Cinco parejas que encontraron el amor en el club
Gordon Anthony McGowan

Cinco parejas que encontraron el amor en el club

Encontraron el amor en el lugar menos esperado.
22.7.16

Sigue a THUMP México en Facebook


Este artículo se publicó originalmente en THUMP Reino Unido.

Creo que fue Shakespeare quien dijo, "el amor se mira no con los ojos, sino con la mente", lo cual es un buen sentimiento romántico, ¿o no? Las viejas observaciones del siglo 16 de Will siguen prevaleciendo hasta nuestros días, especialmente en la pista de baile. Estos días, el amor se fermenta entre las luces estroboscópicas y los sistemas de sonido que te hacen vibrar hasta los huesos, donde es realmente difícil observar algo. Pero a quién le importa si no puedes ver nada cuando estás todo jodido y te sientes fantástico, bailando hasta el final de la noche. Claro, él terminó vistiendo un collarín e inventando 1700 palabras lo cual fue algo muy cool, pero él no terminó besuqueandose a la hora del cierre. Los tiempos han cambiado y el amor no se encuentra donde antes.

La realidad estos días, cuando observamos todas las relaciones que se generan, ¿podemos decir que realmente se generaron en cafeterías, bibliotecas o paradas de autobús? La realidad es que la gran mayoria de las parejas que aman la música generalmente se mueven en sus clubes favoritos, chocando con alguien a mitad de la pista. Puede que no suene romántico; sin embargo, es en esa pegajosa pista donde las luces estroboscópicas pueden sólo por momentos mostrar el rostro completo de otra persona y es ahí donde las historias secretas de amor toman forma.

Con ello en mente, le preguntamos a algunas parejas cómo conocieron el amor en la pista de baile.

Jack y Libby
Rhythm Section, Peckham, Inglaterra

THUMP: Jack, ¿Cómo conociste a Libby en Rhythm Section?

Jack: Mi mandíbula daba giros como un carrusel de equipaje mientras ella estaba parada a mi lado y sus ojos se cruzaron con los míos cuando terminó de dar un largo sorbo a su botella de agua. En ese momento ella sabía que yo necesitaba agua y se sintió amablemente obligada a compartir cuando hice un movimiento de sorbo con el rostro. Después de eso, ella me llevó a un parque cercano y vimos el amanecer juntos.

¿Cómo es Rhythm Section y puedes recordar qué música sonaba cuando conociste a Libby?

Fue brillante como siempre, gente con diferentes contextos cada quien en su rollo. Estaba sonando un remix del clásico "Gypsy Woman" de Crystal Waters.

Buena canción. ¿Qué pasó después de eso, por qué aceptaste verla después de conocerla en la pista de baile?

Es raro que conozca a alguien con quien me sienta completamente libre de ser yo mismo, ya sea sólo bobeando o conectando, y podría decir que ella sintió lo mismo, así que nos volvimos compañeros de crimen desde entonces.

¿Han regresado desde entonces?

Cada que tengo la oportunidad de revivirlo de nuevo.

Relacionado: ¿Qué tan importantes son los gustos musicales al encontrar el amor?

Linn y Chad
Revolver, Melbourne, Australia

¿Cómo conociste a Chad, Linn?

Linn: Nos conocimos en Revs (Revolver). Era mediodía un domingo, siempre un buen momento para ir. Terminé el trabajo y fui directo ahí con mis amigos de la oficina como a las 4 AM. Mientras tanto, Chad había venido a recoger a su amigo Mitch, pero Mitch lo obligó a quedarse para un último baile.

¿Cómo es Sunday Revs?

No se me ocurre realmente cómo describir Sunday Revs, es muy especial. Todos son muy intensos las muchas (muchas) horas o días antes y todos se vuelven mejores amigos con la música más profunda.

¿Y cómo iniciaron todo Chad y tú?

Bueno, de hecho un enorme chico británico se puso muy molesto y me gritó porque derramé mi bebida sobre él. Me puse muy nerviosa así que salí al área de fumar y busqué a alguien para hablar de ello. Chad y Mitch estaban sentados en el piso y dije "¿QUIEREN ESCUCHAR LO QUE ME ACABA DE PASAR?" Y asintieron y les expliqué la historia. Mitch se distrajo un poco y Chad me miraba escuchando intensamente y terminé contándole la historia sólo a él. Tuve que disculparme con él después y agradecerle por escucharme. Después de eso bailamos un poco. Chad debía ir a una cena familiar pero en lugar de eso terminamos en Lucky Coq comiendo pizza barata después de Revs. Chad pagó mi pizza y me compró un vaso de vino y se saltó su cena familiar.

¿Cómo se juntaron después de eso y cuando llevan juntos?

Hablábamos muchísimo en Facebook y después nuestra siguiente cita fue en un club diferente, Killing Time. Después de eso volvimos a Revs. Hemos estado juntos por tres años y hemos ido a Revs muchas veces desde entonces y conocido a muchos de nuestros mejores amigos ahí.

Parece que aman la pista de baile. ¿Dirías que es una parte significativa del amor que se tienen?

Seguro, Chad y yo tenemos un gran amor por la pista de baile y no somos una pareja que se quede en casa en el sofá un sábado por la noche. Siempre salimos a bailar, casi siempre juntos.

Eso es hermoso.

Tara y Andy
Hell, Melbourne, Australia

Tara, ¿Cómo se conocieron tú y Andy?

