FYI.

This story is over 5 years old.

arte

Artista subasta un frasco de aire fresco por $860 Dólares

El oxígeno en China es famoso por sus deplorables condiciones, esto le asigna un nuevo valor al aire fresco y limpio.
10.4.14

El artista Liang Kegang vendió lo que parece ser el frasco más caro del mundo por $860 dólares en una subasta realizada el mes pasado. El frasco por sí mismo era simple, pero sus contenidos —dulce, dulce aire del sur de Francia— son invaluables en un país con aire tan tóxico que la World Health Organization's International Agency for Research on Cancer clasificó al aire de China como “cancerígeno para humanos” el otoño pasado. Frente a un grupo de cerca de 100 artistas y coleccionistas chinos, Kegang vendió el frasco de aire puro por 5,250 yuanes, fue en parte un chiste, parte performance, pero fundamentalmente una clara plegaria para la calidad del aire en China, que se encuentra en un estado extremadamente grave. “El aire debería ser el elemento esencial menos valorado, gratis para respirar para cualquier vagabundo o pordiosero”, declaró Liang. “Esta es mi manera de cuestionar el asqueroso aire de China y expresar mi insatisfacción”. La subasta de oxígeno de Kegang es uno de varios proyectos de arte conceptual que se han enfocado en llamar la atención sobre el esmog en China. En febrero pasado un grupo de 20 artistas de Beijing usó máscaras contra polvo y se hicieron los muertos frente a un altar en el parque Temple of Heaven, y en marzo un colectivo distinto de artistas organizó un funeral de mentira en Changsha por la muerte de uno de los supuestos últimos ciudadanos, al morir por el aire. Un artista llamado Li Yongzheng compró el frasco, señalando, “Siempre he apreciado el arte conceptual de Kegang, y esta pieza es muy oportuna. El año pasado, fuera en Beijing, Chengdu, o la mayoría de ciudades de China, la contaminación del aire ha sido un grave problema. Esta pieza realmente es perfecta para la ocasión”. En una aproximación menos conceptual y más pragmática a erradicar la contaminación del aire en China, checa nuestra cobertura del plan por el Studio Roosegaarde para transformar esmog en joyería. Definitivamente pagaríamos $860 dólares por eso.

Publicidad

Relacionados:

La crisis de África en una surreal serie fotográfica

Estos nidos impresos en 3D protegen el medio ambiente con estilo

Anuncios luminosos son intervenidos en la semana de la moda