La música de Pokémon GO puede ser la razón de tu obsesión

Ongaku Concept decifra por qué la música del videojuego del momento nos hipnotiza en la aventura.
13.7.16

El pico de popularidad mainstream de Pokémon pasó hace años, pero siguió activo gracias a su fanaticada de nicho, y ahora todos quieren una probada de su experiencia renovada gracias a la salida de Pokémon GO. La respuesta del público de todo el mundo ante la versión en realidad aumentada del ya clásico juego de la franquicia ha sido abrumadora, al punto de que hoy en día es imposible abrir alguna red social y no toparse como miles de publicaciones, memes y referencias relacionados a este fenómeno. Se ha salido tanto de control, que ya sobrepasó en número de usuarios a la popular aplicación Tinder, y le está pisando los talones al gigante Twitter. Incluso ya se están organizando las primeras fiestas Pokémon GO con DJ.

Muchos de los jugadores, tanto nuevos como fanáticos máximos, habrán notado el valor que le agrega al juego las composiciones musicales que lo acompañan, dándole una dimensión épica al acto de salir a la calle a cazar pokemones. Denle las gracias al compositor japonés de música para videojuegos Junichi Masuda, quien ha sido el encargado de realizar la música de todos y cada uno de los juegos de la franquicia desde su primera aparición en Game Boy en 1996. Masuda tiene formación académica en música clásica, pero su género favorito es el techno, una mezcla que ha funcionado a la perfección en sus composiciones, que parten del modelo impuesto por la saga de Super Mario.

Pero, ¿qué es lo que hace que la música de Pokémon GO cree el ambiente perfecto para una aventura épica? En un reciente video del canal de Youtube, Ongaku Concept, su presentador, Joshua Taipale, lo explica de una manera relativamente sencilla para quienes tienen nociones básicas de conocimientos musicales.

En resumen, Masuda se vale de una técnica infalible llamada "intercambio modal". Se trata de mezclar una escala con su paralela de la misma tónica (por ejemplo, la escala mayor de Do con su escala menor) a través del acto de tomar prestados determinados acordes. La escala mayor y su correspondiente menor difieren en tres notas, lo que abre las posibilidades de los acordes que se pueden generar. Taipale explica que dos de esos acordes, con sexta bemol y con séptima bemol (La bemol y Si bemol, siguiendo el ejemplo de Do), generan instantáneamente una sensación heroica y emocionante, sobre todo al ser interpretados con sonidos orquestales. Es éste el caso de la música de Pokémon GO, que está plagada de sonidos de cuerdas y de intercambios modales, además de muchos sintetizadores para acompañar tu búsqueda.

Ahí tienen la respuesta. Ahora saben por qué se sienten sumergidos en la aventura Pokémon cuando salen a la calle a lanzar pokébolas, totalmente abstraídos de la realidad. Se trata de un fundamento musical, y no de casualidad.

***