FYI.

This story is over 5 years old.

Have you met… Miss Mara?

“Yo no soy una DJ de música electrónica”, fue lo primero que me dijo Miss Mara cuando llegamos al café donde quedamos de vernos.
22.7.14

"Yo no soy una DJ de música electrónica", fue lo primero que me dijo Miss Mara cuando llegamos al café donde quedamos de vernos para platicar sobre qué es ser DJ de funk, rock y hip hop en un mundo rodeado de música electrónica.

¿Y entonces qué es? ¿Se puede ser DJ de alguna otra cosa? Estamos demasiado acostumbrados a los beats de ocho compases, diseñados para embonar los unos con los otros sin mayor complejidad. Son como mantras hipnotizantes relativamente fáciles de mezclar. Tal vez a eso se deba la cantidad de DJs nuevos que han surgido. Como alguna vez dijo Richie Hawtin: Todo mundo puede DJ. Ahora lo que resalta es la creatividad.

"La música electrónica es una muletilla", fue su segunda afirmación, como si supiera exactamente qué decir para ser correctamente retratada. Yo me preguntaba si toda la música de nuestros días no tiene algo de electrónico y computarizado. Pero lo peculiar de Miss Mara además de su selección musical, es que no mezcla con computadora sino con CDJs, siendo que varios de los 'nuevos' DJs en la escena eligen el atajo de Traktor y sus controladores.

¿Es esto suficiente para marcar una diferencia?

"El sync es el peor enemigo de Miss Mara. No tengo ni la más mínima idea de cómo funciona un pinche sync. Conozco buenos DJs que a veces lo usan para poder avanzar o loopear ciertas cosas. Pero una cosa es sacarle provecho a la tecnología, y otra my distinta es aprovecharte de ella."

Mara Bejos de 29 años empezó a mezclar porque nadie ponía lo que a ella le gustaba. A los 15 años que iba a festivales, se preguntaba por qué nadie ponía a Led Zeppelin, The Rapture, Rush o The Who.

"Entonces dije, ¿saben qué? Todos se van a la chingada. Yo voy a empezar a mezclar. Mi rumbo principal fue el rock, y al principio también mezclaba un poco de electrocumbia cuando todavía no llegaba a México por ser considerado algo chicano."

Y así nació su concepto. Estamos hablando de 2007. En un México que tenía poco tiempo con una cultura de la música electrónica propiamente dicho. Un año más tarde abrió El Imperial, donde Miss Mara ahora es DJ residente, también lo ha sido en Rodhesia, Condesa DF, Centro Cultural España y Rioma.

Rock, funk, hip hop y disco: mezclar ideas distintas ha hecho que las miradas volteen hacia ella. El Imperial le dio carta blanca, y la aprovechó para poner la música que a ella le gustaba. De Mecano, a Gloria Trevi y El General. "Ponía todas esas cosas que hacían que la gente realmente tuviera una conexión con lo que se escuchaba o lo que se escuchó. Pero que sigue siendo un clásico."

¿Pero qué es un clásico?, le pregunté. Hay mucho debate en la literatura, el cine y la música. Me parecía que no había que tomarlo a la ligera. Ítalo Calvino decía, hablando de los libros, que los clásicos eran aquellos que al leerlos  en distintos momentos de la vida siempre significaban algo diferente. Leer el Principito de Saint-Euxpery a los 15 no significa lo mismo que leerlo a los 40. Las letras se interpretan de manera distinta.

"Me atrevo a debatir eso", me dijo Miss Mara muy convencida de su posición sobre los clásicos musicales. "Yo siento que el clásico es lo que te marca lo mismo. Es decir que siento lo mismo al escuchar la rola de Maquillaje de Mecano, que lo que sentía cuando la escuché mil veces de chica. Me transmite a esa época. Si esa rola hoy empezara a ser un éxito, sería una mala rola. Todo está en el contexto, historia y feeling."

Fue interesante la diferencia entre los clásicos de la música y la literatura. Como si la música se pareciera más a los olores y trajeran consigo toda la carga de la memoria de una época.

Miss Mara sonrió: "Qué bueno que me mencionas los olores". Estábamos hablando de lo mismo. "Si algo no soy, es visual. A mí me llega el amor, el odio, el deseo y el descontrol por el olor. Con la música es parecido. La música huele. Tengo una canción que recuerdo muchísimo de Skazi, de las épocas cuando iba a los raves de chavita. Y cada que la escucho me huele a mota y a ravero sudado."

Suelta una risa. Es como si la música fuera intuitiva.

"Nunca puedo preparar un set. Termino siendo desordenada al orden que tenía. La línea musical es dejarte llevar. El público nunca es igual. Para viajar yo cargo mis CDs, pero no le pongo lo mismo a los surfers que a las chavas fresas."

Hablamos después de la cultura pop, de las canciones que siempre son digeribles, de la música que vale la pena. De los Beatles y lo que inauguraron, de Britney Spears y nuestra generación y lo que nos acostumbramos a escuchar en los antros fresas. Llegamos al tema especialidad de Mara: el funk. 

"El funk es la liberación del movimiento negro. Todo el funk es agradable. Todo el funk es chido. La estructura de la música negra es muy relajada."

Y entonces me contó de su experiencia la primera vez que fue a una misa góspel en Nueva York en una zona en Queens: "Lo que cantaron fue funk. Había una guitarra, una percusión, y cinco negras cantando con todo el feeling y la felicidad….y esos vocerrones. Eso es lo que me gusta de la música."

Y es que góspel significa espiritualidad al final. Muy diferente al blues. 

"El funk es delicioso," continuó Mara. "Dos canciones que tienen un impacto impresionante en la gente, por ejemplo es James Brown, Sex Machine y cualquiera de Michael Jackson. El público grita. No tienen comparación"

Había pasado más de una hora, pero Miss Mara seguía sonriendo. Entre pausas, volteó a verme y dijo: "Hay pocas cosas que disfruto tanto como tocar. Amo también comer. Tocar es suculento, pero no podría hacerlo todos los días. Es muy desgastante. Es muy entregado. También me gusta ser ermitaña, pero al tocar estoy con todos."

Por el estilo musical que maneja, ha logrado distinguirse en la escena mexicana. ¿Será lo mismo en otros lados del mundo?

Para cerrar, a los lectores de THUMP les recomienda los siguientes grupos:

Jungle, The Heat

Mø, Say you'll be there.

(hablando del pop, un re-edit de las Spice Girls)

Cold Blood, I Just Wanna Make Love to You