música dance—los que están más acostumbrados a las líneas de bajo torrenciales y los clímax a prueba de ADHD—está por verse. Sin embargo, cuando el arrullo del piano ambient de "aisatsana" aterriza de nuevo al álbum, es imposible negar que estás de frente a la grandeza.

Bonus: Aquí, un post de Reddit que ostenta ser la lista de instrumentos que Aphex Twin utlizó para la composición de Syro, la cual aparece de forma semi-legible en el arte del álbum.

Más Aphex: 

Warp Records anuncia oficialmente "Syro" el nuevo álbum de Aphex Twin

Aphex Twin anuncia su nuevo álbum a través de la Deep Web

Escucha 'Caustic Window', el LP perdido de Aphex Twin regresa a nosotros via stream