FYI.

This story is over 5 years old.

¿Qué es una planta de prensa?

Desde 1989 no se vendían tantos vinilos como el 2015. Para dar abasto con la demanda, algunas fábricas están trabajando 24/7, lo cual deja la pregunta: ¿Cómo funciona la industria de impresión hoy en día?
Foto por Jerry Park.

Desde hace un par de años se viene hablando del resurgimiento de la industria del vinilo. Resulta interesante considerarlo si se tiene en cuenta que en las últimas décadas se ha visto el nacimiento de formatos físicos más compactos, como el CD, y la creación de varios formatos digitales de reproducción de audio.

Habíamos dejado el proceso de creación de una canción en la producción de la cinta Master. El tema ya tiene una versión final, así saldrá en los diferentes medios de reproducción. El siguiente proceso ya no depende del estudio. La cinta tiene varios caminos posibles que tomar: traducen el archivo a un código binario y va a tiendas digitales; lo meten a un CD, o (y este es el camino que nos interesa en este artículo) lo mandan a una planta de prensa para -básicamente- imprimir el sonido en plástico.

Los materiales que se usan para crear esta pieza son esencialmente: policloruro de vinilo (que es un material altamente tóxico), y laca para cubrir los surcos que cargaran la música. Todo comienza con derretir los plásticos para hacer la mezcla sobre la que se imprimirán las piezas. La planta recibe la cinta master (o el archivo digital) de la canción y la usan para crear el master plate: un molde hecho en aluminio recubierto en laca, del cual serán prensadas todas las copias en vinilo.

Una vez listo el molde, se estira la mezcla de materiales plásticos y se pone en una prensa, donde quedará plana y lista para que le hagan el lacquer cut. Es aquí donde redondean los bordes para darle la forma final deseada, ya sea un 12' o un 7'. En algunos casos se les pone la etiqueta en la misma máquina, o hay otras que se encargan de hacer el hueco central y pegar la etiqueta al mismo tiempo, depende del modelo que use la planta de prensa. Lo que se corta alrededor del circulo se derrite y vuelve a entrar al proceso, los vinilos que no pasan el control de calidad también.

Lee también: El "boom del vinilo" puede ser una mala noticia para la música electrónica.

Como bien dirían varios expertos de la industria de impresión musical, se ha formado un cuello de botella en las plantas de prensa, la demanda supera a la oferta que alcanzan a cubrir las diferentes plantas a nivel global. Un pedido de impresión cercano al Record Store Day a una planta de prensa puede durar como mínimo recomendado 12 semanas, hasta 5 meses.