Italia

Fotos de la Italia de los 90 para entender lo poco que ha cambiado

Con sus 366 imágenes, Italy & Italy recoge VIPS desconocidos, largas noches en discotecas de Rimini y vida playera.

por Vincenzo Ligresti
03 Enero 2017, 5:00am

Admito que debo hacer muchos esfuerzos para recordar todo lo que precede al año 2.000.  

Probablemente porque antes de aquella fecha mi edad no superaba la soledad de una cifra, y mi formación corría íntegramente a cargo de la televisión comercial imperialista. Mi infancia es, pues, el motivo por el cual la visión de la foto superior con Paolo Brosio –un famoso conductor televisivo adicto a las drogas, el alcohol y el desfase hasta que descubrió la fe cristiana– antes de su conversión no puede más que llenarme de orgullo nacional. 

Esta y otras imágenes pueden verse en un libro fotográfico que intenta rastrear algunas sobras de  memoria histórica en los meandros de nuestras mentes ligeramente atrofiadas por Internet. Se trata de  Italia & Italia, editado por Cesura Publish, un libro que recoge 366 fotografías realizadas tras el fin de los años 80 y los primeros 2.000 por Pasquale Bove, un fotoperiodista que conoce al dedillo la ciudad de Rimini. 

Para entender por qué un libro que pretende abarcar la Italia pre-nuevo milenio contiene solo fotos tomadas en Rimini, tiene un título así de escueto y mete en el mismo saco festivales patrios, VIPS con querencia a la neolengua y resultados de redadas, me he puesto en contacto con el editor del libro Luca Santese, fotógrafo y fundador del colectivo Cesura.  

150 aniversario del primer establecimiento balneario de Rimini

Santese me cuenta que el colectivo había pensado trabajar sobre varias temáticas relacionadas con la Italia contemporánea. Para empezar de algún modo, se pusieron en contacto con Bove para poder seguirle en su trabajo. De este modo, podrían recrear la gloriosa "nighttlife de Rimini" desde todos los ángulos, desde sus aspectos más frívolos a aquellos rayanos en la delincuencia. 

Al final no fue exactamente así. "Nada más empezar nos dimos cuenta de que aquel aire mítico, los niveles de euforia y todo aquello que reside en el imaginario colectivo de los turistas e italianos con respecto a Rimini, ya no existía", explica Santese. "Por suerte, echando una ojeada al archivo fotográfico de Bove, me di cuenta de que el espíritu que me esperaba encontrar estaba condensado perfectamente en fotos menos recientes". 

Como ya había hecho con un proyecto precedente, Santese decidió, por tanto, abandonar su función de fotógrafo y asumir el rol de editor. Fue así como asumió la tarea, a la que se ha dedicado durante meses, de revisar más de 200.000 fotografías de archivo, para acabar dándose cuenta de que el Rimini de finales de los años 80 e inicios de los 90 era la ciudad perfecta para representar no solo la Rimini de nuestro imaginario colectivo, sino la idea compleja de una Italia cambiante. 

"Esto es porque la ciudad se transformaba en una suerte de villa turística a gran escala, en la cual se manifestaba un microuniverso" continúa Santese, "que en aquella época tenía el poder simbólico de representar el macrouniverso del arquetipo italiano". 

Por otra parte, los famosos a los que veíamos en la tele también pasaban por allí, los chicos que aterrizaban en locales como Piramide o Cocoricò son indicativos de una generación, y la sangre y los funerales de Federico Fellini en el 93 fueron una cuestión nacional. 

Más allá de las fotos, la rápida mutación de la cual habla Santese se halla incluso en el título del libro. 

Hamburguesa, pizzas, espagueti: el primer fast food italiano

"Italy & Italy no era más que el cartel del primer fast food italiano, nacido en Rimini y que pronto llegó a las grandes ciudades como Milán, Roma o Florencia", explica Santese. "Dado el éxito de la cadena, la adquirió McDonald's unos años después –y todavía hoy, donde estuvo en su día Italy & Italy, se puede encontrar un McDonald's". 

Una adquisición que ilustra como el concepto de italianidad ha cambiado al tiempo que lo ha hecho la geografía de la ciudad. "A partir de la foto que muestra a un grupo de personas comer en Italy & Italy, todas las imágenes parecen mostrar un tiempo cronológicamente muy lejano", subraya Santese. "En realidad se tomaron hace unos años –cosa que evidencia como el tránsito a los 2.000 nos ha llevado gradualmente a homologar nuestro modo de vida, en lugar de remarcar la peculiaridad". 

Sigue a Vincenzo en Twitter. Desliza hacia abajo para ver otras fotos.