Canciones NSFW para una cena romántica (y lo que le siga)

FYI.

This story is over 5 years old.

Canciones NSFW para una cena romántica (y lo que le siga)

Enfoquémonos en lo importante: cena romántica exitosa. Ya pasamos del restaurante a la casa y, para que la cosa siga bien, necesitamos buena música.

Enfoquémonos en lo importante: cena romántica exitosa. Ya pasamos del restaurante a la casa y, para que la cosa siga bien, necesitamos buena música.

El arco que va desde el llamado a una cita, el cortejo perfumado y los primeros besos, hasta el full on debajo de las sábanas… los picos y valles, el clímax y sí, música para caer rendidos. He cuidado todos los detalles de este playlist, incluso las canciones que suavizarán las agridulces despedidas. A darle play… y a darle…

Publicidad

Dado que este es un playlist inspirado en los retratos en boudoir y la seducción cinemática, lo recomendado es acompañarla de comida ligera para estar a punto de turrón, y no sentir la panza abultada: aperitivos a base de paté, panecillos y aceitunas; vino o espumosos, y un helado cremoso. El plato fuerte, sin duda, no está en la gastronomía.

Cuidado de escuchar esta selección en horas de oficina, no queremos situaciones horny en un ámbito godínez, ¿o sí?

Drake — Hotline Bling

Esto puede comenzar con una furtiva llamada (o match en Tinder, Grindr, etc) con un mutuo acuerdo para darse amor. En los minutos siguientes a la llamada, la cautela en los ritmos trap, y la implorante voz de Drake ayudarán a que este llamado para apagar fuegos encienda la maquinaria y eche a andar la líbido.

The Herbaliser — The Sensual Woman

Ellas: esta canción de trip-hop con alientos serpenteanes y humeantes pondrán las cosas a punto de turrón. Perfecta para escoger lencería, perfumar el cuerpo e imaginar la cantidad de placeres que estarás pronta a experimentar.

The Cinematic Orchestra — Channel 1 Suite

Sea manejando rumbo al punto de encuentro, o mientras se encienden velas y se prepara algún coctel afrodisíaco, los casi 6 minutos de este jazz electrónico son magníficos para desaletargar las feromonas.

Justin Timberlake — Suit & Tie feat. Jay Z

Ellos: corbata, traje o lo que sea que te ponga en plan galante. Hay que peinarse, echarse loción y lavarse los dientes. Con una canción así, hasta te darán ganas de comprar flores en el trayecto.

Publicidad

Henry Mancini — Lujon

El encuentro en la onda Mad Men… (aunque esta realmente la usaron en The Big Lebowski). Ella espera fumando felinamente en un boudoir. Él toca el timbre (o lo tocará). Los aires del cortejo aún están tensos, y una pieza como esta ayuda a exaltar los sentidos y settear el ánimo romántico.

Arthur H & Feist — La chanson de Satie

Y comienza el tango de medianoche. Una danza de voluntades, donde aún existe cierto recato y algunas dudas que impiden dejarse ir por completo. Pero el francés es el lenguaje universal del amor. Y en un dúo con el gainsbourgeano Arthur H, y la delicada Feist, ¿quién puede resistir a este embrujo romántico?

Lana del Rey — Blue Jeans

Y con el primer trago de alcohol llegan las confesiones y las miradas ardientes. Lana del Rey tiene ese algo entre Lolita y damsel-in-distress, donde dan ganas de irle a echar una mano, para sacarla de su penar.

Chris Isaak — Wicked Game

Este encuentro puede tener fundamentos ilícitos, situaciones prohibidas que lo convierten en un catalizador de culpas (y deseos desatados).

La Mala Rodríguez — Tengo lo que tú quieres

Pero alguien tiene que romper el hielo y mover la primera ficha adelante en el tablero. ¿Qué tal un striptease al estilo del que hiciera Paz Vega en Lucía y el Sexo, al golpe de La Mala Rodríguez?

Smoke City — Underwater Love

El erotismo es acuático… Y ¿qué tal este bossa con trip-hop para bajar a bucear en busca de perlas?

Publicidad

Fun Lovin' Criminals — Love Unlimited

Barry White, todopoderoso. Las generaciones nacidas en los '70 y '80 le deben –textualmente– la vida. Sin él no estaríamos aquí. Barry White ha reconciliado parejas. Imitar su corpulenta voz, y recitar cualquier frase al oído del amante, derrite cualquier glaciar. Barry White debe ser tu consejero para llevar el tempo del vaivén sexual a fuego lento. Cual Obi-Wan en la mente de Luke Skywalker cuando va a entrar a la estrella de la muerte: él es tu voz interior: "Usa la fuerza, Luke". Él será tu profeta, y te salvará la vida si lo invocas.

London Grammar — Hey Now (Zero 7 Remix)

Y si todas las canciones arriba incluídas tienen efecto, podremos entrar en las puertas del éxtasis. Y así como Barry White ayudará a los caballeros, no está mal si las damas suben el matiz de sus bramidos, inspiradas en Hannah Reid, la vocalista de London Grammar. (Y ellos pueden pensar en Hannah: también ayudará).

The xx — Intro

Si llegaste a este punto, ya no querrás muchas interrupciones melódicas, sino simplemente música instrumental para dar juego al lenguaje del amor, las caricias y dejar que sea el sentido del tacto el que predomine. La música sólo servirá para seguir –como un vapor en el aire– impregnando la habitación.

Four Tet — Love Cry

Y necesitas piezas prolongadas que no te cambien el estado de ánimo cada 3 minutos: eso suele ser un turnoff, más si dejas tu reproductor de música en shuffle… Aquí una pieza con beat más insistente que la de The xx. El crescendo que comienza hacia el 4:20 (qué coincidencia), viene acompañado de una voz femenina, vibrante y robótica que invita también al uso de algunos amigos eléctricos.

Publicidad

Goldfrapp — Hairy Trees

Si existiera una lista de canciones que engloben la epítome de lo erógeno, definitivamente esta tendría que rankear alto. La voz de ensueño de Alison Goldfrapp, los arreglos electrónicos como de sinapsis psicodélicas, las cuerdas soft-porn setenteras, reminiscentes del soundtrack de Emmanuel de Francis Lai, y los bajos zumbantes y profundos. Esta canción tiene mucho de las reacciones mentales y físicas que existen antes y después de un orgasmo.

Iron& Wine — Naked as We Came

¿Qué más que la traducción literal del título? Es la hora del frío, los abrazos, las siestas… de ir al baño, al refri. De ordenar un poco el tiradero generado en las últimas horas. Bienvenidos de vuelta a planeta Tierra.

Pink Martini & The von Trapps — Dream a Little Dream of Me

Y con el "Claro de Luna", también se despide la noche… No hay necesidad de hacer un walk of shame: mejor optemos por "su lechita y a dormir", y este besito con mordidita antes de decir adiós, o buenas noches: ojalá que sueñes conmigo.