Diez preguntas que siempre has querido hacer a una persona fea
diez preguntas

Diez preguntas que siempre has querido hacer a una persona fea

“Ser consciente de mi deterioro físico por la edad no me afecta tanto como a otros, porque a fin de cuentas nunca he tenido buen aspecto”.
10.1.17

Este artículo se publicó originalmente en VICE Alemania.

"Puedes llamarme feo", apunta Del Keens al darse cuenta de que me estoy esforzando por encontrar una forma educada de describir su aspecto físico sin resultar ofensiva… "Interesante", "diferente", "poco convencional"…

"Soy como soy", dice Del con toda naturalidad. "Y exploto mi físico como lo haría Heidi Klum". Del tiene 45 años y trabaja como supermodelo de feos —ha colaborado con marcas como Diesel y Calvin Klein, entre otras—. Lo descubrió un fotógrafo hace poco más de veinte años, cuando Del trabajaba como mensajero en Londres. Poco después, nuestro protagonista firmó un contrato con UGLY Models, una agencia especializada en caras llamativas.

Publicidad

En 2006, Del se trasladó a Berlín, donde prosiguió con su trayectoria como modelo participando en un anuncio para Sixt. En la campaña, Del aparecía posando con un bañador dorado frente a un coche. El anuncio contenía el siguiente mensaje: "Algo ha fallado con el modelo, pero al menos el precio de alquiler del coche sí es atractivo". En 2012, Del fundó su propia agencia, Misfit Models, para aquellas personas que no encajan en los cánones de belleza tradicionales. Hasta ahora, la agencia cuenta con 600 modelos.

No cabe duda de que la belleza interior es mucho más importante que tener una cinturilla de avispa o el pelo sedoso. Sin embargo, vivimos en una cultura en la que se fomentan los juicios de valor basados en el aspecto físico. Charlé con Del sobre cómo es la vida para una persona que no disfruta del "privilegio" de tener una belleza ni siquiera convencional.

Todas las fotos de Del son cortesía de Misfit Models

VICE: ¿Crees que lo tienes más difícil que otros a la hora de salir con alguien?
Del Kenes: Ahora mismo estoy soltero, pero he tenido unas cuantas novias. Era más difícil de joven. Los adolescentes son crueles y superficiales. Lo bueno es que mi aspecto físico me sirve de filtro para alejar a los idiotas. Así me puedo centrar en conocer a gente interesante, en lugar de tener que valorarla por su físico. De chaval solía juntarme con los típicos marginados que iban en BMX y fumaban en la parte de atrás del colegio. Aunque debo decir que yo nunca he fumado.

¿Usas Tinder? Si es así, ¿cómo te funciona?
No me fue mal cuando lo usé. Tuve unos cuantos matches y un par de citas. Mucha gente me preguntaba si de verdad ese era mi aspecto físico o me aceptaron porque mi cara les resultaba familiar y sentían curiosidad. Pero bueno, en esos casos la conversación no llegaba muy lejos.

Publicidad

¿Alguna vez te han dicho a la cara que eres feo?
Claro, y cosas mucho peores. Vengo de una familia humilde. Mi padre era camionero y mi madre, ama de casa, y vivíamos en una zona bastante pobre del sur de Londres en la que había muchos de los típicos adolescentes abusones. Si alguien me dice que soy feo, le contesto que no me está contando nada que no sepa. Por lo general no me molesta que usen esa palabra. Más bien depende del contexto. Si me lo dicen en la intimidad, me siento herido, pero no tengo problema con que se me etiquete como un "modelo feo". Tengo un aspecto extraño, y los clientes me buscan porque la gente se queda con mi cara.

¿Crees que tu vida sería más fácil si fueras más agraciado físicamente?
Sería más aburrida, eso seguro. Hace poco volví al barrio de mi infancia y me reencontré con algunos antiguos compañeros de clase. Muchos de ellos no habían salido nunca de aquel entorno y tenían trabajos aburridos con horarios normales. Incluso aunque no hubiera sido modelo, mi vida sería mucho más interesante que la suya. Mi físico me ha obligado a currármelo más. Tienes que esforzarte por ser gracioso o desarrollar algún talento. Muchas veces las personas con una belleza convencional son aburridas porque nunca han tenido que luchar por nada.

¿Alguna vez has odiado a la gente guapa por tenerlo todo más fácil en la vida?
Solo lo tienen más fácil en aspectos superficiales. El cómo te desenvuelves por la vida tiene más que ver con la seguridad en ti mismo que con el físico. Yo siempre he tenido confianza en mis posibilidades y nunca me he avergonzado de mi aspecto. Incluso de adolescente tenía menos problemas que otros niños porque desde pequeño aprendí a afianzar mi autoestima basándome en aspectos que no fueran el físico.

Publicidad

¿Te das la vuelta para echar otro vistazo a una mujer guapa cuando te cruzas con ella por la calle?
Como agente de modelos, suelo estar pendiente de cualquier cara que transmita carácter y pueda encajar con el perfil de Misfit Models. Las encuentro más interesantes. Desgraciadamente, lo de abordar a una posible modelo por la calle no da muy buenos resultados, para empezar porque mi alemán es bastante pobre. Además, muchas mujeres no se creen que tengo una agencia de modelos y se creen que lo que quiero es su número de teléfono.

¿Saldrías con alguien que tampoco tuviera una belleza convencional?
Cuando veo a una mujer de aspecto perfecto y muy arreglada, siempre me pregunto cuánto tiempo se habrá pasado preparándose en el baño. En cualquier caso, soy muy sensible a la belleza. Me gusta ver una cara o una figura bonitas. Muchas de mis parejas no tenían una belleza convencional, pero eran relativamente guapas.

¿Qué crees que es más complicado, ser una mujer fea o un hombre feo?
Creo que las mujeres lo tienen más difícil. En esta sociedad se sigue juzgando más duramente a las mujeres por su aspecto, su ropa o el peinado que llevan. A veces son incluso las propias mujeres las que juzgan con más crueldad a otras mujeres. Pero bueno, no es el fin del mundo. Lo que piensen los demás me la trae al pairo.

¿La gente fea también puede ser vanidosa?
Yo no lo soy, en absoluto. Me da igual que mis vaqueros tengan agujeros o alguna que otra mancha. Mi único alarde estético es el tupé de Elvis que suelo lucir. Además, como cualquier otro modelo, estoy cansado de hablar todo el tiempo de mi aspecto y mi trabajo. Muchas veces, cuando alguien me pregunta a qué me dedico, le digo que a los servicios de limpieza. Así podemos seguir hablando de cosas más interesantes.

¿Hay momentos en los que te encanta ser feo?
Ser consciente de mi deterioro físico por la edad no me afecta tanto como a otros, porque a fin de cuentas, nunca he tenido buen aspecto. Yo creo que vivo aventuras mucho más interesantes siendo feo, porque tampoco tengo que preocuparme por qué aspecto tendré al día siguiente. Y lo mismo pasa si alguien me pega un puñetazo en un bar.

Traducción por Mario Abad.