FYI.

This story is over 5 years old.

Pan de muerto (sin muerto)

Los Loosers dicen que la versión de pan de muerto "sin muerto" (sin productos de origen animal) es deliciosa. Y tienen razón.

"Toda la vida nos han dicho que un pan de muerto no sale bien sin huevo, que la levadura no se activa bien sin leche, que un pan sin mantequilla no sabe bien. No es cierto. Un pan puede ser exquisito de distintas formas. Este no es un "pan vegano", es sólo un pan, muy sabroso, una versión diferente del pan de muerto mexicano".

Porciones: 1

Preparación: 20 minutos

Total: 1 hora

Ingredientes

para el pan de muerto:

Publicidad

450 gramos de harina integral orgánica

60 gramos de masa madre (pre-fermento hecho a base de manzanas, agua y harina)

200 ml. de agua purificada a temperatura ambiente.

80 gramos de azúcar de caña pura y orgánica

25 gramos de aceite de coco orgánico

harina suelta para amasar

azúcar mascabado para cubrir el pan

3 cucharaditas de miel de agave

Direcciones

1. En un tazón coloca el harina y haz un hueco en el centro. Añade agua, azúcar, la masa madre y el aceite de coco. Mezcla los ingredientes con una mano (no quieres ensuciarte ambas aún) en forma envolvente durante varios minutos hasta que se cree una masa uniforme y elástica.

2. Tapa el tazón con un paño y deja que la masa repose en un lugar tibio durante una hora o hasta que la masa doble su tamaño.

3. Cuando la masa haya duplicado su tamaño, divide la masa en porciones de 200 gramos y bolea cada porción para que tome forma circular, procurando que la masa del exterior quede bien lisa, sin grumos ni burbujas.

4. Aparta dos porciones de 20 gramos cada una para hacer las "lágrimas" o "huesitos" que van encima de cada pan, y una porción de 5 gramos para la cabeza (la bolita que se colocará hasta arriba).

5. Con la palma de la mano y sobre una superficie plana, estira las porciones de 20 gramos hasta que se forme un cilindro largo, delgado y uniforme. Después utilizar los dedos índice, medio y anular para conseguir los huesitos, haciendo hendiduras en la masa, cuidando de no romperla.

Publicidad

6. Colocar las dos tiras de huesitos cruzadas sobre el pan. En medio y encima colocar la cabecita, bien redondita.

7. Coloca el pan sobre una charola engrasada o con papel siliconado. Tápalo con un paño y déjalo reposar para que la levadura haga su efecto y el pan triplique su tamaño.

8. Hornea el a 165 ºC por 18 minutos.

9. Cuando el pan salga del horno esponjadito y con un hermoso color dorado, barnízalo con miel de agave y espolvorea un poco de azúcar encima (no demasiada, no hay que exagerar). Listo, ya puedes comerlo. Tibio es más rico.

De How To: Pan de muerto vegano con Los Loosers