Tara: Nos conocimos en la fila de un club de striptease.

¿Qué hacías en un club de striptease?

Ambos fuimos ahí porque un chico estaba caminando de un lado a otro de la calle Elizabeth dando pases gratis así que decidimos ir. Había unos alemanes en la línea detrás de mí así que estaba tratando de hablar alemán con él. Andy pensó que estaba tratando de convencerlo en alemán de que yo era una stripper. Fuimos dentro del club juntos y le dije que no lo era. Miramos un poco y entonces decidimos ir a Hell (el club) juntos.

¿Cómo es Hell?

Fue muy cool. Tuvimos un gran baile juntos y enganchamos en la pista de baile. Fue uno de los primeros lugares a los que salí y fue un lugar con montones de luces, máquinas de humo y una piscina de pelotas.

¿Una piscina de pelotas? Que cool. ¿Se metieron? ¿Qué pasó después de ello, cómo decidieron comenzar a salir?

No recuerdo si nos metimos. Todo lo que recuerdo es que estaba bailando y los dardos humeantes en el callejón. Mencioné que deberíamos ir a cenar después. De verdad quería verlo de nuevo y también él. Le dije que no podía venir a casa conmigo porque tenía trabajo al día siguiente, lo cual apestaba. Fui al trabajo al siguiente día y le dije a una de las chicas que había conseguido novio la noche anterior. Ella dijo que ella obtenía un montón de novios cada que salía y yo le dije ¡pues ya verás! Accidentalmente le di un número equivocado y resulta que estuvo texteando a la persona equivocada por un rato. Pero finalmente nos volvimos a cruzar cuando fui por café con mi amiga Eleanor y un chico con el que ella estaba saliendo y por casualidad Andy también fue. Tuve que convencerlo de que no lo planee. Después de ello, todos salimos. Hemos estado juntos por unos 18 meses.

Relacionado: Así brotó el amor y erotismo en la fiesta de San Valentín de Ben Klock

Steph y Beau
Beaver Bar, Banff, Canadá

¿Cómo conociste a tu compañero de baile Steph?

Steph: Bueno, lo vi la primera vez en el pueblo y siempre lo veía sosteniendo el micrófono en el karaoke antes de todo. Esas fueron las más flojas sesiones de karaoke que podrías presenciar. La gente se pone bien en esa pista de baile. Así que siempre lo conocí como el chico divertido del karaoke.

Suena como que tuviste que conocerlo. ¿Cómo se presentaron? ¿Te le acercaste por su talento musical?

No estoy segura si lo llamaría talento musical, pero definitivamente sabía satisfacer a la gente con el micrófono. De hecho era mi cumpleaños y decidimos celebrar en Beaver Bar. Las noches de sábado son siempre intensas con canciones clásicas que te invitan a cantar; recuerdo especialmente "Unwritten" de Natasha Bedingfield sonando esa noche. Se suscitó una pelea en un escenario y como que nos encontramos envueltos en ella tratando de calmar las cosas. Podía darme cuenta que se sentía mal por mi porque era mi cumpleaños y la vibra como que se había jodido después de eso. Así fue como comenzamos a hablar; él seguía preguntando si estaba bien.

¿Fue ahí cuando se juntaron?

Nada pasó esa noche pero tuve la oportunidad de volverlo a ver de nuevo. Unas noches después, mi amigo del trabajo rentó uno de los clubes en Baniff llamado Sasquatch y dio una enorme fiesta. Ahí es donde bailamos como se debe por primera vez. Las cosas se pusieron muy raras esa noche y recuerdo haber tenido una conversación con él sobre lo que pasó en mi cumpleaños y haber salido a fumar con él. Desde ese punto en la noche, todo es muy borroso pero se que desde ahí todo escaló.

¿Regresan regularmente a bailar ahí?

¡Lo hacemos todo el tiempo! Beaver Bar es como una casa fuera de casa. Cada que vas ahí sabes que estarás rodeado de rostros familiares en la pista de baile.

Relacionado: Ser la novia del DJ no apesta, ¡es lo mejor!

Alex y Claire
Trouw, Berghain, Panorama Bar, Salon Zur Wilden Renate

¿Cómo se conocieron tú y Claire?

Alex: Claire es de Holanda. De hecho conocí primero a su prima en Trouw en Ámsterdam, juro que es uno de los mejores clubes en el mundo. Su prima y yo tuvimos una noche fuerte, entonces por coincidencia la encontré en una fiesta de Dixon y Ame en Melbourne unos meses después. Ella se tuvo que ir así que le prometí que volvería y la vería de nuevo, en el otro lado del mundo.

Eso es muy tierno, ¿Qué fue lo que te hizo viajar todo ese tramo al otro lado del mundo a verla?

No lo sé, era increíble y sonriente y muy dulce… e inteligente. Realmente me motivó. Salimos de fiesta en Los Ángeles, Berlín, Madrid, Nueva York y Ámsterdam. Fuimos a Salon Zur Wilden Renate y Panorama Bar en Berlín y ahí es donde le pide que estuviera conmigo. Nos dijimos que nos amábamos en Berghain.

Wow, se confesaron su amor en la meca del techno ¿Cómo se sentía estar viajando a los mejores clubes del mundo juntos?

Era algo irreal. Era como como probar lo mejor de cada cultura club, experimentando otras culturas de música electrónica en todo el mundo. Fue casi una experiencia etnográfica.

Sam está en Twitter.